Inflación, bancos centrales y políticas fiscales: claves de un agosto de volatilidad limitada
  1. Mercados
  2. Visión Alternativa
Ángel Blanco

Visión Alternativa

Por

Inflación, bancos centrales y políticas fiscales: claves de un agosto de volatilidad limitada

A los datos hay que unir las declaraciones de diferentes miembros de la Fed sobre objetivos futuros. El Presidente de la Fed de Chicago, habla de objetivos del 2,1% para el 2022

placeholder Foto: La bolsa española. (EFE)
La bolsa española. (EFE)

Inflación, Bancos Centrales y políticas fiscales, en esta ocasión ligadas a la "semana de la infraestructura", han sido las claves estas últimas sesiones donde el mercado, pese al periodo estival, ha conocido información relevante que le da bases suficientes y estables hasta la muy esperada reunión de la FED en septiembre y la próxima cumbre de Jackson Hole. El crecimiento cumple las expectativas, incluso las mejora ligeramente en varias regiones, y la inflación se sigue considerando transitoria, favoreciendo la recuperación de mercado de estas últimas semanas.

Yendo punto a punto, debemos empezar por la inflación, que ha sido un conductor principal desde el segundo trimestre del año, siendo importante destacar como los datos cumplen con las expectativas, sin repuntes exagerados y con la idea de un retroceso en los próximos meses a medida que se reflejen los descensos en los precios de la materias primas ante recortes de producción en china. En este sentido destacar el descenso del 6% del precio del cobre o los niveles de mínimos de julio a los que cotiza el petróleo. Los datos de EEUU muestran que los precios pagados por los consumidores durante el pasado mes, lo hicieron de forma mas moderada. Concretamente el IPC aumento en un 0.5% desde junio, con una tasa anualizada del 5.4%.

A los datos debemos unir las declaraciones de diferentes miembros de la FED respecto a objetivos futuros, así Evans, Presidente de la Fed de Chicago, habla de objetivos del 2,1% para el 2022, lo que nos lleva a entender la visión de transitoriedad que se le da en estos momentos. Sin embargo, el riesgo real, imposible de contener en unos números basados en una evolución estable de la economía, sigue estando en una ruptura de la confianza y el consecuente movimiento en bonos y, por otro lado, en un importante riesgo de inflación por el exceso de déficit y deuda en los países. Seguimos, lógicamente, muy basados en un escenario en el que la reducción de precios ligados a la evolución tecnológica, parece seguir liderando, pero no debemos olvidar que los riegos de inflación estructural también existen y que los tipos de mercado siguen intervenidos, por las mejores razones, pero intervenidos. En Japón, la inflación si se disparo en junio ante el incremento de los costes de producción.

Foto: La bolsa española. (EFE) Opinión

Desde el lado de Bancos Centrales, debemos mencionar tanto la declaraciones de Evans, al que hacía referencia antes, como las del Presidente de la FED de Atlanta. En el primer caso, Evans habló de la necesidad de aun ver algunos informes de empleos antes de iniciar un proceso de tapering gradual, haciendo también referencia a que una desviación de meses no influiría en el crecimiento al ser este sólido. Al hablar por otra parte de objetivos del 2,1% para el 2022, no queda claro si su posición de cara a septiembre, será la de mostrarse favorable a un incipiente inicio del proceso o no. Esta misma duda queda reflejada en otros miembros lo que sitúa la próxima reunión como uno de los principales eventos este año.

Po su lado, el presidente de la Fed de Atlanta, en una conferencia online el pasado lunes, se mostró más agresivo respecto a un inicio del proceso de retirada, al comentar que el objetivo de “progreso sustancial”, se podría alcanzar en el muy corto plazo, uno o dos meses, en un momento en el que el objetivo de inflación de la FED están cerca de cumplirse. Si se mostró muy cauto respecto a los tipos de interés oficiales, ya que considera que las subidas no deberían producirse hasta que el país hubiera terminado la crisis y la hubiera dejado muy atrás. Para finalizar tanto con inflación como con Bancos Centrales, destacar que la Fed de NY habla de expectativas de inflación a tres años situándolas en el 3.7%, la mayor lectura desde hace un año.

En relación a las políticas fiscales del gobierno americano, hay que recordar que hemos vivido la llamada “semana de la infraestructura”. Finalmente el proyecto de ley de infraestructuras por valor de 1,2trln de dólares, ha sido aprobado por el senado con un 70% de aprobación y, quizá lo más importante, con 20 senadores republicanos aprobando el mismo lo que hace que sea un proyecto bipartidista. La aprobación se dirigirá ahora a la cámara donde deberá ser ratificada. Sin duda, la noticia es muy positiva no solo por el poder llevarlo adelante e inyectar significativas cantidades de dinero productivo en la economía, sino también como muestra de consenso a la hora de tomar decisiones que suponene estabilizar crecimiento, rompiendo con las rupturas de la pasada legislatura.

Foto: Bolsa de Madrid. (EFE) Opinión

Por último me gustaría mencionar como China ha publicado un plan quinquenal con un objetivo de limitar las prácticas monopolísticas y de competencia desleal a través de una mayor regulación en diferentes campos y sectores de la economía. Destaca entre ellos el seguimiento a las plataformas financieras (banca y seguros), a los que se incrementará la regulación. Todo ellos se debe incluir en un proceso de apertura de China que, seguirá siendo excesivamente largo pero, que indudablemente se realizará si en algún momento quieren realmente, tras el fuerte crecimiento de décadas, estabilizar su posición en los mercados internacionales.

Las incertidumbres de junio y julio, han quedado olvidadas en un mercado de tires a la baja y bolsa al alza. La volatilidad que parecía llegar no ha llegado. Seguimos en un mundo de expectativas de tipos controlados y crecimiento estable. Veremos si llegamos al tapering en septiembre o aun queda tiempo, de u a forma o de otra esperemos que la salida sea ordenada.

Inflación Reserva Federal Bancos centrales Petróleo UNIR IPC
El redactor recomienda