La reinvención del Salón de Barcelona

Esta semana abre sus puertas al público Automobile Barcelona, un salón del automóvil que para esta ocasión se reinventa y toma la senda del futuro, la

Foto: El Salón de Barcelona se renueva a partir de este año mirando al futuro.
El Salón de Barcelona se renueva a partir de este año mirando al futuro.

Esta semana abre sus puertas al público el Automobile Barcelona, un salón del automóvil que para esta ocasión se reinventa y toma la senda del futuro, la del coche conectado, eléctrico y compartido. Una muestra importante por esta nueva tendencia más futurista que va a contar con un fuerte apoyo institucional por parte del Gobierno de España.

La industria española del automóvil es muy fuerte, la segunda en Europa, y sigue creciendo año tras año. Pero ahora se enfrenta a nuevos retos, que van a hacer que todo el entorno del automóvil tal y como lo entendíamos hasta ahora cambie radicalmente. Y la apuesta que ha hecho el salón de Barcelona, con la inclusión de la feria Connected Hub que trabaja en estas nuevas tendencias en el automóvil es un ejemplo a seguir.

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones (ANFAC), ha destacado el apoyo del Gobierno al sector del automóvil en el marco del Automobile Barcelona, que estará presidido por el presidente Mariano Rajoy y que contará con la participación activa de varios ministros.

Para España, ela industria del automóvil es vital, porque supone el 10% del PIB. Cualquier tipo de apoyo a este sector es muy positivo. La reforma laboral y la puesta en marcha de nuevas infraestructuras para el transporte son algunos pasos importantes hacia la mejora de la competitividad. Y esa es la clave para seguir creciendo y poder superar los tres millones de coches fabricados en España a final de 2017, si las previsiones se cumplen.

Rajoy ya ha visitado en anteriores ocasiones el Salón de Barcelona. (EFE)
Rajoy ya ha visitado en anteriores ocasiones el Salón de Barcelona. (EFE)

La importancia de este sector para la economía española se centra en que de los tres millones de coches más del 80% van a ser exportados a diferentes países europeos, africanos, Estados Unidos e incluso a Japón. Por eso no es de extrañar que Mariano Rajoy vaya a presidir este Salón de Barcelona, o que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, inauguren el Connected Hub. Además, Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, presentará una ponencia el 12 de mayo y Luis de Guindos, ministro de Economía, tiene previsto visitar el salón el próximo día 16.

Por ello, Armero destaca que esta participación institucional evidencia el alto interés del Gobierno por un sector que sigue dando buenas noticias y que tiene grandes retos por delante. Y ha explicado que el sector del automóvil está experimentando una fase de cambios en conectividad, digitalización y en el modelo de industria, entre otros. Armero ha valorado positivamente el anuncio en el Congreso de la primera Agenda de Automoción, cuyo lanzamiento coincide con esta feria del automóvil y que perseguirá dinamizar el mercado y luchar contra el envejecimiento del parque.

Pero ojo, hasta aquí todo está muy bien, pero lo importante son los nuevos pasos que se vayan dando hacia el futuro. Y tienen que ser pasos concretos y muy firmes, mucho más allá de las meras intenciones. No cabe duda que hay un apoyo institucional claro hacia el sector industrial más importante en España, pero 'una cosa es predicar y otra es dar trigo'.

Enrique Lacalle, presidente del Automobile Barcelona. (EFE)
Enrique Lacalle, presidente del Automobile Barcelona. (EFE)

A la espera del Plan Movea

Se va a apoyar una agenda de la automoción para evitar el envejecimiento del parque y se va a apostar por crear nuevas infraestructuras, pero hay que concretar un poco más. El Plan Movea está guardado en un cajón desde el pasado mes de octubre y eso que solo son 16,6 millones de euros que ya tienen su partida presupuestaria, pero que todavía no está operativo. Esa inversión mísera, sobre todo si se compara con el milmillonario AVE o con el coste de los apoyos para la votación de los presupuestos, deben servir para fomentar el uso de todo tipo de energías renovables en el transporte.

Los 16,6 millones de euros son para apoyar las ventas de coches eléctricos, híbridos, híbridos enchufables, de gas natural comprimido, de gas licuado de petróleo y hasta los de hidrógeno. Y por si todo esto fuera poco, también son para motos y 'scooter' eléctricos y hasta para bicicletas de pedaleo asistido. Incluso tienen que llegar para apoyar la puesta en marcha de las infraestructuras. ¿Recuerdan el Plan E en el que una parte importante del presupuesto se gastó en los carteles en los que se contaban las inversiones que se iban a hacer?

El plan francés recién aprobado es 'parecido' al Movea, 50 millones de euros solo para poner en marcha nuevas infraestructuras para el coche eléctrico y además 6.000 euros por cada coche eléctrico que se compre que suben hasta 10.000 euros por vehículo si a cambio se entrega un diésel con más de 10 años. Y eso por no hablar de los 4.000 millones de dólares que ha puesto el gobierno norteamericano o los 1.000 millones de euros comprometidos por el alemán como empujón al coche eléctrico.

Con ello, las ventas de coches eléctricos seguirán subiendo en Francia, en Alemania y por supuesto en Noruega y en Holanda, pero en España seguirán hacia abajo. Un buen ejemplo son los datos del mes de abril, cuando se matricularon 390 vehículos eléctricos en España, lo que supuso una reducción de un 18% respecto a abril de 2016. Solo 390 unidades en un mercado de más de 100.000 vehículos, y eso pese a que cada día llegan nuevos modelos al mercado, como el Smart electric drive o el Hyundai Ioniq, entre otros.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios