El bello y las bestias
  1. Sociedad
  2. Feria de San Isidro
Juan José Cercadillo

Feria de San Isidro

Por

El bello y las bestias

Seis toros de Alcurrucén de entre 569 y 588 kilos Bien presentados, más altos y serios los tres últimos. En general descastados y violentos. Fríos de salida y reservones en la muleta

placeholder Foto:  El diestro Paco Ureña da un pase con la muleta al segundo de su lote, durante la corrida de la Feria de San Isidro. (EFE)
El diestro Paco Ureña da un pase con la muleta al segundo de su lote, durante la corrida de la Feria de San Isidro. (EFE)

Palacio de Vistalegre, 15 de mayo de 2021

3ª de la Feria de San Isidro

Menos de 3.000 espectadores el día de la festividad de San Isidro.

Seis toros de Alcurrucén de entre 569 y 588 kilos Bien presentados, más altos y serios los tres últimos. En general descastados y violentos. Fríos de salida y reservones en la muleta. La mayoría recibió un único puyazo, lo que acabó molestando a cierto sector del público. El lote de El Juli dio algo más de juego. El de Manzanares con peligro, muy incómodos. Muy deslucidos los de Ureña.

Bien en general los picadores que defendieron las arrancadas violentas y todos los tercios de los de Alcurrucen. Saludó Daniel Durante tras un gran tercio de banderillas.

Julian Lopez el Juli, de verde oliva y oro. Ovación y gran ovación tras perder los trofeos por la espada.

Jose María Manzanares de burdeos y azabache. Gran ovación tras petición de oreja y fuerte ovación

Foto: El diestro Ginés Marín, en su faena con capote al segundo de su lote. (EFE) Opinión
Vistalegre y vistagorda
Juan José Cercadillo

A vueltas que vengo con lo del lenguaje inclusivo para resumirme la tarde, que ya tardo, que ya tarda. El retraso con el título fue de “des-ovariarme” de mí mismo viéndome caer por el abismo del intento de corrección con el género y de mi retraso mental en la redacción de las combinaciones de bella y bello y bestia y bestio. Pensé por un buen rato -y rata de mí sin cerveza que la venden a diez euros- que casi todas las variaciones del mismo título me valdrían para el sumario que sumaría algo de gracia al crítico que hace esta crítica. La bella y la bestia daban pie, por ejemplo y por ejempla, a referirme al bellezón de minifalda y mantilla -no confundir con mantillo pese a estar en San Isidro patrón de los labradores- que se antepuso en la cola del bar del tendido 1. Se coló en la cola -dicho de forma desdoblada- con tremendo desparpajo, y pudo acabar de cualquier forma, pero aquí obvio, por razones obvias, el femenino. Ella era la bella y yo el “bestio” en este caso. Me quedé tan “pasmaroto”, que por ver a donde iba se me olvidó la cerveza en lo alto de la barra. Cuando volví ya no estaba la bella de mi cerveza y convencerle al muchacho me hubiera costado un toro. Y pedirle otra cerveza me hubiera costado otros diez euros. Mal asunto desde luego. Y sin bella y sin rubia tiré mascullando para mi asiento. Mirando a una y pensando en otra me alejé apenado de la barra y me hubiera tirado al barro de saber cómo se llama, pero cuando fui a acercarme apareció de repente el muy bestia de su novio. Bella ella con mantilla, bestia él por musculado, “bestio” yo por insensato. Pagué con sed la osadía.

Algo más suaves los de El Juli, realmente brutos los de Manzanares. Inservibles los de Ureña

Me quedé con lo de bestia pensando en el segundo toro y lo ratificó luego el cuarto. Muy brutos los toros de hoy. Con presencia, con hechuras pero ninguna dulzura a la hora de embestir. Parecía que lo hacían enfadados y a empujones. Daban como puñetazos con sus acapachadas cornamentas que presentaban a los toreros como si fueran las guardias de un peso más que pesado. Con esa actitud defensiva enfrentaron los seis toros las muletas, dispuestas y serenadas, de dos grandes del toreo y otro que pudiera serlo. Algo más suaves los de El Juli, realmente brutos los de Manzanares. Inservibles los de Ureña. Bestias los seis de Alcurrucen que no parecían dispuestos a entablar conexión con el arte por mucho que Juli estirara primero los brazos para alargar la embestida y luego estirara su cuerpo para mejorar el empaque. Esos mejores momentos con el lucero castaño parecían enfocar desde el primer toro la tarde y remontar la frialdad de, otra vez, demasiadas sillas verdes en la inmensidad de esta plaza. Pinchó Julian sus dos toros y se difuminó su mérito, pero está en tan buen momento que a poco que le ayude un toro, este “bestio” del toreo seguirá haciendo historia para ellas y para ellos.

Ureña anduvo sin suerte y sin poder convencer a sus toros de colaborar un poquito con ese temple tan innato, con esa altura de muleta tan arrastrada por el suelo, que tantos éxitos le ha dado.

Foto: El novillero Guillermo García. (EFE) Opinión
Vitorear a una madre
Juan José Cercadillo

Luego pensé en lo de bello fijándome en Manzanares. Pero no por el lado estético, sino recordando la historia que en esa serie de culto, y que me aprendí de memoria, contaba con arte y con gracia el irrepetible Juncal. Un verdadero personaje. Contaba a su mozo de espadas -con las pausas que le escribiera el gran Jaime de Armiñan y la gracia que le ponía Francisco Umbral a Juncal- cómo de joven matador le reprochaba a un maestro que llamó desde un burladero a un toro que se le arrancaba cruzado cuando él le esperaba en el mismo centro del ruedo. “Que yo también tengo pelos en los…” le espetaba. Volvió a arrancarse el toro y el final, no había otro, fue Juncal primero por los aires y luego por los suelos. Cornada de orgulloso, de retador, de torero. Cuando se le llevaban las cuadrillas en volandas a la enfermería le repitió al otro matador la misma frase. “Que yo también tengo…”

Ese es el bello que me daba pie al título. El de ese bello. El que seguro que tiene, perdón por la referencia bizarra, Manzanares en los huevos para conservar la calma, la postura y el aplomo delante de toros tan bestias como han sido estos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cerveza El Juli