Olvídense de Apple, el móvil que más pasiones desata es chino
  1. Tecnología
  2. Tribuna
Sergio Ferrer

Tribuna

Por

Olvídense de Apple, el móvil que más pasiones desata es chino

¿Qué estaría usted dispuesto a hacer por un móvil? ¿Y por una invitación para comprar un móvil? El método de limitar las ventas se ha convertido en una poderosa campaña de 'marketing' para One Plus

Foto:

First World Problems (problemas del primer mundo, en inglés), es un conocido meme de internet que ironiza con esos dramas de nuestro entorno de los que no nos preocuparíamos si viviéramos en otro país, como quedarnos sin batería o que Amazon tarde dos días en entregar un paquete. Nos pasa a todos, a mí el primero. Esta semana, sin embargo, he asistido a un acontecimiento que me ha hecho replantearme muchas cosas. Gracias a un simple móvil he disfrutado de todas las ventajas espirituales de un viaje a la India sin ninguno de sus inconvenientes físicos. Gratis, rápido y sin dar luego la brasa a amigos y conocidos durante un mes.

Todo comenzó cuando mi compañero Zigor Aldama publicó su análisis sobre el esperado OnePlus 2, el segundo móvil de una startup china que sólo puede comprarse mediante invitación. Zigor lo consideraba como "uno de los mejores teléfonos que se pueden adquirir en España y el que cuenta con mejor calidad-precio". Y al margen de sus especificaciones técnicas, es cierto que por 400 euros resulta una opción de lo más interesante.

Es difícil saber quién ha batido el récord esta semana: el que ha encontrado mi correo personal o el que nos ha ofrecido invitaciones de Forocoches

Pero como digo, el OnePlus 2 sólo puede comprarse mediante invitación. La empresa no sólo evita así los excesos de stock (comerse los móviles que no se venden, en castellano), sino que crea una maniobra de marketing de incalculable valor. Me recuerda mucho al capítulo de South Park en el que Cartman adquiere un parque de atracciones al que no deja entrar a nadie: al final lo que consigue es que miles de personas deseen visitarlo. A la gente no le gusta que le digan lo que no puede hacer, por eso la maniobra de "no puedes tener mi producto" funciona, irónicamente, a las mil maravillas.

En Teknautas conseguimos 50 invitaciones para nuestros lectores que sorteamos a lo largo de la semana. Son, recuerdo, invitaciones para comprar un móvil, no un móvil en sí mismo. Nosotros nos limitábamos a publicar el código de la invitación en alguna de nuestras redes sociales y los usuarios ya se pegaban entre ellos. El interesado debía ser rápido para ser el primero en introducir la clave en la página de OnePlus. Y cuando hay cientos de personas acechando hay que ser realmente veloz. Pues bien, la locura generada por un simple dispositivo tecnológico ha superado todas mis expectativas.

Lloros, súplicas, amenazas, intentos de soborno (en efectivo o especie), exigencias ("¡quiero mi bocadillo!")... han saturado el correo de Teknautas y nuestros perfiles de Twitter y Facebook (el de Google + se ha mantenido curiosamente tranquilo). Algunos usuarios, frustrados por no conseguir alguna, nos acusaban de fraude. "Probablemente deben estar ahora mismo bañándose en una piscina llena de OnePlus2 mientras se ríen de nosotros", debían pensar.

Los más imaginativos (o paranoicos) sospechaban que algún hacker había desarrollado un script que cazara automáticamente el código y lo introdujera en la web de OnePlus. "En 10 minutos podría programarlo", aseguraba alguno recordándome la máxima escolar de "yo también puedo sacar un 10 si estudio". No hemos encontrado ninguna prueba de que esto haya tenido lugar. Aunque sinceramente, si alguien se ha tomado la molestia en programar algo tan complejo para conseguir una invitación para comprar un móvil... tiene todo mi respeto. El mismo que se merece OnePlus por saber despertar tanta pasión con su sistema de invitaciones.

Es difícil saber quién ha batido el récord esta semana: el que ha encontrado mi correo personal, el shurmano que nos ha ofrecido invitaciones de Forocoches... Aunque sin duda mis favoritos son los usuarios del foro de OnePlus que aseguraban haber encontrado un código matemático, tal vez oculto tras la lápida de Steve Jobs, que les permitía prever con exactitud cuándo saltaría la siguiente invitación.

Lloros, súplicas, amenazas, intentos de soborno, exigencias y teorías de la conspiración han saturado el correo y las redes sociales los últimos días

Mientras todo esto ocurría, el que escribe estas líneas no podía apartar la mirada de Twitter, como un conejo paralizado ante los faros de un camión. La apoteosis tuvo lugar cuando algunos de los códigos comenzaron a dar un supuesto error: en lugar de claimed (reclamada), las invitaciones mostraban un sospechoso not valid (no válida). Ahí las visiones de periodistas haciendo literalmente el agosto en eBay y huyendo luego a Cuba han llegado a máximos históricos, y desde ese día comencé a mirar con recelo a cualquier desconocido que se acercara por la calle. Por supuesto no había ningún tipo de problema ni engaño: desde la empresa china nos aseguraron más tarde que todos los móviles habían sido correctamente reclamados, independientemente del mensaje que vieran luego los participantes.

@Teknautas es que es de traca la gente, encima que estáis sorteando invitaciones, os vienen pidiendo explicaciones…

Personalmente le doy a las cosas materiales la importancia justa que merecen, y por eso mismo me ha fascinado la pasión levantada por un móvil asiático semidesconocido que ha sabido combinar sabiamente calidad con escasez. La indiferencia (con todo el respeto) que me produce el terminal me ha permitido alejarme y reflexionar sobre la importancia que le damos a nuestros dispositivos tecnológicos, que quizá sea excesiva. No caeré en el tópico de decir que las mejores cosas de la vida son gratis, pero estoy seguro de que cuestan mucho menos de 400 euros.

Finalmente, me parecería injusto olvidar al enorme número de usuarios que se han tomado con deportividad, paciencia y hasta humor, la odisea de hacerse con una invitación tan cotizada como esta. Algunos hasta han salido en nuestra defensa, y otros ya han recibido el móvil en su casa. A los menos afortunados les recuerdo que hay más peces en el río. Por mi parte, y puesto que nos acaban de confirmar que recibiremos más invitaciones en el futuro, ya estoy mirando vuelos hacia Nueva Delhi.

@Teknautas Y tras pedirlo el martes, ya lo tengo en casita! De nuevo, muchas gracias por la oportunidad. pic.twitter.com/PJEYOyepZE

OnePlus