Cómo ganar La Moncloa viendo series: los 10 mandamientos del Maquiavelo televisivo
  1. Televisión
  2. Series
Aloña Fernández Larrechi

Desde Melmac

Por

Cómo ganar La Moncloa viendo series: los 10 mandamientos del Maquiavelo televisivo

Las campañas electorales conquistan el argumento de numerosas series de televisión. ¿Qué pueden aprender de ellas los candidatos españoles para lograr el empujón final a La Moncloa?

Foto: 'The Good Wife'.
'The Good Wife'.

Aunque resulte complicado establecer cuándo empezó realmente esta campaña electoral, ya que la pegada de carteles del pasado viernes fue un mero formalismo, la carrera por ver quién promete más y mejor tiene fecha de caducidad, el próximo 18 de diciembre. Así que por delante quedan ocho días en que los candidatos se harán los 'selfies' que sean necesarios para agradar al mayor número posible de electores. Ocho días en que cada palabra, cada gesto y cada tuit contarán para la competición electoral más reñida de la democracia española. Y aunque los partidos han trabajado mucho por hacerlo lo mejor posible, las cosas no salen siempre como se prevén.

El creciente interés de las series de televisión por el mundo de la política ha permitido a los espectadores conocer mejor qué ocurre cuando las cámaras se apagan, las puertas se cierran y el dirigente de turno puede ser él mismo. Las elecciones también han sido motivo de interés para diversos creadores, tanto en el género de la comedia como del drama. Y aunque son muchos los momentos que un candidato debería de tener en cuenta a la hora de enfrentarse a una campaña electoral, aquí quedan 10 consejos seriéfilos para sobrevivir al maratón político por excelencia. Un recorrido que tiene como meta el Palacio de la Moncloa.

'Scandal'

1.- La familia es un buen recurso electoral

En vez de jugar con la metáfora médica, o tratar de parecer moderno acercándose a esa subcultura contemporánea denominada 'hipster', a Mariano quizá le iría mejor concediéndole unos minutos (más) de gloria al pequeño Juan. El pequeño de 10 años al que media España conoció en un arrebato de sinceridad propio de su edad, bien podría agarrar, como sucede en 'Scandal', el retrato de su padre y comentar con el espectador lo bien que se lo pasa jugando con él al futbolín o analizando los partidos de la jornada. Unas fotos familiares, al estilo Bertín, el diploma de su licenciatura en Derecho y la voz de Mariano en su tono más paternal pueden hacer el resto. Y concederle a la campaña el toque familiar tan propio de estas fechas. Aunque bien es cierto que en la serie de Shonda Rhimes la protagonista del vídeo es una adorable niña desdentada, seguro que los asesores del presidente también se han visto en situaciones parecidas a las del comienzo del vídeo, con Mariano y su párpado indisciplinado jugándole malas pasadas.

2.- Original y llamativo sí, pero sin pasarse

Hasta que hace relativamente poco los candidatos decidieron salir a la calle, y utilizar las plazas, los mercados y los parques para compartir unos minutos con los suyos, las plazas de toros eran el escenario casi único para celebrar los mítines de campaña. Los teatros también son una opción, así como los polideportivos, especialmente si las elecciones se celebran en otoño o invierno. No parece probable que en esta campaña los candidatos vayan a innovar mucho en ese aspecto, más allá de la osadía de Podemos de escoger el Palma Arena para su mitin. Pero por si a algún asesor se le ocurre alguna extravagancia que asegure unos minutos en televisión, sirva como ejemplo la buena de Leslie Knope. La protagonista de 'Parks & Recreation', un maravilloso retrato de la política local estadounidense, trata de llegar a la alcaldía de su amada Pawnee, pero la tarea no resulta fácil. En un intento de tratar de remontar las encuestas, pide a su equipo que organice algo original. La ocurrencia termina poniéndola a la altura de sus niveles de popularidad.

3.- Busca un jefe de campaña que esté dispuesto a ser claro

Es cierto que quizá ya es un poco tarde para cambiar de director de campaña, pero dormir en La Moncloa los próximos cuatro años bien merece una mirada sincera al personal con el que cuenta el candidato. Televisivamente, y a pesar de que el nivel es elevado en este cargo, uno de los más recomendables para desempeñar esta tarea es Eli Gold, el asesor de campaña de Peter Florrick en 'The Good Wife'. A pesar de que Florrick cuenta con un historial que dificulta sus posibilidades de ganarse el favor de los electores, la personalidad sincera y calculadora de Gold le permite llegar muy lejos en la política norteamericana. Aunque para conseguirlo sea el propio candidato el que tenga que sufrir su honradez. Desde el primer momento, tal y como vemos en el decimoquinto capítulo de la primera temporada: “Es usted un hijo de puta, pero un hijo de puta que quiere cambiar las cosas a mejor”.

4.- Aunque los electores no te conozcan, no pierdas la esperanza

Ser Albert Rivera es fácil, porque el político catalán está a un paso de aparecer anunciando caldos y pasta. Más difícil lo tienen Alberto Garzón o Andrés Herzog, a los que el escaparate televisivo no trata tan bien como a sus oponentes. Y aunque las campañas de hoy en día están medidas al milímetro, y los actos que se programan lo hacen con la intención de llenar el aforo, no cuesta mucho imaginar a cualquiera de los dos en una situación similar a la que vivió Nick Wasicko. El protagonista de 'Show Me a Hero', la ultima creación de David Simon, decide presentarse a la alcaldía de Yonkers, una ciudad en las afueras de Nueva York en la que Angelo Martinelli llevaba 12 años ejerciendo de alcalde. Consciente de la necesidad de darse a conocer a los electores, Wasicko sale a la calle a hablarles cara a cara de su proyecto. Pero como refleja la serie de Simon, el político demócrata se encuentra con un entorno hostil, en el que los caminantes le tratan como si fuese un comercial de un banco o una ONG.

5.- Asegúrate el voto de los más cercanos

¿Tiene Mariano Rajoy asegurado el voto de su primo, 'el del cambio climático'? ¿Son las propuestas culturales del PSOE suficientes como para que Pedro Sánchez cuente con el apoyo de su hermano, el director de orquesta David Azagra? ¿Saben en Ciudadanos si todos aquellos que ficharon por la formación para trabajar en esta campaña electoral van a votar por Rivera? Las preferencias políticas de cada votante no van ni en los genes ni en el cargo, y ningún candidato puede decir que tiene votos asegurados. Como tampoco podía decirlo en 'The Wire' el candidato a la alcaldía de Baltimore Tommy Carcetti, que en una conversación casual descubre que su subjefe de campaña no parece muy dispuesto a concederle su apoyo en las urnas.

El ala Oeste de la Casa Blanca

6.- Sé consecuente con tus actos y afróntalos

Si algo ha demostrado en estos cuatro años de gobierno Mariano Rajoy es que, para nuestra desgracia, es la antítesis del personaje político ideal por excelencia, Josh Bartlet. Rajoy ha tenido ocasiones de sobra para confirmar que 'El ala oeste de la Casa Blanca' no es más que un espejo utópico en el que la política nacional puede mirarse. Y nada más. Cuando saltó el escándalo de Bárcenas, algunos soñaban con una rueda de prensa al estilo 'Dos Catedrales' y nos encontramos con una pregunta pactada. Lejos de la impostada perfección de la Casa Blanca que tanto gusta explotar en los programas de televisión, nos encontramos un presidente plano, poco amigo del debate y la confrontación. Justo lo contrario que el político creado por Aaron Sorkin. Porque ya quisiéramos nosotros un presidente capaz de, como vemos en el vídeo, ser consecuente con sus ideas y dialogar con un votante desencantado. Pocos gestos son más honestos que decirle a un posible votante que si sus propuestas no le convencen, vote a otro.

7.- Que no falte la ferocidad cuando es necesaria

Aunque el pasado lunes las llamadas a la calma de Iglesias, los recordatorios de Sáenz de Santamaría sobre su cargo o la risa nerviosa de Sánchez añadieron sustancia a un debate que quizá resultó menos decisivo de lo anunciado, el último debate seriéfilo ha hecho que la realidad nos sepa a poco. Porque nada le habría gustado más al espectador que encontrarse, como en la última temporada de 'House Of Cards', a unos candidatos dispuestos a lanzarse a la yugular del oponente a la más mínima ocasión. Y haber visto, por ejemplo, que Sánchez era capaz de reprocharle a Iglesias algo más que su apoyo a Tsipras, o cómo Rivera se atrevía tratar de tú a la vicepresidenta, y no protegerla como hizo en algunas ocasiones, aparentando ser su hermano mayor. Es evidente que la capacidad de dejar cadáveres políticos del temido Frank Underwood no está al alcance de todos. Menos mal que siempre nos quedarán Twitter y la acertadísima campaña de la cuenta de la serie.

'Parks and Recreation'

8.- No dejes que la desesperación se adueñe de ti

Dentro de una semana, cuando los analistas ofrezcan sus últimas impresiones y el destino del país parezca decidido, algún candidato preferirá la llegada del fin del mundo antes que el momento en que deba enfrentarse a las urnas. Cualquier cosa antes de reconocer que su proyecto ha fracasado y sus sueños de presidencia se quedan solo en eso. Aunque, como medida límite, siempre queda la posibilidad de concertar una cita con el enemigo y pedir la rendición. Algo a lo que recurrió el consentido candidato a la alcaldía de Pawnee, Bobby Newport. El contrincante político más importante de Leslie Knope en 'Parks & Recreation' es un niño bien de pocas luces y mucho dinero que, solo para satisfacer a su padre, sueña con alcanzar la alcaldía. Y así se lo hace saber a una Leslie que no sale de su asombro ante la petición de su contrincante.

9.- Asume que la noche electoral puede ser la mejor y la peor de tu vida

Como si de una boda se tratase, las noches electorales son ese tipo de eventos que se preparan hasta la extenuación, con la intención de que nada falle. Hasta que sucede, y lo que se presentaba como una jornada para el recuerdo puede terminar siendo una para olvidar. Porque por mucho que las encuestas lo avalen, los medios lo publiciten y se hayan invertido millones en adornar las farolas de medio país, los votantes son esos tipos impredecibles que, más de lo que gustaría a los aspirantes, deciden su voto en el último minuto y por las razones más peregrinas. Y claro, así es fácil que la noche en la que uno sueña con hacer historia, se convierta, tal y como le pasa a Selina Meyer en 'Veep', en un infierno difícil de asimilar.

'Borgen'

10.- Y reconoce que lo difícil empieza el 21

Si algo parece seguro en estas elecciones, es que no terminarán con el recuento de votos del próximo domingo. Y aunque las navidades nos vayan a conceder un respiro, la composición del próximo Gobierno será tema de conversación en las próximas semanas. Un momento en que los líderes trasladarán sus artes de seducción a los despachos, y las dirigirán, en vez de a los votantes, a los que hasta ese momento eran sus contrincantes políticos. Algo en lo que Birgitte Nyborg, protagonista de la producción danesa 'Borgen', es experta, tal y como queda demostrado en el arranque de la serie. Aunque con lo que le gusta a Rivera hablar de Dinamarca, seguro que él ya lo sabe.

El redactor recomienda