‘Master of None’, la comedia imprescindible de Netflix que no te puedes perder

El cómico estadounidense Aziz Ansari se ha convertido con su producción en uno de los autores más destacados de la ficción televisiva

Foto: Imagen del segundo episodio de la segunda temporada de 'Master Of None'.
Imagen del segundo episodio de la segunda temporada de 'Master Of None'.

Si eres usuario de Netflix, seguro que ‘Master Of None’ se ha cruzado en tu camino mientras buscabas una serie que llevarte a la boca. “Dev intenta impulsar su carrera como actor y su vida amorosa con la ayuda del más ecléctico grupo de amigos”. La sinopsis no te resultó especialmente atractiva, y es comprensible. Que se defina como 'maestro de nada' tampoco resulta muy alentador y, probablemente, ver que el protagonista es un hombre que a primera vista tiene poco en común contigo te llevó a seguir buscando. Porque… ¿qué puede interesarte a ti de la vida de un actor norteamericano de orígenes indios que vive en Nueva York? Pues más de lo que crees, gracias al ingenio, el sentido del humor y la creatividad de Aziz Ansari, su creador, productor y ocasional director.

Un joven treintañero que, con solo dos temporadas, ha conseguido colarse en la lista de jóvenes talentos a tener en cuenta en el panorama audiovisual norteamericano. Y lo ha conseguido una década después de debutar como actor, curtiéndose entre personajes secundarios y dotándoles de una personalidad propia que, en casos como el de ‘Parks & Recreation’, le convirtieron en un rol esencial para la producción. Meses después del adiós de la serie, que todavía esperamos poder disfrutar en España, Ansari y Alan Yang, uno de sus guionistas, estrenaban en Netflix ‘Master Of None’.

Con sus primeros 10 episodios consiguieron los halagos de la crítica especializada, y un Emmy al mejor guion de comedia por el capítulo titulado ‘Padres’. Los 10 siguientes, presentes en la plataforma de 'streaming' desde mayo, han confirmado las alabanzas de algunos, y superado los vaticinios de otros. Porque con la segunda temporada de su comedia, Ansari ha ofrecido a la audiencia unas historias tan ambiciosas como notables, que lo sitúan a la altura de los creadores audiovisuales más respetados. Bueno, eso y la confirmación de que sabe hacer capítulos como ‘Acción de Gracias’ o ‘ Nueva York, te quiero’ que se merecen todos los premios y los aplausos del mundo. Solo eso.

Aziz Ansari, durante el rodaje en Italia de 'Master Of None'.
Aziz Ansari, durante el rodaje en Italia de 'Master Of None'.

Un tipo comprometido

Entre el estreno de la primera y la segunda temporada de ‘Master of None’ pasaron 18 meses. Lejos de sentirse empujado por las buenas críticas que cosechó la producción en la primera temporada, y un poco al estilo del personaje que interpreta, Ansari se tomó su tiempo a la hora de plantear capítulos a la altura de sus predecesores. Y se marchó a Italia una temporada, para seguir metido en su papel, vivir algunas aventuras que posteriormente reproduciría en la serie e idear un bonito y apasionado homenaje a un clásico de la cinematografía italiana, ‘El ladrón de bicicletas’.

Arrancaba así una temporada que, en algunos momentos, es en realidad una antología cómica, y algo dramática, sobre la insoportable tarea de convertirse en adulto. Un relato que explora la incertidumbre de esa etapa en la que te resistes a dejar de lado las borracheras de fin de semana con más fuerza que con la que afrontas tu primera declaración de la renta. En el caso de Dev Shah, su protagonista, ese momento está especialmente centrado en su origen, su familia y su relación con el sexo opuesto.

Aziz Ansari, en el centro de la imagen, durante la grabación de una secuencia con sus padres.
Aziz Ansari, en el centro de la imagen, durante la grabación de una secuencia con sus padres.

Las raíces

El cuarto episodio de la primera temporada de ‘Master Of None’ comienza con un 'casting' para interpretar a un taxista indio. El personaje carece de nombre, solo tiene dos frases en el guion, y según la encargada de la selección, el acento indio es imprescindible. “Ben Kingsley puso acento indio en ‘Gandhi’ y ganó un Oscar”, le dice a Dev tratando de convencerle de que interprete al personaje que el público está acostumbrado a encontrar en la pantalla. Poco después, vemos a Dev en una cafetería junto a un amigo que sí ha puesto acento en la prueba, preguntándose por qué los actores indios no pueden ser “por una vez, un arquitecto. O hacer uno de esos trabajos que hace Bradley Cooper en sus películas”.

Como el propio personaje reconoce posteriormente, los indios son una minoría que se encuentra por debajo de los afroamericanos y los homosexuales en la escala de interés mediático. Pero lejos de convertirse en un altavoz exclusivo de la comunidad india, Ansari y Yang ofrecen a través de los amigos de Dev los puntos de vista y las situaciones que viven otras minorías norteamericanas. Y no duda en expresar los problemas de identidad que él mismo atraviesa por su color de piel, los orígenes de sus padres y los suyos propios. Unos progenitores que, por cierto, interpretan los padres del actor, el gastroenterólogo Shoukath Ansari y su mujer, Fatima.

Imagen de la segunda temporada de 'Master Of None'.
Imagen de la segunda temporada de 'Master Of None'.

El amor en los tiempos modernos

‘Master Of None’ arranca en la cama de Dev, con Rachel y él pasando de la pasión al pánico en un segundo. "Joder, joder, joder", grita antes de explicarle a la joven que el condón que estaban utilizando se ha roto. Juntos se dirigen a la farmacia más próxima, para comprar la píldora del día después. Ese momento en el que la magia que ha proporcionado el alcohol desaparece, todo se vuelve embarazoso y tienes la inoportuna certeza de saber que no conoces de nada al tipo que te acompaña. Pero más allá de la vergüenza, Rachel y Dev son capaces de ver algo que les empuja a seguir hacia delante. Y reinician su relación con una primera cita al alcance de pocos, y desarrollo más común de lo que habrían deseado.

Pero Rachel no es la única mujer en la vida de Dev, y a lo largo de 20 episodios la producción escribe un tratado moderno sobre las relaciones sentimentales. Una diversidad de situaciones en que las aplicaciones para teléfonos móviles y los correos electrónicos a deshoras tienen la misma importancia que aquello que no se dice mientras se comparte una cena o lo que sí se comenta en un viaje en helicóptero. Unos momentos en los que la rutina termina devorando la magia de esos primeros meses en los que cada amanecer es un revoloteo de mariposas o evidencian lo difícil que resulta asumir que tu ex te ha reemplazado por una copia barata.

Plano del octavo episodio de la segunda temporada de 'Master Of None', titulado 'Acción de Gracias'.
Plano del octavo episodio de la segunda temporada de 'Master Of None', titulado 'Acción de Gracias'.

Historias personales

Buena muestra de los avances que Ansari ha experimentado en su creación es que, mientras en la primera temporada había un par de episodios (o tres) que sobresalían sobre los demás, en la segunda entrega es a la inversa. Solo un par de ellos pueden considerarse simplemente 'bien', mientras que entre los ocho restantes resulta difícil quedarse con uno. Especialmente notable es la recopilación de historias que, al estilo de películas como ‘Paris, je t’aime’ o ‘11’09’’01’, el creador hace en ‘Nueva York, te quiero’. El retrato de una ciudad que se mantiene en marcha a partir de millones de personas, que el destino termina uniendo en parques, cafeterías o salas de cine.

El sobresaliente queda para ‘Acción de Gracias’, el octavo episodio, que Ansari dedica a esta popular celebración norteamericana. Un clásico de cualquier producción televisiva que el creador escribió junto a Lena Waithe, la encargada de interpretar a Denise, la amiga de Dev protagonista del episodio. A lo largo de media hora, y a través de saltos temporales, narran dos décadas de celebraciones familiares plagadas de referencias, en las que los personajes van experimentando los cambios propios del paso del tiempo. De la inocencia infantil de no apreciar que Dev y ella pertenecen a razas diferentes, a ese momento en el que decide compartir con su madre aquello que (verbalmente) ha ocultado durante años. Una crónica de las navidades pasadas en las que el carácter de las cuatro mujeres de la familia de la joven no impide que deban luchar contra ciertos fantasmas.

Bobby Cannavale interpreta en 'Master Of None' al Chef Jeff, el jefe de Dev.
Bobby Cannavale interpreta en 'Master Of None' al Chef Jeff, el jefe de Dev.

La meta o la victoria

Al igual que su predecesor más directo, Louis C. K. con ‘Louie’, o el clásico ‘Seinfeld’, Ansari ha escogido el universo que mejor conoce para construir parte de su historia. E interpreta a un joven que quiere triunfar en el cine y la televisión, pero que es conocido por sus anuncios de yogures. A lo largo de las dos temporadas de ‘Master Of None’, la carrera profesional de Dev sufre varios cambios que van desde los 'castings' infructuosos a las ofertas inesperadas. Éxitos y fracasos ante los que el protagonista deberá tomar decisiones que le hagan plantearse cuáles son sus verdaderas expectativas o hasta dónde está dispuesto a llegar por alcanzar la fama.

Para esta difícil tarea, que trata de medir la distancia entre alcanzar la meta o convertirse en el ganador de la carrera, Ansari cuenta con algunas caras conocidas de la pequeña pantalla. Danielle Brooks, conocida por su papel en ‘Orange Is the New Black’, interpreta a la pasional agente de Dev, mientras que Claire Danes ('Homeland') participa en un episodio interpretando a Nina, una misteriosa mujer que el protagonista conoce en una fiesta. Durante varios episodios de la segunda temporada, Bobby Cannavale (‘Vinyl’) es el Chef Jeff, una personalidad televisiva esencial en la carrera del protagonista, y Angela Bassett se pone en la piel de la madre de Denise en 'Acción de Gracias'.

El próximo 10 de septiembre, Ansari aspira a recoger ocho premios Emmy, el doble de nominaciones que en la ceremonia de 2016. Competirá con series como 'Veep', que ha ganado dos años consecutivos, o 'Atlanta', la sensación de la última temporada. Pero 'Master of None' y su equipo merecen algo más que un premio al mejor guion. De no conseguirlo, tampoco sería la primera vez que la Academia no fuese capaz de valorar una gran producción.

Desde Melmac
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios