Vuelve 'Making a murderer', el documental criminal de Netflix que sacudió EEUU

La producción regresa con diez nuevos episodios que tratarán de esclarecer las acusaciones contra Steven Avery y su sobrino a partir de nuevas pistas y posibles sospechosos

Foto: Imagen promocional de la segunda entrega de 'Making a murderer'
Imagen promocional de la segunda entrega de 'Making a murderer'

Tres años después de colar una docuserie en la actualidad política y social norteamericana, Moira Demos y Laura Ricciardi vuelven a Netflix con la segunda parte de ‘Making a murderer’. Una docuserie que narra la historia de Steven Avery, un hombre de Wisconsin que tras pasar 18 años en prisión por un crimen del que fue exonerado, fue acusado y condenado por violar y asesinar a la fotógrafa Teresa Halbach. Unos delitos que, según la fiscalía, cometió junto a su sobrino Brendan Dassey, un adolescente con problemas intelectuales.

Antes de que se cumpliese un mes de su llegada a Netflix, mientras en España se mascaba un gobierno en funciones, la Casa Blanca respondió a la petición pública de We the People, que solicitaba al presidente el perdón para Avery y Dasey. “Dado que son prisiones estatales, el presidente no puede perdonarlos. (…) Se debe emitir un indulto estatal” señalaba la respuesta, que también incidía en el compromiso de Obama para “restaurar el sentido de la justicia”.

La solicitud fracasó, pero la historia de Avery y Dasey se convirtió en una de las producciones más comentadas de los primeros meses de 2016 y ganó cuatro Emmys en la categoría documental. Los logros de la producción llegaron mucho más allá y los abogados Buting y Strang se convirtieron en una de las parejas televisivas del año. Y personajes como el exfiscal Ken Krazt en uno de los villanos más despreciables de la telerrealidad.

Entre los múltiples espectadores que disfrutaron, y se indignaron, con la producción estaba la reputada abogada de Chicago, Katherine Zellner. Junto a Tricia Bushnell, la directora legal de una organización jurídica benéfica, Zellner tomó las riendas de la representación de Avery en enero de 2016. Uno de los muchos cambios que el caso ha experimentado en los últimos tres años, que los espectadores podrán conocer a partir de mañana, en la segunda parte de ‘Making a murderer’.

Katherine Zellner respondiendo a los medios. (Netflix)
Katherine Zellner respondiendo a los medios. (Netflix)

Nueva abogada, nuevas teorías

“Tengo un objetivo, y es anular la condena de Steven Avery”. Con estas palabras, que podemos ver en el tráiler de la nueva temporada, Zellner deja claro su convencimiento sobre la inocencia del protagonista de ‘Making a Murderer’. Con más de veinte años de experiencia jurídica a sus espaldas, Zellner es conocida en Estados Unidos por ser experta en defender condenas erróneas. Una labor que, desde 1991, le ha servido para conseguir la exoneración de 19 hombres encarcelados injustamente.

Entre las teorías que manejará la defensa de Avery se encuentra aquella que se sostiene en el porcentaje de asesinatos cometidos por alguien cercano a la víctima, un 70%. Un porcentaje que llevará a Zellner y su equipo a cuestionar el trabajo de la policía a la hora de no considerar al exnovio de Halbach, Ryan Hillegas, como sospechoso. En sus indagaciones, tal y como se refleja en una moción presentada a los tribunales, Hillegas eliminó los mensajes que había dejado en el teléfono de la víctima, no contaba con una coartada para el momento en el que creen que se produjo el homicidio y durante los días posteriores, tenía heridas sospechosas en una mano.

Sin embargo, en el expediente judicial con el que la abogada trató de conseguir un nuevo juicio a su cliente, señalaba que las fuerzas de seguridad deberían haber tratado a Bobby Dassey, hermano de Brendan y también sobrino de Avery, como sospechoso. Según Zellner, el joven guardaba violentas imágenes pornográficas en un ordenador familiar, y habría mentido durante la investigación, razón suficiente para relacionarle con el caso.

Steven Avery en una imagen de la segunda entrega de 'Making a murderer' (Netflix)
Steven Avery en una imagen de la segunda entrega de 'Making a murderer' (Netflix)

Preguntas por resolver

Otra de las teorías que maneja Zellner para demostrar la inocencia de Avery será, según el adelanto de los nuevos episodios, el teléfono móvil de Halbach. Según los registros, el aparato se usó para hacer una llamada después de la hora de la muerte estimada por las autoridades. Y la torre que registró la llamada estaba a millas de distancia del negocio de los Avery, el lugar en el que, según la policía, Halbach fue asesinada.

Por si esto fuera poco, la letrada también pondrá en duda que la bala relacionada con la muerte de la víctima, esté realmente relacionada con el caso. Y será ella misma la que dispare un arma, como podemos ver en el tráiler, para demostrar que no hay pruebas físicas que vinculen a Halbach y la bala recogida como prueba por las autoridades.

Las nuevas imágenes, sin embargo, no ofrecen pistas sobre otras incógnitas que la producción debería resolver para esclarecer cualquier duda sobre su protagonista. ¿Cómo llegó el ADN de Avery al coche de la víctima? ¿Por qué confesó Dasey? ¿A qué se debe la aparición de restos de lejía en la pintura del reluciente garaje del protagonista? ¿Es cierto, como sugirió el exfiscal Ken Kratz, que en el documental se omitieron intencionadamente algunas de las pruebas utilizadas para condenar a Avery?

Brendan Dassey posa junto a unos conocidos. (Netflix)
Brendan Dassey posa junto a unos conocidos. (Netflix)

Más de una década de trabajo

Steven Avery y Brendan Dassey continúan entre rejas, a pesar de los esfuerzos de sus abogados, que este mismo año han presentado nuevas pruebas para solicitar una revisión del caso. Y aunque existe el precedente de ‘The Jinx’, con la grabación autoinculpatoria en el baño, parece poco probable que los abogados de los acusados no hayan presentado pruebas ante un tribunal para revelarlas en un documental.

“Sobre la base de la primera parte, que documentó la experiencia de los acusados, en la segunda parte hemos hecho una crónica de los condenados y encarcelados, dos hombres que cumplen cadena perpetua por delitos que sostienen que no cometieron. Estamos encantados de poder compartir con los espectadores esta nueva fase de nuestro viaje” explicaron las creadoras antes de revelar que ni Brendan ni Steven han podido ver la primera entrega del documental.

Inmersas en su proyecto durante los últimos trece años Moira Demos y Laura Ricciardi siguen completamente comprometidas con la historia de Avery y su sobrino. “Es increíblemente desafiante, especialmente cuando estás haciendo una narración de larga duración y estás documentando la vida de otra persona, vivir tu propia vida” señaló Ricciardi. Para su colega, la aparición de Zellner en el caso es “una gran oportunidad para nosotros y para nuestros televidentes” y añadió que “se trata de mirar hacia atrás, desempaquetar y volver a investigar”.

¿Tendrá ‘Making a murderer’ una tercera temporada, o el bloqueo judicial en el que se encuentra el caso dictará sentencia definitiva para Avery, Dassey y el documental que los ha hecho famosos en todo el mundo?

Desde Melmac
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios