Pedro Sánchez y los que ahora no están cómodos viendo a De Gea con España

Su fallo en el segundo gol de Cristiano ha desatado un sinfín de críticas hacia De Gea, hasta el punto de pedir que no juegue. Justo lo que hace dos años pidió el ahora presidente del Gobierno

Foto: Pedro Sánchez saluda a Rodrigo, justo antes de hacerlo con De Gea.
Pedro Sánchez saluda a Rodrigo, justo antes de hacerlo con De Gea.

"Yo no me siento cómodo viendo a De Gea como portero de la Selección española", dijo hace dos años el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un comentario que estos días se está repitiendo, aunque por causas bien distintas. "No me siento cómodo después de ver su nombre salpicado y denunciado por una menor", añadió el entonces líder socialista, que se sumó así a la corriente de Ramón Espinar, senador de Podemos, quien comentó que le iba "a costar animar a España mientras el portero fuera De Gea". Como suele pasar en estos casos, el tiempo dio y quitó razones. Restituyó a unos y retrató a otros. La inocencia del guardameta de la Selección quedó demostrada y los bocazas tuvieron que comerse sus palabras.

Sin embargo, del mismo modo que su irrupción en la Eurocopa de Francia estuvo salpicada por el conocido caso Torbe, el Mundial de Rusia tampoco ha empezado con buen pie —en su caso, habría que decir manos— para De Gea. Cuentan sus más cercanos que, al igual que en un tema tan delicado como el que salpicó al excelente portero del Manchester United, David supo llevar bien la presión y centrarse en lo deportivo con una frialdad asombrosa, ahora en la concentración de Krasnodar tampoco ha dejado que lo sucedido en su debut mundialista ante Portugal le afecte, al menos más allá de lo normal, tras un fallo como el que cometió en el segundo gol de Cristiano Ronaldo.

"Tenemos a los 23 jugadores disponibles y podemos elegir a cualquiera", dijo Vicente del Bosque la víspera de enfrentarse a Turquía en la Eurocopa 2016, aunque resulta que 52 partidos después el entonces seleccionador español repitió alineación, portería incluida. Fue dos encuentros antes, en el amistoso contra Corea del Sur previo al estreno en Francia ante la República Checa, cuando De Gea arrebató para siempre la portería de la Selección a Iker Casillas. Desde entonces, es decir, durante dos años y unos pocos días, el guardameta del United que dirige José Mourinho ha sido indiscutible para Julen Lopetegui, como lo es también ahora para Fernando Hierro.

Pedro Sánchez y los que ahora no están cómodos viendo a De Gea con España

Para los cortos de memoria, no está de más recordar que de los 30 partidos que lleva con la Selección absoluta, cinco con Del Bosque, 24 con Lopetegui y uno con Hierro, en 15, es decir, la mitad, De Gea ha dejado su portería a cero, con un balance de 24 victorias, cuatro empates y dos derrotas, ambas en la citada Eurocopa de Francia, ante Croacia e Italia. En total, ha encajado 19 goles, con una media de 0,63 por partido. Es decir, cifras que rivalizan con las de míticos como Casillas, Iribar, Arconada, Zubizarreta, Zamora o Ramallets. En la fase de clasificación para el Mundial, Lopetegui alineó siempre al que ha sido premiado como mejor portero de la Premier. Salvo en la última jornada, cuando con el billete para Rusia ya decidido jugó Pepe Reina.

Sergio Ramos anima a De Gea al término del partido contra Portugal. (Reuters)
Sergio Ramos anima a De Gea al término del partido contra Portugal. (Reuters)

David no quería ni saludar al presidente

Cuando David se enteró de la visita de Pedro Sánchez a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, su primera reacción fue negarse siquiera a saludarle. Las duras e injustas declaraciones del ahora presidente del Gobierno hicieron mucho daño al guardameta, quien no sé si perdona, pero desde luego no olvida. Además, el hecho de que Sánchez solo se disculpara en privado tampoco agradó a De Gea, que se negó a aplaudirle cuando concluyó su arenga previa al viaje de la Selección a Rusia. Como es lógico, su gesto llamó la atención y fue lo más comentado. ¿Y si ahora es al portero de la Selección a quien incomoda ver a Sánchez de presidente sin haber pasado por las urnas?

Caso Casillas al margen, pues lo suyo estuvo promovido en el Real Madrid por cuestiones más personales que deportivas, la mayor injusticia que se ha cometido con un portero de la Roja fue con Luis Arconada en la Eurocopa de Francia de 1984. Hoy es el día que algunos indocumentados siguen faltando al respeto, incluso delante de los micrófonos, al que fuera mítico portero de la Real Sociedad bicampeona de Liga y que aquel año llevó a España a jugar la final. Es el sino de los porteros y De Gea no solo es consciente de ello, sino que lo asume. Sin embargo, una cosa son las lógicas críticas por acciones puntuales y otra muy diferente faltar al respeto sometiendo a votación popular si David debería ser suplente ante Irán, más que si Kepa o Reina deben ser titulares, que parece lo mismo, pero no lo es.

De Gea, en el momento en que se le escapa el balón lanzado por Cristiano. (Reuters)
De Gea, en el momento en que se le escapa el balón lanzado por Cristiano. (Reuters)

Es evidente que a De Gea le penaliza jugar en la Premier, por mucho que lo haga en un grande como el United, y no hacerlo, por ejemplo, en el Real Madrid, club por el que estuvo a punto de fichar y en el que sigue teniendo la vitola de portero más deseado por su presidente y ahora también por su entrenador. Sabido es que un clavo quita a otro clavo. Precisamente por ello, lo único que necesita De Gea para recuperar la confianza es volver a jugar y tener una buena actuación. Mandarle al banquillo por su fallo ante Portugal, aunque es cierto que venía de fallar también en el amistoso ante Suiza, sería la decisión menos inteligente que podría tomar Fernando Hierro, quien por si acaso ya dejó claro que "David es uno de los nuestros". La pregunta es: ¿pero acaso la Selección es de todos? Si es así, una vez más, no se nota.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios