Por qué el Real Madrid femenino empieza torcido: gol de tacón... en fuera de juego

Florentino se suma a la escisión del fútbol femenino que pretende Rubiales con la compra de un club recién ascendido, una maniobra contraria al Reglamento de FIFA y de la propia RFEF

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Luis Rubiales, cuando aún no era presidente de la RFEF. (EFE)
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Luis Rubiales, cuando aún no era presidente de la RFEF. (EFE)

Vaya por delante que el hecho de que el Real Madrid —es decir, su presidente— haya decidido tener por fin equipo femenino es una buena noticia por lo que ello conlleva. No era normal que el club más importante de España fuera uno de los pocos que carecieran de él. Aunque, claro, tampoco es normal la manera en que el Real Madrid pretende acceder a la máxima categoría del fútbol femenino español. No hay que ser un lince para creer que Florentino Pérez ha cambiado de parecer para colaborar en la escisión que la Federación Española de Fútbol (RFEF) planea en la hasta ahora llamada Liga Iberdrola. Una zancadilla más del presidente de la RFEF a LaLiga en esa especie de Intifada de Luis Rubiales contra Javier Tebas, precisamente por deseo de FP.

La noticia saltó este sábado, cuando tanto el Real Madrid como la RFEF, en una connivencia nada habitual y, por tanto, tampoco casual, confirmaron que a lo largo de esta semana se hará oficial la compra por unos 400.000 euros de la licencia del CD Tacón, un club que recientemente ha ascendido a la mencionada Liga Iberdrola. El nuevo equipo, cuyo nombre aún se está estudiando en el Real Madrid, se entrenará y jugará en Valdebebas y lo dirigirá David Aznar, el mismo técnico que ha conseguido el ascenso con el Tacón. El acuerdo afectará tanto al primer equipo como a la cantera, si bien esta última se gestionará el primer año de forma indirecta. El poder del dinero, ya saben, que compra todo... lo que se vende.

[La indirecta de Carmena a Florentino y el recado de una futbolista a la Federación]

Como por desgracia es habitual, la mayoría de los medios se dejaron arrastrar por esta gran noticia, sin detenerse a pensar si, primero, esta es la forma más correcta de que el Real Madrid tenga por fin equipo femenino. Y, segundo, si tanto el club madridista como la RFEF están legitimados para llevar a cabo esta maniobra tan poco íntegra y que choca con los cacareados valores de los que Rubiales presume. De hecho, y por empezar en orden de mayor a menor, la FIFA considera que, efectivamente, la compra de una plaza como pretende hacer el Madrid con el Tacón va en contra de la integridad, insisto, eso de lo que tanto presumen en la RFEF haciendo bueno el popular refrán de dime de qué presumes y te diré de qué careces...

El máximo organismo del fútbol mundial lo deja muy claro en el artículo 9.3 del Reglamento de Aplicación de sus estatutos: queda prohibida la concesión de la licencia para un campeonato nacional a través de modificaciones en la forma jurídica o cambios en la estructura jurídica de una sociedad, en detrimento de la integridad deportiva de la competición. Puede tratarse de cambios de la razón social, de nombre o cambios en la participación accionarial, con la posible implicación de dos clubes. Una instancia de apelación en el seno de la federación miembro deberá poder examinar las decisiones sobre estas prohibiciones.

Florentino Pérez, junto a Ana Rosell, presidenta del CD Tacón. (EFE)
Florentino Pérez, junto a Ana Rosell, presidenta del CD Tacón. (EFE)

Cierto es que en el punto 5 del artículo 107 del Reglamento General de la RFEF se dice que un club podrá absorber la sección de fútbol sala y/o la de fútbol femenino de otro club, sin que ello implique la alteración del club principal, que continuará con la misma personalidad jurídica que antes de la mencionada absorción. Sin embargo, en el punto 6 se añade que, en todos los casos, las fusiones o absorciones requerirán el acuerdo, en tal sentido, de sus respectivas asambleas generales y solo podrá formalizarse al término de una temporada, para que tenga vigencia a partir de la siguiente, y en el 7, que la participación del club fusionado en las competiciones oficiales deberá ser expresamente aprobada por la RFEF. A tal efecto, la solicitud, así como la documentación necesaria, deberá obrar en manos de la RFEF antes de la finalización de la temporada y con efectos para la temporada siguiente.

Cabe recordar que la nueva competición creada por la RFEF, a la que se opuso la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), arranca en septiembre y aún no tiene ni nombre. Fue anunciada a principios de marzo como un torneo paralelo a la actual Liga Iberdrola y aprobada en la última asamblea general de la RFEF, lo que, tal y como adelantamos en El Confidencial, conllevó la dimisión de la responsable del fútbol femenino. Una minucia, sí. ¿Para qué pararse a pensar si se puede seguir trincando mirando para otro lado?

"Iberdrola puede y sería un deseo que también fuera el patrocinador oficial de la competición que nosotros vamos a liderar", explicó Andreu Camps, secretario general de Rubiales, posiblemente como premio a los servicios prestados cuando estaba en el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Como quiera que esta liga liderada por la RFEF sería la que dé acceso a las competiciones europeas, los clubes no han tenido más remedio que sentarse a escuchar. Y entre los nuevos y más fieles a la causa de tocar lo que funciona y a ver si nos lo podemos cargar, es donde pretende estar el Real Madrid, que no podrá competir la próxima temporada.

Rafael del Amo descubre el pastel

Parece muy difícil que Florentino pueda celebrar una asamblea en pleno verano para someter ante sus socios la aprobación de la absorción del CD Tacón y la compra de su plaza. Y lo mismo puede decirse de la RFEF, aunque el presidente del Comité de Fútbol Femenino, Rafael del Amo, no tuvo ningún reparo, ni tampoco vergüenza, en confirmar a la Agencia EFE que el Real Madrid absorberá al primer equipo del CD Tacón. "Hemos estado ahí, por detrás. La federación ha tenido algo que ver. Creíamos que era algo muy importante que los mejores equipos nacionales tengan un equipo femenino", declaró Del Amo, quien añadió que es “un honor tener al Real Madrid en la competición". Blanco y en botella.

Por cierto, algo parecido pasó con el anteproyecto de la nueva ley del deporte. Los tejemanejes de Florentino y Rubiales, con el siniestro Camps de fondo, tienen tan pocos límites como impunidad. El fútbol español debería darse cuenta de una vez, empezando por el femenino, y la mayoría de los medios hacer bien su trabajo y no ser cómplices de estas golfadas mientras LaLiga, acomplejada hasta más no poder, consiente que se hable de una guerra cuando lo que hay es esa especie de Intifada de la que hablaba al principio. Ya saben: Rubiales tira la piedra y Florentino esconde la mano, y hasta se permiten marcar goles de tacón... y en fuera de juego.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios