Así se las gasta el jeque del Almería: 5.000 euros en un sobre (y llamadme majestad)

Turki Al-Sheikh, hombre de confianza del príncipe heredero de Arabia Saudí, compra la UD Almería para ascender a Primera. Pregunta: ¿Tendrá Tebas el mismo recelo que tiene con PSG y City?

Foto: Turki Al-Sheikh, nuevo propietario de la UD Almería. (EFE)
Turki Al-Sheikh, nuevo propietario de la UD Almería. (EFE)

Su nombre completo es Turki bin Abdul Mohsen bin Abdul Latif Al-Sheikh (Riad, 1981) y es el propietario de la UD Almería, equipo de fútbol de Segunda División que con su llegada a golpe de petrodólares aspira a estar la próxima temporada en Primera. El pasado 2 de agosto, a un mes justo de cerrarse el mercado, este hombre de confianza del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, adquirió todas las acciones de Alfonso García Gabarrón, que tenía 96% de la sociedad, por unos 20 millones de euros, más siete de la deuda que arrastraba el club andaluz. No es la primera vez que Turki Al-Sheikh tiene relación con el fútbol español, pues hace un año cerró un contrato con LaLiga por el que nueve jugadores de su país se incorporaran a equipos de Primera y Segunda, aunque resultó un fiasco, pues apenas jugaron. Es verdad que el dinero compra mucho, pero por fortuna no todo.

Nada más aterrizar en Almería, el jeque prescindió de su turbante y su suriyah (túnica blanca) para enfundarse la camiseta rojiblanca de la UD. Óscar Fernández, que llegó a mediados de junio para dirigir esta temporada al equipo almeriense, fue el primer damnificado. El portugués Pedro Emmanuel fue anunciado oficialmente como entrenador, mientras que el argentino Darío Drudi, uno de sus hombres de máxima confianza, fue designado director deportivo. Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés también dejaron sus cargos de director deportivo y secretario técnico, respectivamente. Y junto a ellos salieron seis fichajes que habían hecho antes de la llegada de Al-Sheikh. A saber, Tano, Gianni, Nkaka, Yanis, Gonzalo Bueno y Simón Moreno.

Según una información del diario 'AS', desde la llegada del saudí Turki Al-Sheikh la UD Almería fichó o cerró la cesión de estos jugadores: Appiah (8,8 millones), Darwin (8), Jonathan (1), Vada (750.000), Peybernes (600.000, aunque luego fue cedido), Rosic (500.000), Coric (400.000), Juan Muñoz (270.000), Juan Ibiza y Lazo (250.000) y Ozornwafor (200.000). Este desembolso, 21,02 millones, al que hay que sumar las respectivas fichas, no solo suponen el presupuesto más alto de la categoría, sino que el gasto en fichajes es superior al de once clubes de Primera: Espanyol (18,75), Eibar (17,1), Leganés (16,2), Osasuna (13,4), Levante (12,6), Alavés (10,43), Getafe (9), Granada (7,75), Mallorca (7), Valladolid (1) y Athletic (0).

Lógicamente, en el club almeriense no salen de su asombro con el nuevo propietario, quien nada más llegar ordenó suspender la concentración de su equipo en Marbella y el amistoso que los rojiblancos tenían que jugar. Los 3.000 euros de penalización por incumplimiento no fueron un problema. Como tampoco lo fue, según cuentan desde las entrañas de la UD Almería, repartir sobres a los empleados con 5.000 euros al tiempo que se les pedía que le llamen majestad. ¿Se imaginan a un occidental haciendo esto en un país árabe? ¿Creen que esta humillación se puede consentir?

Quienes conocen a Turki Al-Sheikh de sus andanzas en otros clubes de fútbol aseguran que no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo, en el equipo egipcio que compró hace unos años llegó a tener cinco entrenadores. En el verano de 2018, las críticas recibidas por parte de la afición del Al-Ahly, club en el que ejercía como presidente honorífico en agradecimiento a la importante aportación que realizó dos años antes para sacar al campeón de la crisis económica en la que estaba sumido, le llevó a comprar el Al Assiouty Sport y trasladarlo a El Cairo para intentar ensombrecer al Al Ahly.

Para ello no tuvo ningún reparo en comprar jugadores brasileños y llevarse técnicos de renombre como los argentinos Ricardo La Volpe o Ramón Díaz. El desembolso inicial fue de 40 millones en fichajes. Una locura o una indecencia, según se mire. Claro que solo así se entiende el desafiante tuit de la UD Almería dedicado al mismísimo Manchester United tras el fichaje de Appiah, el delantero inglés de ascendencia ghanesa de 18 años que llega procedente del Nottingham Forest. "Lo sentimos, United, Arvin Appiah es rojiblanco".

El jeque Turki Al-Sheikh ya ha tenido relación anteriormente con el fútbol en Egipto
El jeque Turki Al-Sheikh ya ha tenido relación anteriormente con el fútbol en Egipto

Mosqueo del resto de clubes de Segunda

Al igual que sucede con los vecinos Emiratos Árabes Unidos o Qatar, Arabia Saudí utiliza el fútbol para vender su imagen, para lo cual no escatiman en gastos. Todo lo solucionan con dinero, pues en realidad es lo único que tienen y pueden ofrecer. Y, claro, el desorbitado gasto realizado por el club almeriense ha llevado a varios clubes de su misma categoría a sospechar que no estaba cumpliendo con el límite de gasto posible. Una situación que desde LaLiga niegan, ya que puede gastar hasta 30 millones de euros en tres años si el dinero es del dueño. El gasto del club almeriense ha sido de 20,75 millones de euros en fichajes, aunque también ha invertido en nuevas infraestructuras para el campo.

No es casualidad que los nuevos y también principales patrocinadores tengan el mismo origen que Turki Al-Sheikh. Arabian Centres es la compañía que luce en el frontal de la camiseta. Un operador de centros comerciales que tendrá visibilidad en los soportes publicitarios del campo. La energética gubernamental Alsharif Group, la marca de perfumes Asqgrp, la aerolínea de titularidad pública Saudia y la hotelera PDR también se han incorporado a lista de espónsors del club, en la que ya figuraban otros como Adidas, CaixaBank, William Hill, Estrella Damm y Coca-Cola.

Normal que en Almería haya cierto recelo hacia la temible autocracia que dirige el país de La Meca y la mezquita del profeta, en Medina, los dos lugares más sagrados del islam y ambos vetados a los no musulmanes. Arabia Saudí está detrás del macabro episodio del asesinato en su embajada de Estambul del periodista Jamal Khashoggi, quien en su último artículo defendió que el mundo árabe necesitaba "libertad de expresión". Sería el colmo que después de tanto criticar, y con razón, el dopaje financiero del París Saint-Germain y del Manchester City, Tebas mirara ahora hacia otro lado con lo que está sucediendo en la UD Almería. Porque del mismo modo que justicia no es dar a todos lo mismo, sino a cada uno lo que se merece, ético y moral se es con el dinero de otros, pero también con el propio.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios