La hipocresía de Xavi con Qatar, la misma que con aquella huelga de ricos

Xavi Hernández, ex jugador del Barça y 133 veces internacional con España, vuelve a dar la nota con un mensaje para "los presos políticos" catalanes desde Qatar. Como ir a la huelga en Ferrari...

Foto: Xavi, durante su presentación como jugador del Al Sadd catarí. (Reuters)
Xavi, durante su presentación como jugador del Al Sadd catarí. (Reuters)

"Mi país no es Qatar. Es cierto que no hay un régimen democrático, pero la gente es feliz. Están encantados con la familia real, llevan sus fotografías en el coche, les dan un sueldo por ser de allí, cuidan a sus ciudadanos...". Aunque lo parezcan, estas sorprendentes declaraciones no pertenecen a un miembro del séquito de Tamim Bin Hamad Al-Thani, el "emir, filántropo y hombre de negocios", según se autodefine el jefe de Estado de Qatar en su perfil de Instagram. No, semejantes sandeces las dijo Xavi Hernández hace justo un año, al ser preguntado en 'La Vanguardia' si no era paradójico que afirmara que en España hay "un déficit democrático" precisamente cuando él vive en un país sin rastro de democracia.

Como sabrán, tras 17 años en el FC Barcelona, con el que ganó 24 títulos, entre ellos 3 Champions, 8 Ligas y 3 Copas del Rey, en mayo de 2015 el catalán anunció que se marchaba al Al Sadd catarí, pese a que el club azulgrana le presentó "una oferta magnífica" para renovar hasta 2018. Pero de ello, ni hablar, mejor echar balones fuera... "Yo he decidido postularme. No a favor de la independencia, sino a favor del derecho a decidir (...) A veces pienso, ‘Xavi, si hablas te van a criticar en Madrid’, pero es que tengo que hacerlo, la situación clama al cielo", añadió en la misma entrevista el 133 veces internacional con España.

Pero el concienzudo análisis geopolítico de Hernández -ironía on- no acabaría ahí. La profundidad de su discurso iría in crescendo, encontrando recursos para cada interrogante: "¿Y los trabajadores extranjeros? Sus condiciones de trabajo han sido denunciadas repetidamente...", fue la siguiente pregunta que le hicieron en 'La Vanguardia'. "Están mejorando mucho las cosas. Yo mismo se lo dije y saben que no lo han hecho bien. Que conste que no hablo por hablar. Formo parte de una ONG que hace actividades con trabajadores nepalíes, indonesios... Está cambiando todo mucho. No sólo lo hacen por imagen, lo hacen convencidos", aseguró Xavi, quizás sin ser muy consciente de que lo que estaba diciendo no era más que propaganda de Qatar, muy bien pagada, eso sí.

Pues bien, si hace un año no hizo ya suficientemente el ridículo con aquellas declaraciones, ahora ha vuelto a hacerlo. "Hola, soy Xavi Hernández. Me gustaría mandar muchos ánimos y mucha fuerza a todos los presos políticos, no desfallezcáis. Imagino que son momentos muy duros para todos vosotros lejos de casa y de la familia. Es por eso que quiero agradeceros todo el coraje y entereza que estáis mostrando; es el mejor regalo de Navidad que podéis hacer a la sociedad catalana. Os deseo muy buenas fiestas y que el año nuevo os traiga justicia y libertad. Un fuerte abrazo a todos". Sí, el mismo que dijo que "es cierto que en Qatar no hay un régimen democrático, pero la gente es feliz", deseando que 2019 traiga justicia y libertad a España.

Este es el mensaje que el ex jugador del FC Barcelona envió al programa de radio ‘Nadal a la presó’ (Navidad en prisión), dedicado a los políticos catalanes que están en la cárcel. Sin duda, lo mejor es lo de "no desfallezcáis", algo muy fácil de aconsejar con el estómago lleno y viviendo a cuerpo de rey -o en su caso de emir-, en un país donde las libertades y no digamos la democracia siguen brillando por su ausencia, por mucho dinero que se gasten en propaganda.

Xavi, detrás de Luis Rubiales, entonces presidente de AFE y ahora de la RFEF
Xavi, detrás de Luis Rubiales, entonces presidente de AFE y ahora de la RFEF

Aquella interesada foto junto a Rubiales

Pero la hipocresía no es una novedad en Xavi. Precisamente en 2015, justo antes de abandonar el Barça y marcharse por dinero a Qatar, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) convocó un paro indefinido por su "exclusión total" en la elaboración del Real Decreto para la venta centralizada de los derechos de televisión y ahí estaba él como si la cosa le importara. "No es una medida de fuerza, sino de defensa de nuestros derechos", dijo Luis Rubiales, su entonces presidente, aunque ahora lo siga siendo en la sombra o, para ser más claros, lo ejerza desde su despacho en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. ¿De dónde creen que vino si no la postura, amenaza de huelga incluida, de David Aganzo contra el partido de Miami?

Sí, al lado de Rubiales estuvieron varios internacionales españoles, entre los que se encontraba Xavi Hernández, aunque solo a cambio de la promesa de su amigo 'Rubi' en una reunión previa de que les iba a ayudar con el cambio fiscal que se avecinaba en España y cuyos efectos ya conocemos. Evidentemente, el ahora presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) nada hizo porque nada podía hacer, aunque el engaño forma parte de su modus operandi y él logró la foto que buscaba. Como es nomal, los futbolistas de Primera se ganaron críticas y algunos memes tan famosos como aquel atasco de lujosos deportivos bajo el epígrafe "¡todos a la huelga!".

¿Le han escuchado decir algo a Xavi sobre los problemas económicos del Reus, un club catalán, por cierto? Yo tampoco. Igual es que a Qatar no ha llegado la noticia o igual es que directamente al futbolista del Al Sadd no le interesa un asunto que LaLiga se ofreció a solucionar, pero AFE ha solucionado a medias. ¿Acaso es más grave no estar informado de una venta que va a reportar millones a los clubes que ver cómo un club está en peligro de desaparición tras quedarse con tan solo once jugadores? Ahora bien, cuando tuvo que apoyar a Rubiales en su decisión de destituir a Julen Lopetegui a tres días de debutar en el Mundial, ahí estuvo también Hernández para aplaudir al presidente de la RFEF sin esconder su "buena relación" con él.

Es una pena que un excepcional futbolista como Hernández, con un gran futuro como entrenador, tenga que dar la nota con declaraciones que perfectamente podría ahorrarse. Y no porque no tenga derecho a opinar lo que le venga en gana, sino porque lo mínimo que se puede exigir a alguien, y más si se trata de un personaje público como él, es que sea coherente con lo que dice y con lo que hace. Y en su caso, también respetuoso, pues hablar de democracia y libertad desde Qatar es de una hipocresía tremenda. La misma que amenazar con ir a la huelga en Ferrari y a cambio de aquello tan famoso de "¿qué hay de lo mío?"...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios