Por qué Florentino debería avergonzarse cuando se saca del bolsillo lo que cobra Bale

El presidente del Real Madrid ha protegido todo lo que ha podido a Bale, pero la jeta del galés de no jugar con su equipo y sí con su selección es la gota que colma el vaso de la paciencia

Foto: Florentino Pérez felicita a Gareth Bale tras ganar el Mundial de Clubes. (EFE)
Florentino Pérez felicita a Gareth Bale tras ganar el Mundial de Clubes. (EFE)

Dado que la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento, les recuerdo algo jurídicamente trascendental: según el artículo 131.1 del Código Penal, el plazo de prescripción de los delitos en España es de 20 años cuando la pena máxima señalada al delito sea prisión de 15 o más años; de 15 cuando la pena máxima señalada por la ley sea inhabilitación por más de 10 años, o prisión por más de 10 y menos de 15 años; de 10 cuando la pena máxima señalada por la ley sea prisión o inhabilitación por más de cinco años y que no exceda de 10; y de cinco años el resto de delitos.

Sin embargo, no se sabe, o yo al menos lo desconozco, cuándo prescribe un 'off the record', la expresión inglesa que en el lenguaje periodístico se utiliza para referirse a un comentario que se hace de modo confidencial o extraoficial y que no puede divulgarse. En mi opinión, y salvo en casos muy extremos en los que la deontología periodística obliga a irse con ellos a la tumba, también las confidencias deben tener un plazo de prescripción, por más que no estén recogidas en ningún código.

Digo esto porque hace muchos años, demasiados como para haber prescrito ya, aunque no los suficientes como para haberlo olvidado, pude comprobar en primera persona cómo Florentino Pérez tiene —o al menos tenía— la costumbre de llevar en el bolsillo interior izquierdo de su chaqueta un papel con lo que cobran todos y cada uno de los futbolistas del Real Madrid. Una lista que consultaba sin ningún reparo para despotricar a gusto cuando la conversación versaba sobre uno de ellos.

Pues bien, viendo el rendimiento que Gareth Bale le está dando al Real Madrid, sobre todo en lo que llevamos de esta última temporada de las siete que lleva ya en el conjunto blanco, me imagino la cara de Florentino cada vez que revisa lo que cobra el galés —cerca de 20 millones netos al año, según algunas fuentes— y se dé cuenta del dineral que le cuesta, no a él, sino al ilustre club que preside, cada partido que juega, más allá de su rendimiento, el cual también sería para analizar con argumentos futbolísticos y no solo atléticos.

Gareth Bale, junto a su compañero de la selección galesa. (Reuters)
Gareth Bale, junto a su compañero de la selección galesa. (Reuters)

"Problemas en las pantorrillas"

Así, y aunque podría remontarme más en el tiempo, de los 13 partidos de Liga que lleva disputados el Real Madrid esta temporada, el galés solo ha jugado tres completos y se ha perdido seis, de ellos los cuatro últimos, a los que hay que sumar dos de la Champions, por "problemas de pantorrillas". Lo de las pantorrillas suena a risa, pero así puede leerse en Transfermarkt y no es sino la consecuencia de que Bale haya prohibido hacer públicos los partes médicos de sus lesiones, al amparo de la confidencialidad que existe entre médico y paciente, para que el Real Madrid no informe de sus dolencias, algo que en su caso es demasiado habitual por otro lado.

Desde hace un mes el galés no se entrena con sus compañeros del Real Madrid y, sin embargo, este lunes se ejercitó sin incidencias con su selección con vistas a los encuentros clasificatorios para la Eurocopa 2020 contra Azerbaiyán y Hungría. De hecho, no juega a las órdenes de Zidane desde el 13 de octubre, y precisamente tras lesionarse en un partido con Gales, el que disputó frente a Croacia, y en cambio su seleccionador, Ryan Giggs, cuenta con él con vistas a la visita de este sábado a Azerbaiyán, donde los dragones necesitan ganar, lo mismo que tres días después en casa ante Hungría. En teoría, Gareth sufrió una lesión muscular, que bien podría ser una rotura de fibras en los gemelos a tenor de las molestias que padeció durante su último partido con su país, pero como ahora es confidencial...

Normal por ello que hayan salido informaciones como la que publicó el diario 'Sport' en las que se asegura que el Real Madrid se plantea sancionar el comportamiento de Bale por una disminución voluntaria de su rendimiento. La prueba es bastante evidente: no haber puesto "todo de su parte" para jugar con su club y esperar a entrenarse con normalidad precisamente a su regreso con su selección. Se trataría de una falta muy grave, con una sanción de suspensión de empleo y sueldo de dos a diez días. Hasta un 7% de su salario mensual en los primeros 100.000 euros y a partir de ahí hasta un 4% más en función de la gravedad y las circunstancias.

Curiosamente, de la misma manera que Florentino Pérez se atribuyó el fichaje de Cristiano Ronaldo sin ser cierto, tal y como denunció su antecesor en la presidencia del Real Madrid, Ramón Calderón, sistemáticamente negó que Bale hubiera costado más que el portugués. El galés fichó por el club blanco el 31 de agosto de 2013 del Tottenham y la cifra que se dio fue 91 millones de euros. Sin embargo, Football Leaks se encargó de demostrar que el total de la operación superó los 100 millones, 100.759.417, concretamente, por lo que hasta la llegada este verano de Hazard —100 millones, más 20 en variables— era el fichaje más caro de la historia del Madrid.

Florentino ha defendido siempre a Bale y prueba de ello es que, a pesar de Zidane pidió públicamente que lo quería fuera del Madrid, ahí sigue. Ahora se comenta que saldrá en el mercado de invierno, pero está por ver. Hace tiempo que el presidente se quedó sin argumentos para seguir protegiendo al galés, un auténtico jeta, además de un indocumentado, al que solo le interesa jugar al golf y al fútbol... con Gales. La pregunta es: ¿cuándo prescriben los delitos de los caraduras?

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios