LOS ÚNICOS QUE "PROTEGEN LA SALUD PÚBLICA"

Alud de casas de apuestas en la Liga: solo resisten Villarreal, Valladolid y la Real

Volvió el fútbol y justo antes el Gobierno derogó la prohibición de lucir publicidad de casas de apuestas decretado durante el estado de alarma, cuando no había competición...

Foto: Chidozie Awaziem y Enes Üral disputan el balón en el Leganés-Valladolid de este sábado. (EFE)
Chidozie Awaziem y Enes Üral disputan el balón en el Leganés-Valladolid de este sábado. (EFE)

La noticia es tan surrealista que no solo retrata la incoherencia del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sino que incluso le ridiculiza. La semana pasada, apenas unas horas antes del regreso de LaLiga, el Gobierno derogó la prohibición de lucir publicidad de casas de apuestas durante los partidos. Para ello el Ejecutivo no tuvo ningún reparo en aprobar una nueva normativa en la que desaparecen las restricciones impuestas a las entidades de juego durante el estado de alarma, las cuales, en contra de lo que pueda pensarse, no tuvieron sentido pues no se suspendieron todas las competiciones deportivas.

"Lo hacemos para preservar la salud pública", aseguró el mencionado Garzón cuando solemnemente anunció que "hemos aprobado la prohibición de la publicidad de estos juegos de azar y de apuestas en cualquier soporte publicitario". Sin embargo, entre las disposiciones del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, se habla en cambio de "medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19". ¿Alguien lo entiende? Pues la verdad es que es bastante sencillo: el negocio es el negocio, como quedó claro tras el cacareado 'Pacto de Viana' y nadie mejor que Javier Tebas puede dar fe de ello.

Según puede leerse en un texto que tampoco fue especialmente publicitado, "esta derogación se hace por coherencia con la mayor flexibilización en materia de juego establecida durante las fases II y III del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad". De esta forma los clubes de fútbol podían exhibir la publicidad de las diferentes casas de apuestas que tuvieran contratada, sin tener que modificar sus equipaciones por la normativa dictada durante el estado de alarma. Este fue el caso de Valencia (bwin), Sevilla (Marathon Bet), Levante (betWay), Osasuna (Kirolbet), Granada (Winamax), Leganés (betWay), Alavés (betWay) y Mallorca (BetPoint).

Las más de cuarenta casas de apuestas con licencia que operan en España han encontrado su mejor escaparate en los clubes de LaLiga, además de en la propia patronal del fútbol, a la que patrocina Sportium. Así, en las dos últimas temporadas, 19 de los 20 equipos de Primera División tienen o han tenido algún tipo de patrocinio de este sector. El único club que no lo hizo, es decir, que decidió renunciar al patrocinio de una casa de apuestas sin que nadie tuviera que prohibírselo, fue la Real Sociedad.

El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay (3d), durante una Junta General Ordinaria de Accionistas. (EFE)
El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay (3d), durante una Junta General Ordinaria de Accionistas. (EFE)

"Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos de representar a Gipuzkoa. Es por ello que debemos cuidar mucho los mensajes que trasladamos a nuestra comunidad. Un ejemplo de ello es el tema de las casas de apuestas", dijo el presidente del club donostiarra, Jokin Aperribay, en la Junta General en la que anunció que este asunto se sometería a una consulta entre los socios y los accionistas, mayores de 16 años o que los cumplieran durante el año 2018.

Y dicho y hecho, en diciembre de ese 2018, la entidad donostiarra sometió a votación aceptar o no el patrocinio de una empresa de apuestas deportivas que ofrecía alrededor de dos millones de euros. El 86 % de los 6.638 socios y accionistas que participaron se pronunciaron en contra. De este modo, como quiera que la consulta era vinculante, la Real fue el único equipo de toda la Liga Santander 2018-2019 que no tuvo este tipo de patrocinio y ahora es uno de los tres que tampoco lo hace.

Diecisiete clubes tienen diferentes acuerdos

En esta extraña y atípica temporada, además de los ocho clubes antes citados que lucen publicidad de casas de apuestas en sus camisetas, otros nueve clubes de Primera tienen algún tipo de acuerdo de patrocinio. A saber, Real Madrid (Codere), FC Barcelona (1xBET), Atlético de Madrid (bwin), Athletic de Bilbao (bet365), Getafe (bet365) y Betis (RB88), más Eibar, que firmó un contrato con bet365 hasta este año, pero ya no luce su publicidad en la página web, y Celta, también con bet365, aunque tampoco lo promociona, lo mismo que el Espanyol con la asiática ManBetX.

Además del mencionado y excepcional caso de la Real, el Villarreal no ha dejado rastro de sus anteriores patrocinios de casas de apuestas, mientras que el Valladolid reconoció hace unos meses haber manejado alguna oferta de este sector, aunque la descartó. "Las apuestas son una actividad legal, pero nosotros elegimos nuestros patrocinadores y hay otras marcas y otros sectores que están vinculados de manera más comprensible a la manera en la que queremos llevar el club", explicó David Espinar, Director del Gabinete de Presidencia del club propiedad de Ronaldo.

Ronaldo Nazario, presidente del Real Valladolid. (EFE)
Ronaldo Nazario, presidente del Real Valladolid. (EFE)

Como era de esperar, Alberto Garzón no tardó en presentar una de las grandes medidas tras ser nombrado ministro de Consumo: el Real Decreto de Regulación de la Publicidad del Juego, con más de cien cláusulas encaminadas a limitar la publicidad de las casas de apuestas y que afectan a los programas deportivos de radio y televisión, ya que, según los datos de la Dirección General de Ordenación del Juego, durante los nueve primeros meses de 2019 las casas de apuestas invirtieron un total de 123 millones de euros en publicidad.

Mientras la Real Sociedad dio una lección, no solo de responsabilidad, sino también de democracia al someter la decisión a la opinión o voluntad de sus socios y accionistas, el Valladolid tampoco ha querido vincular su imagen a este controvertido sector y lo ha hecho 'motu proprio'. Y ambos lo han hecho con absoluta libertad, sin necesidad de que nadie se lo prohíba. Ya saben, "prohibido prohibir", que dijo el escritor francés André Breton, autor del 'Manifiesto surrealista' que el comunista Alberto Garzón a buen seguro habrá leído.

Pero, claro, qué se puede esperar de un ministro que durante el confinamiento llegó a declarar que "al no haber competiciones deportivas, hemos podido apreciar que el número de apuestas deportivas se han reducido de manera extraordinaria". Volvió el fútbol, volvió la publicidad de las casas de apuestas, salvo en aquellos clubes que decidieron no lucirlas. Sin necesidad de prohibiciones ni de posteriores derogaciones.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios