El Real Madrid se estrena ante el Barça con la sombra del 9-1 y 6-0 y un cisma interno

La absorción del CD Tacón se ha completado con nueve fichajes, pero con el mismo técnico, una herencia que tiene su explicación en la complicada situación que vivió el club madrileño

Foto: El Real Madrid femenino debuta en la Primera Iberdrola. (Real Madrid)
El Real Madrid femenino debuta en la Primera Iberdrola. (Real Madrid)

"El Madrid no puede tener un equipo de fútbol que no gane nada. Si se hace, se tiene que hacer bien". Esto fue lo que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, les dijo a un grupo de socios en 2016 al ser preguntado sobre cuándo su club tendría un equipo femenino. Cuatro años después, el Real Madrid femenino es una realidad y este domingo debuta en la Primera Iberdrola y, casualidades del calendario o no, lo hace nada menos que contra el FC Barcelona en la Ciudad Deportiva de Valdebebas y con las cámaras de Teledeporte.

Sí, la televisión pública emitirá algunos partidos, no todos, y solo de los cinco clubes de los que tiene los derechos la Federación Española de Fútbol (RFEF). A saber, además de Real Madrid y FC Barcelona, Athletic de Bilbao, Madrid CFF y Santa Teresa de Badajoz. Nada sorprendente, pues Florentino Pérez siempre se ha mostrado contrario a la venta centralizada de los derechos de televisión de LaLiga, precisamente uno de sus principales desencuentros con Javier Tebas. Y al mismo tiempo muy revelador sobre lo poco que valora el fútbol femenino, cuya pérdida de visibilidad es más que evidente, por más que desde la RFEF de Luis Rubiales vendan lo contrario. Por cierto, ¿saben las futbolistas que su reelegido presidente se sentará delante de un juez por un supuesto delito de lesiones a una mujer?

Pero volviendo al mal llamado clásico del fútbol femenino, más que nada porque es la primera vez que se juega, el 9-1 y 0-6 encajados la temporada pasada por el CD Tacón ante el Barça son impensables tras los nueve fichajes que ha hecho este verano el Real Madrid, a los que hay que sumar siete que ya hizo la temporada pasada el CD Tacón tras ser absorbido, y con un total de nueve extranjeras. Pero sobre todo sería insostenible ahora que llevará el escudo del Real Madrid en el pecho, y no en los dorsales, como empezó a hacer el año pasado, precisamente hasta el humillante 9-1 que encajó en el Estadio Johan Cruyff.

Aunque más allá de unos refuerzos y una planificación que desde este domingo se comprobará si han sido los más acertados o no, lo que más preocupa en el Real Madrid es el cisma interno heredado del CD Tacón., con la figura de su presidenta, Ana Rossell, siempre en el centro. Tal y como informamos en El Confidencial, las irregularidades cometidas en el club de fútbol femenino que Florentino decidió comprar tras su ascenso a la Liga Iberdrola, no solo afectaron a las jugadoras, quienes denunciaron estar durante meses sin cobrar y no haber sido dadas de alta en la Seguridad Social, además de ser amenazas si lo denunciaban.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, junto a Ana Rossell, presidenta del CD Tacón
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, junto a Ana Rossell, presidenta del CD Tacón

El entrenador, David Aznar, también sufrió esta situación de impagos e irregularidades con la Seguridad Social, aunque él no llegó a denunciarlas. Y, según fuentes del club madrileño, no lo hizo a cambio de la promesa de su presidenta de seguir dos años más en el banquillo. De ahí que siguiera la primera temporada del CD Tacón en la máxima categoría del fútbol femenino, la inacabada Primera Ibedrola en la que su equipo fue décimo, a 36 puntos del campeón, el FC Barcelona, y solo 6 por encima de las plazas 15ª y 16ª de unos descensos que tras la suspensión no hubo.

La alargada y siniestra sombra de Jorge Vilda

Y, cómo no, también un segundo año, el del debut ya como entrenador del Real Madrid, donde barajaron la opción de fichar a Toña Is, la primera mujer seleccionadora de fútbol en España y campeona del mundo Sub 17. Aznar, que antes incluso de empezar la temporada ya tiene a una gran parte del vestuario en contra, no solo ha intentado blindarse con jugadoras afines a él, sino que también se opuso a la llegada de otras cercanas a la mencionada Is. A esto también contribuyó el verdugo de Toña en la RFEF, Jorge Vilda, quien incluso ha influido en fichajes como los de Misa y Abelleira, casualmente en su última lista de la Selección, y otros como los de Corredera, Ivana y Cardona.

Cabe recordar que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), entonces todavía controlado por Rubiales, paró la denuncia de al menos una futbolista del CD Tacon para poder cerrar la compra de este club por el Real Madrid, de ahí lo mucho que la presidenta del absorbido club madrileño le debe al sindicato que sorprendentemente sigue presidiendo David Aganzo, gracias al apoyo y la protección mediática de LaLiga. De ahí su cercanía a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), con la que hizo frente común —sí, en contra de las futbolistas— con la famosa Lista de compensación que sirvió de excusa a Ana Rossell para no fichar a jugadoras como Ona Batlle, Eva Navarro e incluso Damaris Egurrola, aunque esta lo tenía prácticamente hecho con el Barça, otro de los clubes casualmente afines a la RFEF.

También la presidenta del CD Tacón —y ahora no se sabe muy bien con qué cargo en el Real Madrid— fue cómplice de AFE en esta polémica que obligó a Batlle a irse al Manchester United y a Egurrola al Everton, con la pérdida de talento que ello supone y que fue denunciado por las propias futbolistas. De hecho Rossell es vista como una especie de agente doble en la guerra AFE-RFEF, pues en la Ciudad del Fútbol de las Rozas también tiene contactos que le permiten estar al día de lo que allí acontece y cuando se firmó el convenio colectivo del fútbol femenino se le vio celebrándolo con el sindicato mayoritario y la ACFF.

Y esto es precisamente lo que el mencionado Jorge Vilda utiliza para a su vez influir en el Real Madrid, un equipo al que le ha llegado la hora de la verdad. Todo va a depender de cómo empiece la temporada, aunque da la sensación de que a la mínima duda, a Florentino Pérez, el ahora presidente de este equipo femenino, no le temblará el pulso con David Aznar. Es verdad que el fútbol femenino poco o nada le importa, pero el prestigio del Real Madrid está en juego, y con eso no se juega.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios