La sombra de Arconada, del que ya no queda ni el recuerdo de sus medias

La Real lidera LaLiga con un equipo repleto de canteranos en todas sus líneas, menos en la portería, donde tres décadas después en Zubieta siguen sin encontrar un heredero del número 1

Foto: Luis Arconada, en la Eurocopa de Francia 1984
Luis Arconada, en la Eurocopa de Francia 1984

"No les tiembla el pulso a la hora de sacar a un chico del Sanse si hay un puesto en el primer equipo. Para los que venimos de abajo es un plus. En cualquier momento te puede tocar estar arriba". Así resume Martín Zubimendi (San Sebastián, 1999) la política de cantera de la Real Sociedad, el equipo que lidera LaLiga, y no solo de manera circunstancial porque algunos de sus perseguidores hayan disputado menos partidos, sino como consecuencia de ser el equipo que mejor fútbol practica.

De los 28 jugadores de los que dispone o con los que está contando habitualmente Imanol, 18 son salidos de la 'factoría' Zubieta, con una media de edad que 23 años y medio y solo un futbolista que llega a los treinta, el capitán Asier Illarramendi. Una media que en lo que respecta al total de la plantilla sube hasta los 24,9, ya que la de los diez jugadores restantes es de 27,6, en este caso con tres que superan la treintena. Y este es sin duda el gran mérito de la Real, competir al máximo nivel sin renunciar a su esencia. A una identidad que, lejos de ser excluyente, es integradora y tremendamente valiente, como lo es su entrenador, el canterano Imanol Alguacil.

Si repasamos su plantilla, en el lateral derecho encontramos a Gorosabel (24 años). El de Arrasate es sin duda una de las grandes revelaciones de la temporada. Ha adelantado por la izquierda a Joseba Zaldua (28), mientras Arambarri (22) debutó en la reciente victoria en Balaídos (1-4) y Alex Sola (21), quien la temporada pasada jugó cedido en el Numancia y tiene madera de titular, está lesionado. En el otro costado, Ahien Muñoz (23) crece a la sombra de un veterano como Nacho Monreal (34).

En el centro de la zaga, Aritz Elustondo (26) y Le Normand (23) son la pareja de centrales titulares tras la marcha de Diego Llorente al Leeds, aunque Modibo Sagnan (21) se está reivindicando después de haber estado a punto de volver a salir cedido, Igor Zubeldia (23) sirve de comodín por sus dotes defensivas y otro canterano como Jon Pacheco (19) es sin duda el central izquierdo del futuro.

En el eje del centro del campo, la ausencia por lesión de Illarra (30) ha dado paso, además de al mencionado Zubeldia y a Ander Guevara (23), a otro de los grandes descubrimientos como es el mencionado Zubimendi (21), quien señala a Xabi Alonso, técnico del segundo equipo, como clave para "dar el salto que necesitaba". Completan la medular dos de los mejores fichajes de la historia de la Real como son Mikel Merino (24) y David Silva (34), con otros jugadores salidos de Zubieta Guridi (25) y Roberto López (20) como sus posibles sustitutos, toda vez que el todoterreno Luca Sangalli (25) está lesionado.

Luis Arconada, Jesús María Zamora y Juan Antonio Larrañaga, durante el homenaje de despedida a Xabi Prieto. (EFE)
Luis Arconada, Jesús María Zamora y Juan Antonio Larrañaga, durante el homenaje de despedida a Xabi Prieto. (EFE)

Y llegamos a la delantera, liderada por el internacional Mikel Oyarzabal, todo un veterano a sus 23 años, con dos alternativas salidas de casa como son Barrenetxea (18) y Merquelanz (25), de vuelta como Guridi tras su cesión en el Mirandés. Junto a ellos, otro fichaje de máximo rendimiento y absoluta implicación como Portu (28), uno más intermitente pero brillante como Januzaj (25) y las dos principales y complementarias referencias ofensivas, Willian José (28) e Isak (21), además del canterano Jon Bautista (25), empeñado en hacerse con un sitio en una plantilla que, si no es la mejor de la historia de la Real, está muy cerca.

La portería, la asignatura pendiente

Y, efectivamente, falta la portería, donde el veterano Miguel Ángel Moyà (36) ejerce habitualmente de suplente de Alex Remiro (25), llegado a la Real tras negarse a renovar con el Athletic. A diferencia de lo que sucede en Zubieta, de Lezama no dejan de salir porteros, como son los casos de Kepa Arrizabalaga y Unai Simón, ambos convocados por Luis Enrique. Lo cierto es que desde que Luis Arconada colgara los guantes en 1989, y con permiso de Alberto López (375 partidos entre 1992 y 2006), su más digno sucesor tras recoger el relevo de José Luis González (148), los mejores guardametas de la Real han sido los extranjeros Claudio Bravo (237 partidos), Westerveld (84) y Rulli (170).

Westerveld, durante su etapa como portero de la Real Sociedad
Westerveld, durante su etapa como portero de la Real Sociedad

Curiosamente, hasta la temporada 2004-2005 y con un canterano como Asier Riesgo (130) haciendo la transición entre el holandés y el chileno, en la Real se mantuvo la tradición de que sus porteros llevaran las medias blancas que Arconada instauró en el equipo donostiarra e incluso trasladó a la Selección española, no sin que ello levantara absurdas polémicas que es mejor ni recordar. Sin embargo, ni aún así la alargada sombra de uno de los mejores porteros de la historia ha dejado de sobrevolar el entorno de una Real que 31 años después sigue sin encontrarle un sustituto.

"¡No pasa nada, tenemos a Arconada!", fue el grito de guerra de los aficionados txuri urdin durante los últimos años de los 13 en los que Luis ocupó su portería. Jugó 551 partidos y con él llegaron los títulos de Liga de las temporadas 80-81 y 81-82 y la Copa de 1987, en la que fue decisivo en la tanda de penaltis. "Lo bonito sería que los porteros que jugaran en la Real salieran de Zubieta", explicó en cierta ocasión González, para añadir que "en el trabajo de la cantera hay etapas en las que cuesta más que salgan jugadores, no vienen esas remesas deseadas". Esta responsabilidad recae ahora en Luis Llopis, el entrenador que porteros que estuvo en el Real Madrid en la primera etapa de Zidane.

¿Qué pasa que ya no tenemos un Arconada? Esta es la pregunta que se hacen muchos aficionados. Sobre todo cuando ven cómo de Zubieta salen futbolistas en todas las posiciones, menos en la de portero. Toda una paradoja para un club del que salieron Agustín e Ignacio Eizaguirre, Araquistain, Zubiarrain, Esnaola, Artola, Urrutikoetxea o, el más grande de todos, Arconada, de quien ya no queda ni el recuerdo de sus medias...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios