Es noticia
Menú
Las asociaciones de autónomos han traicionado a los autónomos
  1. Economía
  2. Laissez faire
Juan Ramón Rallo

Laissez faire

Por

Las asociaciones de autónomos han traicionado a los autónomos

¿Para eso necesitamos de asociaciones de autónomos? ¿Para que se vendan ante el Gobierno y nos acuchillen por la espalda?

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE/Chema Moya)
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE/Chema Moya)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Soy autónomo y las asociaciones de autónomos no me representan. Nunca lo han hecho y dudo de que alguna vez lo vayan a hacer. Pero, desde luego, en su última y vergonzosa negociación con el Ministerio de Seguridad Social, no lo han hecho. En el mejor de los casos, representarán a los autónomos que formen parte de su asociación y tal vez ni siquiera a todos ellos, pues es dudoso que el conjunto de sus afiliados suscriba el acuerdo al que han llegado con el Gobierno. De ahí que, ya de entrada, convendría dejar muy claro qué papel han desempeñado esas asociaciones en esta negociación: el papel de traidores de los autónomos y de propagandistas del Gobierno, pues su cometido ha sido otorgarle una coartada al Ejecutivo para que pueda vender ante la opinión pública que la reforma del régimen de cotización de los autónomos cuenta con el aval de la práctica totalidad de trabajadores por cuenta propia de España. Pero, en realidad, no cuenta con ese aval o, al menos, no tenemos ninguna certeza de que cuente con él: lo que se haya pactado en un despacho entre burócratas públicos y burócratas privados cuenta, como mucho, con el aval de esos burócratas.

¿Y qué es exactamente lo que se ha pactado? Pues, más allá de cantidades concretas de cotizaciones sociales (que en todo caso tienen una vigencia provisional y, por tanto, no es lo sustancial del cambio estructural al que vamos a asistir), lo que se ha pactado es 'sacrificar' la libertad de los autónomos para escoger su base de cotización. Como es sabido, hasta el momento los autónomos eran 'libres' de determinar, entre una base mínima y una base máxima, cuál era el importe por el que deseaban cotizar a la Seguridad Social.

Foto: El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

No se trataba de anormalidad alguna, sino del régimen más deseable para cualquier trabajador: si la Seguridad Social es un sistema contributivo (recibes beneficios futuros en función de lo que has cotizado durante tu vida laboral), entonces, cada trabajador debería poder determinar cuánto cotizar en función de lo que desee recibir del sistema en el futuro. Si las cuentas de la Seguridad Social no presentan desequilibrio intertemporal alguno, tal como le gusta recordar al ministro, entonces, la decisión de muchos autónomos de cotizar por la base mínima no generaría perjuicio alguno a nadie: el sistema ingresaría menos en el presente, pero también pagaría menos en el futuro. Las gallinas que dejan de entrar por las que dejan de salir.

Pues bien, a partir de 2023, los autónomos perderán esa crucial libertad y no se sabe muy bien a cambio de qué. Los trabajadores por cuenta propia ya no tendrán derecho a determinar cuánto quieren cotizar en función de cuánto quieran recibir, sino que se les impondrá tanto lo que deben cotizar como lo que deben recibir según cuáles sean sus ingresos reales. Aunque los autónomos juzguen —correcta o incorrectamente— que son personas adultas capaces de administrar su ahorro personal mejor de lo que vaya a poder hacerlo la Seguridad Social, se les obligará a entregar una porción mucho mayor de ese ahorro personal a la Seguridad Social para que esta se lo administre en su presunto provecho futuro.

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE/Kiko Huesca)

Esa es la principal libertad que les ha sido sustraída a los autónomos, con la deplorable complicidad de las “asociaciones de autónomos”, y, como decíamos, no se sabe muy bien a cambio de qué. A la postre, respecto a los autónomos con menores ingresos, lo único que ha sucedido a efectos prácticos es que se les ha rebajado la base mínima de cotización (pues, ingresen lo que ingresen, como poco deberían pagar 230 euros mensuales en 2023). Y, si de eso se trataba, de bajar algo la cuota de autónomos a quienes menos ingresan, ¿no podría haberse hecho sin subírsela forzosamente al resto? Si la respuesta es que no, que no era financieramente posible hacer eso, entonces lo que estamos reconociendo implícitamente es que estamos abandonando la naturaleza contributiva del sistema: que la cotización extra de los autónomos con mayores ingresos no irá dirigida a cubrir sus mayores prestaciones futuras, sino a compensar las menores cuotas abonadas por los autónomos con menores ingresos. Vamos, que no solo se suprime la libertad de los autónomos de escoger su base de cotización, sino que se va a parasitar con mayor saña a muchos de ellos.

¿Para eso necesitamos de asociaciones de autónomos? ¿Para que se vendan ante el Gobierno y nos acuchillen por la espalda?

Soy autónomo y las asociaciones de autónomos no me representan. Nunca lo han hecho y dudo de que alguna vez lo vayan a hacer. Pero, desde luego, en su última y vergonzosa negociación con el Ministerio de Seguridad Social, no lo han hecho. En el mejor de los casos, representarán a los autónomos que formen parte de su asociación y tal vez ni siquiera a todos ellos, pues es dudoso que el conjunto de sus afiliados suscriba el acuerdo al que han llegado con el Gobierno. De ahí que, ya de entrada, convendría dejar muy claro qué papel han desempeñado esas asociaciones en esta negociación: el papel de traidores de los autónomos y de propagandistas del Gobierno, pues su cometido ha sido otorgarle una coartada al Ejecutivo para que pueda vender ante la opinión pública que la reforma del régimen de cotización de los autónomos cuenta con el aval de la práctica totalidad de trabajadores por cuenta propia de España. Pero, en realidad, no cuenta con ese aval o, al menos, no tenemos ninguna certeza de que cuente con él: lo que se haya pactado en un despacho entre burócratas públicos y burócratas privados cuenta, como mucho, con el aval de esos burócratas.

Seguridad Social Cotizaciones
El redactor recomienda