Cayetana se 'autoinvita' al pleno del Congreso un año después
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

Cayetana se 'autoinvita' al pleno del Congreso un año después

La exportavoz parlamentaria apareció un año después en la bancada popular y se llevó hasta un comentario del presidente del Gobierno. Decidió ir porque la ocasión "lo merecía"

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE)
Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE)

Cayetana Álvarez de Toledo reapareció ayer en el Congreso demostrando que su presencia sigue concitando cierto interés. Incluso el presidente del Gobierno le dio la bienvenida, ironizando sobre el tiempo que llevaba sin verla. “Ya la dejan venir”, espetó mirando de reojo a Pablo Casado y a la portavoz actual, Cuca Gamarra.

En realidad, fue una autoinvitación. La presencia de los diputados sigue limitada por culpa de la pandemia (aún no van todos los parlamentarios al mismo tiempo) y bajo esa excusa decía la dirección del grupo popular que Álvarez de Toledo no acudía. Ayer, sin embargo, aseguraban que “los martes” (cuando se debaten las iniciativas legislativas de la oposición) la exportavoz podría ir si quisiera.

placeholder Pablo Casado, aplaudido por toda su bancada. (EFE)
Pablo Casado, aplaudido por toda su bancada. (EFE)

Sea como sea, Álvarez de Toledo decidió ir sin encomendarse a nadie por entender que se trataba de “un día crucial” y “la ocasión exigía” su presencia. Sobre todo, por los constitucionalistas catalanes a los que la diputada dice “deber su escaño”. Sánchez acudía a la Cámara, entre otras cosas, a explicar los indultos a los líderes independentistas. De ahí que decidiera acudir al debate aunque su sitio sigue siendo lo telemático. Al menos, por ahora y desde hace ya un año.

El ‘fantasma’ de Cayetana sigue apareciendo de vez en cuando en el grupo parlamentario. A menudo su presencia, aunque ella esté ausente, tiene que ver con declaraciones públicas en entrevistas o columnas que publica en medios de comunicación provocando enfado en buena parte de la dirección. En otros diputados lo que sigue despertando es admiración y simpatía. Y el resto de partidos saben de esa división. Solo eso explica que incluso Sánchez metiera el dedo en la llaga.

Cayetana Álvarez de Toledo Pedro Sánchez
El redactor recomienda