Los despachos faraónicos de la Torre Foster guardan la herencia del jeque
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

Los despachos faraónicos de la Torre Foster guardan la herencia del jeque

La última planta, a más de 200 metros de altura, tiene dos despachos de más de 1.000 metros cuadrados

placeholder Foto: La Torre Foster, sobre el 'skyline' de Madrid.
La Torre Foster, sobre el 'skyline' de Madrid.

La última planta de la Torre Foster de Madrid sigue albergando uno de los mejores despachos de la capital. Desde que el fondo soberano de Abu Dabi compró el rascacielos allá por 2014, la zona más noble estuvo reservada para el primer ejecutivo del fondo, a su vez propietario de la petrolera española Cepsa.

Antes de dar el pase dos años después a Pontegadea, el vehículo de inversión de Amancio Ortega, Abu Dabi trasladó allí la petrolera, que se comió el alquiler de toda la torre, nada menos que 110.000 metros cuadrados, para sus poco más de 1.500 empleados. Era la manera de que salieran los números.

Foto: Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters)

Con esas rentas garantizadas, el magnate gallego ha ido metiendo inquilinos poco a poco, entre Amazon, Home Way y Pérez-Llorca, ocupando el espacio vacío que Cepsa pagaba religiosamente, pero no ocupaba. Y así hasta hace poco, el rascacielos ya está ocupado del todo, sin trampas a costa de la petrolera.

No en vano, esa situación tenía los días contados desde que Mubadala dio entrada en el capital de Cepsa al fondo de inversión Carlyle, después de que fracasara la salida a bolsa de la petrolera. Los que no han cambiado son los despachos de la última planta, donde no hizo falta implantar medidas de separación.

Cepsa Rascacielos Pontegadea Fondos de Inversión Salidas a bolsa
El redactor recomienda