El último capítulo del fraude del jamón: a subasta una finca con jamones dentro
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

El último capítulo del fraude del jamón: a subasta una finca con jamones dentro

Fue, en 2016, la compañía revelación del mercado español del jamón serrano. En 2018, la Guardia Civil llevaba a cabo una macroinvestigación por toda España por presunta estafa

Foto: Foto: EFE/Carlos García.
Foto: EFE/Carlos García.

Fue, en 2016, la compañía revelación del mercado español del jamón serrano. Apenas dos años después, en septiembre de 2018, la Guardia Civil llevaba a cabo una macroinvestigación por toda España en torno a ella por vender, presuntamente, jamones de cebo como si fueran de bellota a precios muy bajos.

Fue el principio del fin de Osona Intensiva, compañía que pertenece a los grandes grupos cárnicos catalanes Vall Companys (24%), Blai Parés (40%) y Fleku (30%), ésta última, una sociedad de los hermanos David y Jaime Álvarez, quienes gestionaron la compañía hasta la primavera de 2019. En 2021, la compañía se encuentra en liquidación.

En 2019, sus últimas cuentas depositadas en el registro mostraban unos activos de 31,35 millones de euros y unas pérdidas de cuatro millones. Un año antes, los números rojos superaban los 110 millones, un deterioro que la compañía achacó a algunas de sus filiales, especialmente Comapa 2001, sobre la que sobrevolaban las sospechas sobre la posible estafa de los jamones.

De hecho, en 2020, la nueva dirección de Comapa interpuso contra los hermanos Álvarez una querella, que el juzgado de Alcobendas admitió a trámite, por los delitos de estafa, administración desleal, falsedad en documento privado y delito societario de falsedad de cuentas".

Foto: El jamón 100% ibérico tan solo representa el 12% de los 2,5 millones de cerdos sacrificados en 2017.

Comapa, filial de Osona Intensiva, era una de las grandes distribuidoras de jamones de España. Sus jamones ibéricos de bellota, de unos siete kilos, fueron comercializados en Carrefour durante las navidades de 2017-2018 entre 189 y 195 euros, un importe que algunos industriales tradicionales del sector calificaron como ridículo a El Confidencial, dado que aseguraban que un jamón de esa calidad y peso actualmente nunca podría bajar de 300 euros.

La caída de Comapa arrastró a Osona Intensiva que ahora ha decidido convocar una subasta voluntaria de bienes, maquinaria y fincas para hacer frente a una deuda de 3,44 millones de euros. En 2018, sus principales acreedores, según informó El Confidencial, eran Santander, BBVA y Sabadell, y la deuda ascendía, al menos, a 175 millones de euros.

Foto: Jamón ibérico. (EFE)

Entre los bienes que salen a subasta, figuran instalaciones y maquinaria existentes en la planta de la entidad Jamones Oro de Jabugo en el municipio de El Repilado, en la localidad de Jabugo, en Huelva. Instalaciones de baja y alta tensión, instalación frigorífica, climatización y ventilación industrial, protección contra incendios y otro tipo de maquinaria.

Pero también un edificio situado sobre una parcela de 7.823 metros que, además de una huerta, aún mantiene un 'stock' de jamones y paletas. El edificio, en este caso, está valorado en 2,5 millones de euros, está situada también en El Repilado y sobre él se constituyó una hipoteca del Banco Santander de algo más de 1,1 millones de euros, si bien, en la actualidad, dicha deuda es de poco más de 500.000 euros, que "se cancelará económicamente en el momento de adjudicación o venta", según se recoge en el documento de la subasta notarial.

Jamón Subasta Activos Huelva
El redactor recomienda