Muchas imprecisiones y un 'unicornio': el discurso de Sánchez falla en los detalles

Verificamos las afirmaciones del líder del PSOE durante el primer discurso de investidura

Foto: El líder del PSOE durante su discurso de investidura (Reuters)
El líder del PSOE durante su discurso de investidura (Reuters)

Después de meses de pactos y acuerdos más o menos secretos, Pedro Sánchez ha abierto este martes una semana crucial para saber si habrá que repetir elecciones o el Congreso encontrará un consenso para elegir presidente del Gobierno. En La Chistera estrenamos blog con un especial sobre su discurso. Hemos verificados nueve píldoras de lo que ha dicho durante algo más de una hora y media y hemos encontrado cinco imprecisiones, dos verdades, una afirmación falsa y un 'unicornio', como llamamos a aquellas afirmaciones sin base ninguna (lo explicamos en la metodología).

 

Durante la X Legislatura, un tercio de las normas que el Gobierno ha aprobado son decretos leyes, es decir, mandatos directos del Ejecutivo que no pasan por las Cortes. Se trata de 76 textos legislativos que han ido directos al BOE sin pasar por ningún tipo de debate o diálogo, un récord en la democracia del que Rajoy no suele sacar pecho.

¿Es normal que esto ocurra si el Gobierno goza de mayoría absoluta? En absoluto. Durante el anterior Ejecutivo que contó con apoyos tan amplios, el segundo de José María Aznar, los decretos fueron el 20% de las normas. 

[Rajoy, Iglesias, Sánchez, Rivera: verificamos el segundo día de investidura]

 

Si Sánchez afirma que “18 millones de españoles votaron por la no continuidad del actual Gobierno” tras restar los votos recibidos por el PP del total de votantes, de la misma forma Rajoy podría asegurar que “casi 20 millones de españoles no quieren un Gobierno del PSOE”. Más allá de la cifra, la metodología empleada por el líder del PSOE para sostener esta afirmación es completamente errónea desde el momento en el que en un sistema parlamentario los ciudadanos no votan por un Gobierno sino por la composición del Parlamento.

El artículo 1.3 de la Constitución lo deja bien claro: “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria”. Es decir, la Jefatura del Estado es ocupada por un rey con carácter hereditario y los españoles votan a sus representantes en el Parlamento bicameral. O lo que es lo mismo: los españoles no votan directamente al presidente del Gobierno como sí hacen, por ejemplo, los ciudadanos de Francia o Estados Unidos. Quien lo elige es el Congreso de los Diputados, tras, precisamente, una sesión de investidura a la que se presenta un candidato, tal y como se explica en el artículo 99 de la Constitución. En este caso, el candidato es Pedro Sánchez.

 

Una coalición de PSOE, Podemos, IU, ERC y Bildu, las fuerzas consideradas de izquierdas, sumaría 172 diputados. Si Ciudadanos se abstuviera, esa coalición sí podría obtener la mayoría simple (es decir, la mayoría de los votos), el mínimo requerido en la segunda ronda de votaciones de la sesión de investidura.

Otra cosa es que la formación de Albert Rivera no quisiera oponerse a este pacto.

 

Aunque existen muchos factores para explicarlo, es cierto que los salarios han disminuido durante la crisis económica y durante el mandato de Mariano Rajoy, según el INE. En cuanto a las horas trabajadas, el mismo Instituto Nacional de Estadística corrige la afirmación del líder socialista: entre 2012 y finales de 2015, el número medio de horas efectivas semanales trabajadas por cada ocupado ha bajado un 2%. Desde 2008, se ha mantenido invariado.

 

En una de las ocho referencias directas a su principal adversario, Sánchez se ha referido a la rebaja del IRPF que el Gobierno anunció en julio de 2015. Una medida que toda la oposición, como ha vuelto a hacer el líder del PSOE, tildó de “electoralista”. Y sí, la Comisión ha tirado de las orejas al Ejecutivo por no haber arreglado los desequilibrios nacionales, pero no lo hizo por esa medida. Es más, aseguró que el cálculo del Gobierno para adelantarla “está en consonancia con las simulaciones llevadas a cabo por el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea” (aquí se puede leer el informe, donde la CE añadía que esa reforma tampoco iba a solucionar el “elevado nivel de desigualdad en los ingresos” y “puede incluso contribuir a aumentarlo ligeramente”, pero esta es otra historia)  Los problemas más destacados según la CE fueron otros: el mercado laboral y las finanzas de las comunidades autónomas.   

 

El sector agroalimentario, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, da trabajo a 1,18 millones de personas. Obviamente, no queremos ni pensar que Sánchez estuviera pensando en el número de activos (1,4 millones) para referirse a los ocupados…

 

ACTUALIZACIÓN del 2 de marzo. Tras el discurso de Sánchez calificamos de "falsa" esta afirmación. Sin embargo, un mensaje de un lector, Luís Barriga, nos ayuda a matizar el concepto, por lo que modificamos la calificación a "impreciso".

Existen muchas formas para medir la desigualdad. La más utilizada a nivel global es el índice Gini, pero la Unión Europea ha adoptado, además, el llamado COEFICIENTE 80/20, que presenta la distancia entre las quintilas de renta. Según el último dato existente para este coeficiente (2014), España sería efectivamente el segundo país más desigual de Europa, por detrás de Rumanía y empatado con Bulgaria.

El dato citado por el candidato a La Moncloa se encuentra también en el estudio ‘Una economía al servicio del 1%’ publicado el pasado enero por Oxfam Intermon. El informe analiza con una metodología propia la fortuna del 1% más rico de cada país de la OCDE con el patrimonio del 99% restante. Pero la metodología utilizada por la ONG no tiene su eco en los organismos multilaterales. El Banco Mundial y la Unión Europea, entre otras muchas, miden la desigualdad con el Coeficiente de Gini, que sitúa a cada país entre la igualdad absoluta (valor 0) y la desigualdad máxima (valor 1). Cuanto más cerca se encuentre un Estado del 0, mayor igualdad tendrá. Y viceversa.

De acuerdo a los últimos datos publicados por Eurostat utilizando el índice Gioni, España es el sexto país con más desigualdad de la UE, con un valor de 0,347, al mismo nivel que Rumanía. Por encima de nuestro país se encuentran Chipre, Lituania, Bulgaria, Letonia y Estonia, el país más desigual de la UE (0,356).

 

Te has quedado corto, Pedro. De acuerdo a la estadística de febrero de la Seguridad Social sobre pensiones contributivas en vigor, los hombres cobran de media 1.114 euros mensuales, por los 693 de las mujeres. Es decir, 421 euros menos y, en términos porcentuales, casi un 38%.

Esta desigualdad se debe sobre todo a las diferencias contributivas en las pensiones de jubilación e incapacidad permanente. En las tres restantes (viudedad, orfandad y favor de familiares), las mujeres ganan de media más al mes que los hombres.

 

837 víctimas desde el año 2003, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad.. La violencia machista es una lacra que, como ha añadido Sánchez, “ha dejado decenas de niños huérfanos o asesinados”. Es además para el líder socialista una de las razones para impulsar un Pacto Social, Político e Institucional contra la Violencia de Género, si es presidente del Gobierno.

-----

Si consideras que se nos ha escapado alguna frase, envíanosla a datos@elconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín

Si quieres recibir una vez a la semana el resumen de nuestra verificación en La Chistera, solo tienes que rellenar el siguiente formulario o escribirnos a datos@elconfidencial.com.

La Chistera
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios