Otro martes de pasión: Irene Lozano, más gasto... e Iván Redondo, el ministro 23

El culmen llegó con el anuncio de un organismo que "coordine" los ministerios de Ciencia y Universidades... que el propio Gobierno ha separado: más gasto

Foto: La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes en Moncloa. (EFE)
La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes en Moncloa. (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha vivido un martes peculiar en la semana de pasión venezolana del ministro José Luis Ábalos, el hijo de Carbonerito y esposo de una policía local de Valencia hoy resituada como asesora de la Delegación del Gobierno en Madrid por obra y gracia de la misma 'agencia de colocación' que lo mismo encuentra un hueco como asesora de Vivienda en el Ayuntamiento de Madrid a Mari Mar Blanco que mueve a Irene Lozano de la Secretaría de Estado de la España Global al Consejo Superior de Deportes. Es la 'sociedad del conocimiento' española, por la que si conoces a la persona adecuada, tienes mucho camino recorrido. Sobre todo, en política.

Irene Lozano había sido una de las bestias negras del Gobierno en funciones de Sánchez contra el independentismo catalán más allá de nuestras fronteras, desde la secretaría de Estado de la España Global. Pero eso era cuando Sánchez no dependía de Podemos ni de los votos de ERC. Y la España Global se quedaba sin sentido en un Gobierno de coalición que ahora permite las aperturas de tres nuevas embajadas catalanas. A Lozano había que recolocarla y los partidos, y sus líderes, no dejan tirados a quienes les han ayudado en el camino hacia el poder, y Lozano —entre otras muchas cosas en su extenso currículo— le escribió a Sánchez su libro 'Manual de resistencia'. Y ya lo dijo Rajoy, el que resiste, gana.

Así que Lozano, licenciada en Lingüística por la Universidad Complutense de Madrid y diplomada en Filosofía por el Birkbeck College de la Universidad de Londres, ha sido recolocada en año olímpico al frente del Consejo Superior de Deportes. No en vano, es "aficionada al senderismo y al pilates". En la reseña del Consejo de Ministros, se buscaba cómo ligar su nombramiento con el mundo del deporte: "Una de las políticas que impulsó desde su cargo ha sido la de Diplomacia Deportiva, desarrollada con el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), entre otros organismos". Algo es algo, pero como diputada en el Congreso (2011-2016) fue portavoz de las comisiones de Asuntos Exteriores, Unión Europea, Cooperación, Defensa, RTVE y Reglamento. Absolutamente nada relacionado con el deporte.

La segunda rectificación de este martes llegó en Exteriores. Pese a que 24 horas antes en el borrador de la estructura del ministerio no había ni rastro de la Secretaría de Estado para Iberoamérica —se borraba de un plumazo un departamento que ha sido siempre considerado vital para España por su relación histórica con aquellos países—, la ministra González Laya decidía finalmente adoptar una medida de urgencia y en el BOE de este martes volvía a aparecer el nombre de Iberoamérica para una Secretaría de Estado. La que iba a ser solo Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores pasará a llamarse Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores y con Iberoamérica y el Caribe. Habrá que esperar a ver si finalmente se mantiene el peso de Iberoamérica o se trata solo de una medida cosmética para calmar la oleada de críticas que se han desatado en el mundo diplomático.

Pero el culmen de la jornada llegó con el anuncio de un real decreto para crear un organismo que "coordine" los ministerios de Ciencia y Universidades... que el propio Gobierno ha separado. Moncloa, hace solo unas semanas, anunciaba la división del Ministerio de Ciencia y Universidades en dos. El único objetivo era crear una cartera para el 'cupo' de Podemos y colocar a Manuel Castells, la cuota de los 'comuns' en el Ejecutivo de coalición. El propio Castells, en su toma de posesión, se mostró contrario a la partición. Lo mismo han manifestado fuentes del departamento de Pedro Duque, ahora solo ministro de Ciencia, así como la mayor parte del mundo docente, universitario y científico.

El nuevo 'ente' tendrá que ser "paritario" entre los dos ministerios y estar en funcionamiento "antes de tres meses". Eso sí, nada se sabe de cuál será su presupuesto y cuánto más gasto de dinero público supondrá en un Gobierno con 23 ministerios: sí, 23, porque este martes también se desveló una de las últimas incógnitas, la estructura del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Nada menos que ocho páginas del BOE para describir todo lo que ahora cae bajo la influencia directa o indirecta de Iván Redondo, el ministro 23 y plenipotenciario de Pedro Sánchez.

Luna de Papel
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios