Casado 'irrumpe' en una reunión del PP de Madrid: ¿Normalidad o un toque a Almeida?

No estaba anunciada su presencia, pero, el lunes, el líder nacional apareció en una reunión de la planta primera de Génova. Para unos, fue un mensaje al alcalde; para otros, "no hay caso"

Foto: Casado y Almeida en una visita a Mercamadrid a finales de abril. (EFE)
Casado y Almeida en una visita a Mercamadrid a finales de abril. (EFE)
Adelantado en

Lunes 27 de abril. En la planta primera de Génova 13, la del PP madrileño, se reúnen por videoconferencia los 21 presidentes de distritos de la capital. La nota oficial del partido dice que la reunión la ha presidido el líder del PP, Pablo Casado, pero es una verdad 'a medias': Casado ha bajado de la planta séptima, la del PP nacional, y se ha incorporado cuando la reunión ya estaba avanzada. Para unos, ha querido "marcar territorio" frente a un Almeida cada vez más elogiado en los medios. Para otros, "ni él buscaba ese gesto ni lo necesita: si hay un territorio que le respalda, ese es Madrid. Y tanto Ayuso como Almeida son sus apuestas".

Fotografía de la reunión. (PP)
Fotografía de la reunión. (PP)

Lo cierto es que la propia foto difundida desde el partido delata que Casado no presidía esa reunión: cinco personajes para cuatro mesas y el presidente nacional sentado en mitad de las que ocupan, a un lado, su secretario general y mano derecha, Teodoro García Egea, y al otro, el presidente interino del PP de Madrid, Pío García Escudero, un hombre nombrado por Mariano Rajoy para sustituir deprisa y corriendo a Cristina Cifuentes, dimitida por el caso máster y el vídeo de las cremas. Desde entonces, el partido está en interinidad en Madrid. En la reunión también están Antonio González Terol, vicesecretario de Política Territorial, y la secretaria general de la gestora regional, Ana Camins, senadora y diputada regional de Isabel Díaz Ayuso, pero muy cercana a Casado. Y, por supuesto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.


Casado bajó de la séptima planta a la primera cuando la reunión ya estaba empezada y nadie lo esperaba: hubo que improvisarle un sitio

Una fuente conocedora de la reunión asegura que "Casado no iba a ir. No estaba anunciada su presencia, y apareció cuando la reunión ya estaba muy avanzada". Para este miembro del PP la intención del líder popular "era marcar territorio" ante lo que se considera un "exceso de protagonismo" del alcalde de la capital que habría provocado que en las últimas fechas haya un "distanciamiento" con el edil, algo que insisten en negar otras fuentes del PP regional.

Un supuesto distanciamiento que pretende ser aprovechado por la oposición. El concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, José Manuel Calvo, advertía el pasado día 14 sobre el hospital de Ifema que "en su vídeo de autobombo, el PP se ha 'olvidado' de Almeida. A ver si va a ser verdad que es un verso suelto... ". Lo cierto es que desde dentro del propio equipo del alcalde y en parte del PP madrileño se entiende que "la izquierda elogia a Almeida para intentar señalar a Casado y enfrentarlo con él. Nadie puede creerse los elogios excesivos como la intervención de Rita Maestre en el pleno del Ayuntamiento. Buscan que Casado acabe por creer que tiene un problema con Almeida".

Otra fuente del partido confirma a El Confidencial que Casado no estaba anunciado en la reunión del pasado lunes y que llegó con ella ya avanzada, por lo que hubo que improvisarle un sitio e incluso un ordenador portátil que dio problemas en la videoconferencia. Sin embargo, esta fuente descarta que la intención del líder nacional fuera dar un tirón de orejas a Almeida o "marcar territorio. Ni Pablo buscaba ese gesto ni le hace falta".

"Si hay un territorio donde Pablo Casado no es cuestionado, ese es Madrid —insiste esta fuente— porque es su circunscripción, el PP madrileño es su partido. Es cierto que se incorporó cuando ya estaba la reunión muy avanzada, pero ya tenía ahí a Teo, el secretario general", su mano derecha. Para rebajar además lo "extraordinario" del gesto que le atribuyen otras fuentes, asegura que "ha habido Comités Ejecutivos del PP de Madrid en los que se ha pasado a saludar, porque es la única sede donde el Comité Nacional y de regional comparten edificio, y Pablo ha bajado en otras ocasiones". Algo que no hacían en su presidencia ni José María Aznar ni Mariano Rajoy. "Entonces, su presencia en un comité de la primera planta sí hubiera sido extraordinario", insiste.

Para unos, Casado quiso "marcar territorio" frente a Almeida. Para otros, "ni él buscaba ese gesto ni lo necesita: si un territorio le respalda, ese es Madrid"

Las sedes de distrito del partido —la reunión congregaba a sus presidentes por videoconferencia— están cerradas por el covid, por lo que el gesto fue "bien recibido y gustó mucho" entre los que participaron en la reunión. Alguno de ellos, sin embargo, coincide en que "la presencia inesperada de Casado sí puede interpretarse como un toque al alcalde. Que estén poniéndolo de ejemplo de liderazgo en esta crisis acaba por despertar recelos en el más templado" por mucho que tanto Almeida como la propia Díaz Ayuso sean una jugada personal de Casado que le salió bien cuando nadie, o casi nadie, creía en ellos. "Quizás sean estos, los que tenían entonces ambiciones, los que vean ahora problemas y gestos", insiste.

La semana arrancaba con esa reunión en la planta primera de Génova y terminará con los actos del día de la Comunidad, un 2 de mayo muy especial en el que Isabel Díaz Ayuso seguirá con el protagonismo informativo. Ella, al contrario que Almeida, es la diana preferida de la izquierda pero para ser atacada, no elogiada. Desde las lágrimas en la misa de la Almudena del domingo pasado, a los menús del Telepizza en el pleno de la Asamblea del miércoles, pasando por los aviones perdidos y luego aterrizados. Y ella y su equipo no rehúyen, al contrario, el papel de 'sparring' del Gobierno central. "También la presidenta está llevándose el protagonismo en esta crisis más que Almeida y más que el propio Pablo", comenta otra política regional, "y sin embargo, no parece de momento que haya ningún toque de atención desde la planta séptima a Sol".

Las relaciones entre Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de la capital aún deben dar muchos titulares. El partido en la comunidad, no hay que olvidarlo, sigue con una gestora y debe elegirse una nueva presidencia el año próximo, lo que llevará a mucho juego de personalismos y liderazgos. Por lo pronto, Génova terminaba así la nota que envió sobre la reunión del lunes: "Antes de finalizar, la dirección del partido ha recordado que 'la marca PP es la que gestiona en los tiempos más difíciles, como lo están demostrando la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde, José Luis Martínez Almeida”. La marca del partido por encima de los nombres. ¿Un aviso a navegantes?

Luna de Papel
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios