¿Qué tiene Prim que no tenga Facebook?

Cuando comparamos la valoración de las empresas debemos fijarnos en los beneficios futuros, no en el pasado aunque sea reciente

Foto: El CEO de Facebook, Mark Zockerberg. (Reuters)
El CEO de Facebook, Mark Zockerberg. (Reuters)

Prim es una empresa española que diseña, fabrica y comercializa productos y equipos para hospitales y profesionales del sector sanitario. Facebook es una empresa norteamericana que opera la mayor red social de internet. Ambas cotizan en bolsa. Prim vale 148 millones de euros y Facebook 356.000 millones de dólares (más de 2.000 veces más).

El beneficio de la red social es muy superior al de la empresa española. No obstante, si se compara la cotización en bolsa con el resultado anual descubrimos que el mercado paga 4 veces más caro cada euro de beneficio de Facebook (PER 60) que de Prim (PER 14). Si utilizamos otras referencias como los ingresos, EBITDA o flujo de caja libre también podemos comprobar cómo las acciones de Facebook cotizan a múltiplos muy superiores a los de Prim.

El beneficio de Prim ha subido un 26% desde 2010 a 2015, mientras que el de Facebook un 886% en el mismo período

El precio que pagamos por una acción es lo que entregamos a cambio de tener el derecho a participar en sus beneficios futuros. Por lo tanto, es vital analizar bien si lo que esperamos obtener es suficiente recompensa como para desembolsar el coste de la inversión.

Desde mi punto de vista, las acciones de la empresa estadounidense cotizan más caras que las de la española por dos razones principales. La primera es el ritmo de crecimiento de los resultados en el pasado reciente. El beneficio de Prim ha subido un 26% desde 2010 a 2015, mientras que el de Facebook un 886% en el mismo período. La segunda es que el sector de tecnologías de la información está de moda para los mercados de capitales, mientras que el de suministro de equipos sanitarios pasa más desapercibido.

Cuando llegamos al criterio de la valoración atractiva, Prim aprueba y Facebook necesita mejorar

Sin embargo, cuando comparamos la valoración de las empresas debemos fijarnos en los beneficios futuros, no en el pasado aunque sea reciente. Algunas preguntas que debemos hacernos son: ¿Qué compañía tiene mayor capacidad de crecimiento de beneficios a largo plazo? ¿Qué empresa tiene menos riesgo de que surjan uno o varios competidores que puedan mermar sensiblemente sus beneficios? ¿Qué modelo de negocio tiene una vida útil más larga? Cada inversor, en base a su análisis, debe responderse a sí mismo. Si no saliese claramente Facebook no se debería pagar más por esta compañía que por Prim.

Ambas compañías cumplen con los dos primeros requisitos de las inversiones de Avantage Fund. Hay compromiso de la dirección con los accionistas y poseen un modelo de negocio sólido. Sin embargo, cuando llegamos al tercero, tener una valoración atractiva, Prim aprueba y Facebook necesita mejorar.

Rumbo Inversor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios