¿Para qué publicar la posición de las cámaras de vigilancia?

La DGT ha puesto en marcha, coincidiendo con la Operación Semana Santa, 225 nuevas cámaras para controlar la utilización del cinturón de seguridad. Es una buena

Foto: 225 cámaras nuevas de la DGT
225 cámaras nuevas de la DGT

La DGT ha puesto en marcha, coincidiendo con la Operación Semana Santa, 225 nuevas cámaras para controlar la utilización del cinturón de seguridad. Es una buena idea ya que el uso del cinturón supone un verdadero seguro de vida al reducir drásticamente los riesgos de sufrir graves lesiones en caso de producirse un accidente.

Pese a que es un sistema que aporta una gran seguridad, aunque todos los coches están obligados a llevarlos instalados desde hace muchos años y aunque se multa con 200 euros y 3 puntos del carné el no utilizarlos, todavía son muchos los conductores que no los usan. Un 22% de los fallecidos en un accidente de tráfico en 2015 no lo llevaban puesto.

Por ello, la decisión de poner en marcha estas cámaras me parece muy buena porque el conductor que no tiene asumida la rutina de conectarse el cinturón al sentarse en el coche se acostumbrará poco a poco, y a costa de pagar 200 euros cada vez que se le olvide. También me parece muy bien porque ya no habrá tantas multas en las que sea el agente el que diga que un conductor no llevaba el cinturón porque él lo ha visto. Aquí hay una prueba que, si todo está bien hecho, es irrefutable, una foto sin el cinturón puesto.

Tiene otro aspecto muy positivo, al menos desde mi punto de vista, y es que al mismo tiempo también se van a poder detectar otras infracciones graves y muy peligrosas para la circulación, como ir escribiendo mensajes con el móvil. E igualmente se van a poder detectar otras situaciones comprometidas, como niños que van moviéndose por el coche, incluso por el asiento delantero, o perros o gatos sueltos.

La publicitación de las cámaras

Ampliar

Pero hay algo que no me parece bien en absoluto y es que la propia DGT ha hecho público el punto exacto en el que se encuentran instaladas todas estas nuevas cámaras de vigilancia. Ahora mismo ya deben estar desarrollando alguna aplicación para el móvil que indique a los conductores de la situación de estas cámaras. Estas aplicaciones a buen seguro avisarán cuándo hay que ponerse el cinturón o cuándo hay que soltar el móvil y hacer una conducción responsable, eso sí, solo durante un par de kilómetros.

Pero ese no es el objetivo de estas cámaras. De lo que se trata es de conseguir que los ciudadanos, todos y cada uno de los ciudadanos, cumplan todas las normas de tráfico siempre. Si hay que ponerse el cinturón de seguridad porque lo dice la ley, pues hay que ponérselo siempre, desde el momento en el que se pone en marcha el coche. No vale ponérselo al llegar a la cámara de vigilancia. Usar el móvil es lo más peligroso que se puede hacer en un coche, pero cada día más conductores, sobre todo los más jóvenes, lo usan a diario.

Hay que darse cuenta que si todos fuéramos cumpliendo las normas siempre, manteniendo la distancia de seguridad, sin distraernos al volante, adelantando en las zonas permitidas y solo cuando se pueda, frenando en los stop y demás, la cifra de accidentes se reduciría a cero o a 5 o 10 víctimas mortales cada año por un fallo del vehículo o un conductor que sufre algún incidente.

Objetivo cero víctimas mortales

Los otros 1.500 fallecidos que cada año se producen en las carreteras y ciudades españolas como consecuencia de los accidentes de tráfico en España son culpa del móvil, de no usar el cinturón de seguridad, del exceso de velocidad, de las ganas de adelantar a todos los que van delante nuestro, de pensar que somos más listos que los demás.

La única forma de evitar todos estos accidentes de tráfico es educar a los niños más pequeños a respetar las normas y a respetar a los demás usuarios. Y mientras esos niños llegan a ser los conductores del mañana, mucho más respetuosos con todo, la única manera de evitar esta sangría diaria es imponer sanciones a los conductores. Pero al menos, que las sanciones sean legales, que haya pruebas de lo que ha hecho el infractor y que se tramiten correctamente, que se apliquen bien los márgenes de error legales o que las cámaras de semáforo foto-rojo sean conformes a la legislación.

Automaníacos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios