Adiós al turismo de calcetines con chanclas: multas de 6.000 euros por salir de UK
  1. Mundo
  2. Europa
Celia Maza (La Isla)

La Isla

Por

Adiós al turismo de calcetines con chanclas: multas de 6.000 euros por salir de UK

Johnson impone fuertes restricciones para que los británicos no pasen las vacaciones de Semana Santa fuera del país. Se quiere evitar poner en riesgo la exitosa campaña de vacunación

placeholder Foto: Dos turistas británicos. (Reuters)
Dos turistas británicos. (Reuters)

Reconózcanlo. Nunca habían echado tanto de menos esos calcetines con chanclas, esos torsos rojos que ni la mejor crema puede ya arreglar, ese acento a la hora de pedir “una cervesa, por favor”. Los británicos siempre habían supuesto la primera clientela para el turismo español. No solo eran los más numerosos, sino que también eran de los que más gastaban. Pero esta Semana Santa se quedan sin vacaciones al sol. Y está por ver si las prohibiciones se alargan más allá de verano.

En los próximos días, los extranjeros podrán disfrutar, entre otros, de playas mallorquinas que los vecinos de Castilla la Mancha o Extremadura, parece ser, solo podrán ver por foto. Sin embargo, los ingleses se quedan en esta ocasión sin pisar el aeropuerto.

El Gobierno de Boris Johnson ha anunciado multas de 5.000 libras (alrededor de 6.000 euros) a todos aquellos que salgan del país sin una razón de peso. La medida entrará en vigor el 29 de marzo y se extenderá, como mínimo, hasta el 30 de junio. Por lo tanto, aunque España levante el 30 de marzo las restricciones de vuelos desde el Reino Unido, los aviones irán prácticamente vacíos.

Foto: Tránsito de viajeros en el aeropuerto de Palma de Mallorca. (EFE)

Las únicas excepciones son para trabajar, estudiar, mudarse de casa o asistir a un evento familiar importante, como un nacimiento, boda o funeral. Aparte del justificante, se debe rellenar un formulario. De lo contrario, a la multa de 5.000 libras se suma una penalización de 200 libras (alrededor de 300 euros). Aerolíneas como British Airways o easyJet ya han comenzado a cancelar vuelos, provocando la ira de los pasajeros, que se han desahogado en redes sociales.

En 2019, los 18 millones de visitantes procedentes del Reino Unido supusieron un 23% del total de los turistas recibidos en España. Gastaron cerca de 18.000 millones de euros. En 2020, sin embargo, tan solo se registraron 3,2 millones de visitantes. Los británicos han pasado del primer puesto del 'ranking' al tercero, por detrás de Francia y Alemania, que tienen posibilidad de llegar a España por carretera.

placeholder Turistas alemanes llegan al aeropuerto de Palma de Mallorca. (Reuters)
Turistas alemanes llegan al aeropuerto de Palma de Mallorca. (Reuters)

En un principio, estaba previsto que el Gobierno de Boris Johnson reanudara los viajes al extranjero para el próximo 17 de mayo. Pero el Ejecutivo no descarta ahora ampliar las restricciones hasta agosto.

En el Reino Unido, las muertes han bajado hasta los niveles de septiembre y más de la mitad de la población adulta ya ha recibido la primera dosis de la vacuna, frente a una media del 10% de los países de la UE.

En este sentido, Johnson asegura que “si los países vecinos registran ahora una nueva ola, barrerá nuestras costas”. O dicho de otra manera, cierro las fronteras porque no quiero que todos los avances conseguidos se vayan ahora al traste. Y para qué engañarnos. Tampoco viene mal si el gasto en el turismo se queda este año dentro de un país que acumula una deuda del 17% PIB, la más importante en tiempos de paz.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson, sujeta una dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca. (Reuters)

El 'premier' —el mismo que hace un año mandaba a sus ciudadanos cantar tres veces 'Cumpleaños feliz' mientras se lavaran las manos, cuando el resto de mandatarios europeos habían impuesto ya el confinamiento— no quiere poner en riesgo la exitosa campaña de vacunación. Y en este sentido, le preocupa sobremanera que, si abre la mano con los viajes, se incrementen los casos de nuevas variantes del virus para los que las farmacéuticas no cuentan aún con una solución efectiva.

Francia, en particular, está registrando una proporción mucho mayor de la variante sudafricana entre sus contagios, entre el 5 y el 10%. Eso se tradujo la semana pasada en 3.000 casos comparados con los 259 del Reino Unido.

¿Tarjeta roja a España?

Por lo tanto, es muy posible que Francia se incluya en la lista roja en el nuevo “sistema semáforo” que el Gobierno tiene previsto anunciar el próximo 12 de abril: los que países de la “lista roja” permanecerían prohibidos, los de “ámbar” requerirán cuarentena al volver, y con los de la lista “verde” se pedirían solo certificados de vacunación.

En España, la bajada continuada de la incidencia del virus —con un recuento semanal de 61,2 por cada 100.000 habitantes, frente al 56,1 del Reino Unido— le convertían a ojos de Downing Street en una fuerte candidata para la “lista verde”. Sin embargo, la tendencia ahora se ha frenado. Y la proximidad geográfica con Portugal (con riesgo de variante brasileña) la ponen en duda.

En febrero, ya hubo muchos rumores en la prensa local sobre la posibilidad de incluir a España en la “lista roja” de países cuyos pasajeros deben guardar en la actualidad estricta cuarentena en hoteles, con un coste de 2.000 euros, a su llegada a suelo británico, precisamente por su proximidad con los “puntos de riesgo”.

Foto: Un hotel cerca del aeropuerto de Heathrow. (EFE)

Cuesta reconocer al Johnson de 2021 si uno lo compara con el Johnson de 2020. En marzo del año pasado, el coronavirus avanzaba en el Reino Unido a una velocidad incluso más rápida que en Italia, pero el 'premier' se resistía aún a activar el estado de alarma. Mantenía profundas reservas ideológicas sobre convertir al país en un “estado policial efectivo” y quería mantenerse a toda costa fiel a sus “principios liberales”. No fue hasta el día 23 cuando claudicó finalmente, imponiendo el confinamiento nacional.

Ahora, sin embargo, es donde las restricciones están tardando más en relajarse. En principio, si todo va bien, está previsto que para el 21 de junio acaben todas las prohibiciones. Este jueves, la Cámara de los Comunes deberá votar para ampliar por otros seis meses los poderes especiales del Ejecutivo para actuar ante la pandemia. Y eso implica más poderes a la policía para hacer cumplir las restricciones sociales.

Los 'tories' rebeldes quieren que la extensión sea solo por tres meses y no por seis. Consideran que las medidas son “excesivas y desproporcionadas”. Pero Johnson cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Baja.

En tiempos de pandemia, siete días son una eternidad. Las vacaciones de verano quedan aún muy lejos. Pero en Semana Santa es ya un hecho que la penitencia se hará desde casa. No habrá guiris en España. Cómo se echan de menos esos calcetines con chanclas.

Reino Unido Boris Johnson Turismo Semana Santa British Airways
El redactor recomienda