La tecnología que convertirá a China en el primer imperio interplanetario
  1. Tecnología
  2. Hasta los diodos
Jesús Díaz

Hasta los diodos

Por

La tecnología que convertirá a China en el primer imperio interplanetario

China está avanzando a marchas forzadas en todos los frentes para hacerse con el control del futuro. Igual de forzadas que las reeducaciones y encarcelamientos a los que someten a sus ciudadanos

placeholder Foto: China celebrates 100th founding anniversary of the chinese communist party
China celebrates 100th founding anniversary of the chinese communist party

El computador cuántico más rápido del planeta. El primer reactor nuclear que no usa uranio del mundo. Un tren flotante más rápido que cualquier otro vehículo terrestre. Todo "Made in China". Cada vez que elegimos temas para nuestra sección de Novaceno — dedicada al futuro de la humanidad — decimos que deberíamos cambiar el nombre por ‘Chinaceno’.

Foto: Tony Leblanc es tan astronauta como Richard Branson (El Astronauta) Opinión

Porque está claro que, leyendo los titulares diarios, el gobierno chino está apostando todo a la tecnología más avanzada con la única intención de hacerse con el control del futuro de la humanidad. Energía. Exoesqueletos. Vehículos autónomos. Arquitectura de vanguardia, a veces realmente de ciencia ficción. Robots (sexuales también). Inteligencia artificial. La adquisción y análisis de datos que son la mano invisible que controla la economía mundial. La singularidad. Van a por todo.

Foto: Un. reactor nuclear de torio visto desde arriba. (Reuters)

¿Todo? Sí, todo. No dejan libre ni a la resistente aldea gala ni al sistema solar, que también quieren dominar. Su programa espacial, aunque todavía está muy por detrás del americano, está avanzando a pasos de gigante, aumentando su presupuesto año a año (ya superan el ruso). Y, junto al resto de desarrollos estratégicos en energía, robótica e inteligencia artificial, este programa será la llave que les convertirá en el primer imperio interplanetario.

Ahora mismo, China está trabajando en una base lunar, el ascensor espacial, en motores para ir a Marte en 39 días y armas espaciales, entre muchas otras cosas. De tener éxito, estos dos últimos les darían el dominio completo del espacio. Sobre todo los motores de iones que, si les sale como dicen, les permitirá llegar a cualquier punto del sistema solar mucho más rápido que cualquier otra potencia. Y además con un coste energético mínimo. Por eso al gobierno americano le ha entrado una prisa loca y ha recomenzado su programa de motor nuclear.

Un precio demasiado alto

Esta película ya la he visto y sé cómo acaba. Desde los romanos a los norteamericanos, pasando por los extremeños y los ingleses. Ahora pintan chinos. Y ya.

Foto: Una imagen de Zuchongzhi, el computador cuántico chino que ha batido a Google. (University of Science and Technology of China)

“¿Pero qué dices?”, me interrumpe Paquito mientras cuaja una de las famosas tortillas de patatas con cebolla de su bar. A Paco no le molan nada los chinos. Dice que no se fía. Que le miran mal. Que los dim sum son empanadillas raras, aunque sé de buena tinta que de vez en cuando se pone tibio de los de langostino en el restaurante dos calles más abajo.

Pero es lo que os digo. Que esto ya no hay quien lo pare. Siempre ha sido así y parece que todavía nos queda rollo imperialista para rato. Pero aquí lo malo es que el gobierno chino se pasa la declaración universal de los derechos humanos por el arco de Shenzhen.

Foto: Entrevista a Claudio F. González. (Jesús Hellín)

Siguen encarcelando, “reeducando” y cargándose a sus ciudadanos y razas enteras, pero a nadie le importa ni unos fideos de sobre. Apple sigue haciendo iPhones en China. Tesla sigue haciendo coches en China. Amazon, Nike, LVMH... casi todas las compañías del mundo occidental se desviven por sacar tajada del mercado chino mientras allí se cometen barbaridades una tras otra. Y nosotros igual de responsables, claro, que consumimos lo de allí porque es más barato que lo de aquí.

Después de ver el panorama, me pregunto si habría habido una guerra mundial para salvar al pueblo judío del Holocausto si a Hitler no le hubiera dado por hacer de Europa un PAU alemán y hubiera apostado por la tecnología y el capitalismo salvaje. No las tengo todas conmigo, la verdad.

En fin, le dije a Paco, me piro que tengo que escribir el ‘Chinaceno’ de las cinco. Pero Paco estaba buscando en Google “clases de chino” y no me hizo ni puto caso.

Tecnología Inteligencia Artificial Tren Espacio
El redactor recomienda