Cuando Sherpa (Barón Rojo) debe vender su bajo para ayudar a un familiar

La voz de Barón Rojo ha puesto a la venta su bajo por motivos económicos. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Foto: Sherpa, voz y bajo de Barón Rojo (facebook.com/sherpa.exbaronrojo)
Sherpa, voz y bajo de Barón Rojo (facebook.com/sherpa.exbaronrojo)

“¡Qué preciosísimas las palabras de Machado cuando dice: “Y cuando llegue el día del último viaje y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontraréis a bordo ligero de equipaje… casi desnudo como los hijos de la mar”!”. José Luis Campuzano 'Sherpa' no sólo es la voz más reconocida de Barón Rojo, también es el bajista que compuso algunos de los mejores himnos del rock nacional. Es una leyenda viva de nuestra música que, esta semana, ha sorprendido al público y no por sacar un nuevo disco o anunciar una nueva reunión con la mítica formación: vende su bajo Rickenbacker, “ese que lleva conmigo toda la vida”.

[Rammstein y la macabra idea de 'suicidarse' ante el público de París]

“Amigos, os comunico que voy a poner mi bajo Rickenbacker a la venta. Sí, ese que lleva conmigo toda la vida. No es que quiera cambiar de modelo ni nada por el estilo, es simplemente que necesito un dinero extra para un asunto familiar de primera necesidad. Muchos os pensareis que alguien como yo debería estar forrado... pues no es así. El rock me dio para vivir decentemente hasta hoy, pero no para Ferraris ni muchos lujos. Si alguno estuvierais interesado, se admiten ofertas, pues prefiero vender ese instrumento tan querido a alguien cercano que no a alguien del otro lado del Globo. En breve lo pondré en Ebay”.

Respetando la necesidad personal del artista, llamó la atención el anuncio de segunda mano que colgó en su muro de Facebook. Su pieza, nueva en las tiendas, está en torno a los 2.000 o 3.000 euros, cifra que supuestamente es inferior a la de la venta final por el valor sentimental e histórico que representa. ¿Un músico de su talla no es capaz de hacer frente a un desembolso extra de similares proporciones? “Muchos os pensaréis que alguien como yo debería estar forrado... pues no es así”, responde él mismo a la primera pregunta que muchos nos hacíamos al leer el anuncio. Algo que lleva a pensar, a su vez, qué hubiera ocurrido si Barón Rojo hubiera mantenido su formación original y lo económicamente importante que es mantener el nombre original de una banda.

[Desencantado de la filosofía de Spotify, encantado con sus sueldos: 151.540€]

Cuando era importante en Gran Bretaña

Barón Rojo ha sido la formación de heavy en castellano más internacional. En los 80, se pasearon por Gran Bretaña como una banda más, con la rareza de que sus componentes tenían un DNI ibérico. The Red Baron comenzaron tocando en The Greyhound o el The Marquee asombrando, respectivamente, a Michael SchenkerBruce Dickinson -que por allí estaban-. Alcanzaron su punto álgido en Reading, en 1982, festival en el que compartieron cartel precisamente con Iron Maiden, Gary Moore, Marillion, Twisted Sister y Michael Schenker. Grupos que en la actualidad (salvo el fallecido Gary Moore) tienen importantes cachés y siguen girando alrededor del mundo.

'Larga vida al rock and roll' (1981), 'Volumen brutal' (1982), 'Metalmorfosis' (1983), 'En un lugar de la marcha' (1985), 'Tierra de nadie' (1987), 'No va más' (1988) y 'Obstinato' (1989) fueron los álbumes que la banda formada por Sherpa, los hermanos De Castro y Hermes Calabria grabaron juntos. En 1990, el ambiente enrarecido dentro de la banda acompañó al descenso de interés de este género musical por parte de los españoles. Y tanto Sherpa como Hermes se marcharon.

["¡Que se vayan a la mierda todos los músicos!"]

Nueve años de revolución en los 80 que sirvieron para que Barón Rojo continúe estando vivo en la actualidad, con el repunte de los festivales de rock en nuestro país. Gracias a aquellos años, Barón Rojo se ha ganado a pulso el derecho a aportar calidad e himnos famosos en grandes e importantes escenarios. Pero de este éxito no se aprovecha del todo Sherpa, quien 'vive' de otras tablas más modestas, más pequeñas, sin un cartel que ponga Barón Rojo.

Cuando Sherpa (Barón Rojo) debe vender su bajo para ayudar a un familiar

Sherpa sacó un estupendo disco en solitario en 2004 con el que arrancó su carrera en solitario. "Seré siempre un Barón”, proclamaba una de sus canciones. Y lo ha seguido siendo ya que combina legendarios temas de los 'Barones' con alguno de los que más éxito ha tenido de su carrera en solitario. Además, para que la gente le ubique, en muchos carteles que le anuncian se incluye la coletilla de "voz de Barón Rojo”. Es lo máximo que puede hacer comercialmente para no meterse en pleitos.

[Así empezó todo: cuando negros y blancos se atrevieron a tocar juntos]

En 2010, la formación original realizó una gira para conmemorar su 30 aniversario y el éxito fue rotundo. En principio iban a ser unos meses de bolos, que se convirtieron en un par de años. Es una muestra de lo que podían llenar (y haber llenado durante este tiempo), si hubieran seguido unidos (¡cantidad de himnos no escritos!). Seguramente, en esta situación, a Sherpa no le hubiera hecho falta vender su bajo para ayudar a un familiar.

Cuando Sherpa (Barón Rojo) debe vender su bajo para ayudar a un familiar

¿3-2 gana Sherpa a Barón Rojo?

Tampoco le hubiera hecho falta, quizás, si él hubiera tenido los derechos del nombre del grupo porque este es uno de los mejores ejemplos que explican el poder de un símbolo: en la banda de Sherpa está a la batería Hermes Calabria, otro Barón. Por tanto, en un concierto de Sherpa veremos a la voz, bajo y batería originales de Barón Rojo, y en un concierto de Barón Rojo veremos a las dos guitarras originales del grupo. ¿3-2 gana Sherpa? No, puesto que en un festival con diferentes escenarios, Barón Rojo (de los hermanos De Castro) tocaría en el principal y Sherpa en uno secundario.

[Lea todas las noticias de Área Rock]

“En la vida nos apegamos a muchas cosas materiales y nos olvidamos que “desnudos venimos, desnudos nos vamos”, escribió Sherpa para restar importancia a la venta de su bajo. Para los fans tiene un punto de nostalgia: ya no será exactamente el mismo Sherpa, pero tampoco es el mismo Barón Rojo desde que él y Hermes no están. (Página de Facebook de Sherpa, para realizar una oferta por su bajo.)

Barón Rojo: "¡O Sherpa o nosotros!"

Recientemente, tras el anuncio del festival Rocktiembre en Las Ventas, Sherpa quiso aclarar que él no iba a tocar pese a los rumores sobre el regreso de la formación original de Barón Rojo. El vocalista fue rotundo y sin pelos en la lengua, describiendo perfectamente cómo está la situación entre los antiguos miembros:

Sherpa señalando una foto de él con Barón Rojo.
Sherpa señalando una foto de él con Barón Rojo.

 

"¡ATENCIÓN! Todos aquellos que penséis asistir al 'Rocktiembre' en la plaza de toros de Las Ventas y que seáis o hayáis sido fans de Barón Rojo, os comunico que a pesar de salir las fotos del grupo original en algunos medios anunciando ese concierto, vais a ver a los hermanos De Castro con los músicos que tengan en ese momento, no a Hermes y a mí. Aprovecho para contaros que hace unos meses, la organización habló personalmente conmigo para incluirnos en el cartel,porque estaban encantados de como sonaba nuestro grupo, pero curiosamente hace unas semanas me comunicaron que no podían incluirme debido a… ¡En fin, excusas sin mucho fundamento!

Yo les había advertido en su momento que estando los 'hermanitos' por medio era raro que aceptaran nuestra participación en el concierto porque como ellos mismos han reconocido en entrevistas, no me vetaban, simplemente decían a los organizadores: ¡O Sherpa o nosotros! y lógicamente la marca comercial B.R. atrae a más gente. Bonita manera de privar de trabajo a unos compañeros de profesión por ¿celos? ¿venganza? ¿miedo a no poder resistir las comparaciones? ¿cobardíanbsp;Un caso parecido de dos grupos nacidos de la separación no muy amistosa en su momento, Asfalto y Topo, no ha sido obstáculo para que compartan el mismo cartel de Rocktiembre, claro que ni Lele ni Jose Luis ni Julio Castejón son 'los hermanos'.

He de confesaros que en cierto modo me alivia no participar en el evento, porque oir o mejor dicho soportar la voz del “hermano que canta”, es una prueba muy dura para mis oídos y mi bienestar mental. ¡Ah! También se ha apeado del cartel a Obús y es sabído en la profesión que los Castro les han vetado desde hace mucho tiempo. ¿Coincidencia?”.

Larga vida al rock and roll.

Cuando Sherpa (Barón Rojo) debe vender su bajo para ayudar a un familiar

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios