Los inflados méritos de Solari que no hizo en el Castilla (pero sí en cadetes)

Del mismo modo que la propaganda (no confundir con periodismo) masacra al que no le van bien las cosas, no duda en elogiar gratuitamente al recién llegado, no sea que le vaya bien...

Foto: Solari, antes de comparecer ante la prensa en Valdebebas. (EFE)
Solari, antes de comparecer ante la prensa en Valdebebas. (EFE)

En mi opinión, solo hay algo peor que sacar conclusiones erróneas sobre las posibles causas de que algo que ha salido mal y es sacar conclusiones gratuitas, con elogios habitualmente desmesurados, sobre por qué algo puede estar saliendo bien. A propósito del 'fichaje' como nuevo entrenador del Real Madrid de Santiago Solari, he leído que antes de dirigir al Castilla entrenó al Cadete B, al Cadeta A y al Juvenil B y que su debut en un banquillo fue el 1 de octubre de 2013, ante el Adepo Palomeras, con victoria por 6-0.

Según contaba el entrenador rival en las páginas del diario 'AS', Solari demostró sus conocimientos. "Empezamos más fuertes que ellos. De hecho, tuvimos tres ocasiones muy claras al principio, pero corrigió su 4-4-2 inicial por un 3-5-2 y eso cambió todo. Con un matiz táctico nos fulminó vivos y en el minuto 7 ya perdíamos. Al final nos metieron seis golazos...". Pocas veces he leído algo más ridículo, por lo menos en lo que al fútbol se refiere. Pensar que un "matiz táctico" puede ser decisivo en el desarrollo de un partido, y no digamos ya en categoría cadetes, es absurdo, si bien demuestra lo que sostengo y critico sobre cómo inflar los méritos cuando interesa hacerlo, lo cual no es periodismo, sino propaganda.

Sabido es que si Solari ocupó y seguirá ocupando el banquillo del Madrid fue y será porque el club no encontró a otro entrenador en sustitución del destituido Lopetegui. Claro que lo mismo le suceció al propio Julen, de ahí lo poco que le tembló la mano a Florentino para echarle, aunque tuviera que pagarle los tres años de contrato que el guipuzcoano firmó y no medio como, según algunas fuentes, pretendía. Si bien en los últimos años está ahorrando para reformar el Bernabéu, sobra decir lo poco que le cuesta al presidente de ACS gastar el dinero del Madrid en una figura, la del entrenador, en la que nunca ha creído y que a buen seguro le gustaría desempeñar (directamente) a él. Como cuando pagó las cláusulas de Pellegrini con el Villarreal y de Mourinho con el Inter, algo pocas veces visto en el fútbol.

Cuando Zidane decidió marcharse tenía contrato hasta 2020, a razón de unos nueve millones de euros anuales. Ni siquiera eso le frenó a la hora de ser más listo que nadie y enfilar la puerta de salida del club blanco. Lógicamente, al hacerlo, Zizou renunció al salario que habría de percibir por esos dos años de trabajo que le restaban. Su sustituto, el mencionado Lopetegui, firmó un contrato por temporadas, es decir, hasta 2021, precisamente la misma fecha que tiene el de Solari, el sustituto del sustituto de Zidane, quien dejó de ser técnico provisional después de que el Real Madrid ganara a Melilla, Valladolid, Viktoria Pzen y Celta.

Solari, en su primer entrenamiento como técnico del Real Madrid. (EFE)
Solari, en su primer entrenamiento como técnico del Real Madrid. (EFE)

Sí, curiosamente, el argentino ha resultado ser el mejor entrenador del club blanco en sus 116 años de historia tras sus primeros cuatro partidos en el cargo, con cuatro victorias, 15 goles a favor y 2 en contra, es decir +13. Claro que el segundo mejor registro lo tiene Manuel Pellegrini, también con cuatro victorias en 2009 y +12, quien ya sabemos cómo acabó. Y el tercero fue José Antonio Camacho, en 2004 y con +6, quien aún duró menos que el chileno, ambos con Florentino Pérez como presidente del Real Madrid, por cierto.

Solari lleva en el Madrid el tiempo suficiente como para saber lo que le gusta a Florentino Pérez que haga y diga el entrenador del primer equipo. Lo comentó su compatriota Ángel Cappa: "No me gustó cuando le preguntaron cuál era su idea de fútbol y dijo 'jugar con dos cojones'. Yo creo que dijo lo que la gente quiere escuchar y no lo que él a lo mejor piensa". De hecho, si eso lo dijo en la previa de su primer partido, ante el Melilla en Copa, antes de viajar a Vigo comentó que "mi idea es la misma que la de todos los entrenadores: hacerlo lo mejor posible para ganar. El futbol pertenece a los futbolistas y así va a ser siempre". Algo ha mejorado.

Sus flojos números en el filial

Los números de Solari en el Real Madrid Castilla no fueron para tirar cohetes: 85 partidos, con 32 triunfos, 29 empates y 24 derrotas. Un 37% de victorias en Segunda B, con un equipo profesional a diferencia de muchos de sus rivales, con apenas 1,3 goles por partido y 1,06 en contra. Por lo visto, los "matices tácticos" con los que ganaba partidos en categoría cadete no llegaron al Castilla. De hecho, con estos mismos resultados no habría durado mucho tiempo en el banquillo del Bernabéu. El argentino no brilló en su primer año al frente del filial, pues su equipo concluyó duodécimo, mientras que en el segundo fue octavo. Justo antes de reemplazar a Lopetegui era cuarto. Es decir, que méritos deportivos no ha hecho, además de que ningún futbolista del Castilla apenas se haya asomado al Real Madrid.

Solari da instrucciones a Vinicius en la banda. (EFE)
Solari da instrucciones a Vinicius en la banda. (EFE)

Que si Courtois ya es titular indiscutible, cuando con Lopetegui ya jugó los partidos más importantes. Que si Odriozola y Reguilón ahora tienen minutos, cuando es así porque Carvajal y Marcelo están lesionados. Que si Solari ahora juega con dos pivotes, cuando Casimiro y Kroos también eran titulares antes. Que si Benzema ahora marca goles, cuando también los marcó en el arranque de la temporada. Por no hablar del aspecto físico, cuando el preparador sigue siendo el mismo y, además, tampoco ha pasado suficiente tiempo como para poder notar una mejoría. Y qué decir del tema Vinicius... ¡Cuánta demagogia!

El 13º entrenador en 15 años con Florentino

Del Bosque (1999-2003), Queiroz (2003-04), Camacho (2004), García Remón (2004), Luxemburgo (2005), López Caro (2006), Pellegrini (2009-10), Mourinho (2010-13), Ancelotti (2013-15), Benítez (2015-16), Zidane (2016-18), Lopetegui (2018) y Solari (2018-?). Un total de 13 entrenadores ha tenido el Real Madrid durante los dos mandatos de Florentino Pérez, es decir, de 2000 a 2006 y de 2009 hasta que él quiera. De momento, 15 años. Prácticamente a uno por temporada, lo cual dice muy poco de su gestión deportiva. Sobre todo porque ninguno de ellos ha acabado contrato.

"Por el entrenador que soy, preferí y prefiero esperar a junio para encontrar un nuevo trabajo", dijo el italiano Antonio Conte, a quien el Real Madrid quiso fichar, pero finalmente no lo hizo. Sobre las declaraciones de Sergio Ramos en las que mandó un mensaje ante su posible llegada (“El respeto se gana no se impone”), Conte afirmó: "Los técnicos deben llevar educación y respeto cuando llegan a un nuevo vestuario, es fundamental porque cuando falta eso, empiezan los problemas". Sin embargo, yo creo que al italiano le contaron mal lo que quiso decir el capitán del Real Madrid y la razón por la que no llegó a un acuerdo no fue precisamente por esto, aunque a la propaganda le sirvió de excusa.

¿Puede irle bien a Solari al frente del Real Madrid? Pues solo el tiempo lo dirá, pero es evidente que las circunstancias que le han llevado a estar donde está no son las de un técnico que haya hecho méritos para llegar y ahora se inflan con los cuatro partidos que lleva, en los que su equipo ha tenido mejores resultados que juego. Y es que si resulta que el argentino es tan bueno, ¿por qué no pensó en él Florentino cuando dimitió Zidane? Es posible que Julen Lopetegui siguiera en la Selección y que incluso España se hubiera clasificado para la 'final four' de la UEFA Nations League. Lo que sí sabemos es que con Luis Enrique no está...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios