Por qué el 'no debut' de Reguilón con España es bueno para Zidane (y para él)

Como Zidane no contó con él para el Madrid por razones más personales que deportivas, se fue cedido al Sevilla y la llamada a la Selección es una paradoja que tampoco le beneficia

Foto: Sergio Reguilón, tras su rueda de prensa en su primera convocatoria con la Selección. (EFE)
Sergio Reguilón, tras su rueda de prensa en su primera convocatoria con la Selección. (EFE)

Como dicen los entrenadores de fútbol que saben de fútbol, y esto por desgracia no siempre es una redundancia, "no se juega en una posición, sino desde una posición". Pues bien, Sergio Reguilón (Madrid, 16 de diciembre de 1996) parece dispuesto a hacer una gran carrera, nunca mejor dicho, desde el puesto de lateral izquierdo. Pero, de momento, no desde el Real Madrid, sino desde el Sevilla FC, donde juega cedido a las órdenes de Julen Lopetegui, precisamente el técnico que le hizo debutar en el primer del Madrid.

Reguilón está realizando un gran inicio de temporada, el cual le ha servido para, incluso, y en ausencia de Jordi Alba, entrar en los planes de Robert Moreno. No tengo el dato, pero la convocatoria de un cedido dudo que se haya producido en muchas ocasiones en la historia de la Selección, por más que se trate de un jugador del Real Madrid, con lo que ello siempre conlleva. Lo cierto es que Sergio fue una de las grandes novedades en la lista del también neófito seleccionador español, si bien finalmente no llegó a debutar, pues tanto en Noruega (1-1) como en Suecia (1-1) el puesto de lateral zurdo lo ocupó Bernat, el valenciano del PSG.

"No creo que verme en la Selección sea un palo para Zidane, se alegrará por mí", comentó Reguilón en una entrevista tras ser reclutado por Robert Moreno. Tal y como contamos en El Confidencial, los motivos por los que Zizou no contó esta temporada con el lateral zurdo fueron, en contra de lo que es habitual, más personales que deportivos. De ahí quizás que Sergio comentara desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas que "no pienso en la opinión de Zidane, pienso en lo mío y estoy muy contento de estar aquí". Antes de marcharse al Sevilla FC, el Real Madrid le amplió un año su contrato, hasta 2021, y no incluyó una opción de compra en su cesión. Y es que, como dice el ahora jugador sevillista, "estar en la Selección es un premio y nunca se sabe lo que habría pasado si me hubiese quedado en el Real Madrid".

No le comparen con Jordi Alba

Quienes conocen de cerca a Reguilón no le comparan con Jordi Alba. Primero, porque mientras el jugador del Barça es un extremo reconvertido en lateral, Sergio antes jugaba de central. Es verdad que tiene tanto o más recorrido que el catalán, sobre todo porque es más fuerte. Pero carece de la misma calidad, entendiendo por esta la precisión en el pase y la técnica necesaria para jugar en espacios reducidos. Sin embargo, cuando le preguntan al respecto, el ahora sevillista no duda en destacar que "Jordi Alba tiene un nivel muy alto, pero espero poder competir con él algún día el puesto".

Reguilón celebra un gol con el Sevilla, donde juega cedido por el Real Madrid. (EFE)
Reguilón celebra un gol con el Sevilla, donde juega cedido por el Real Madrid. (EFE)

En este sentido, y a sus 22 años, es evidente que el margen de mejora de Reguilón es grande todavía. Sobre todo en lo que a la toma de decisiones se refiere, pues de su energía y que es un echado para adelante, en el buen sentido de la expresión, no caben dudas. Sin balón es un futbolista que confía mucho en su físico, de ahí que a veces descuide la colocación, algo que también se adquiere o se pule con el tiempo. "Soy muy joven y hay que ir paso a paso", reconoce Sergio, aunque sabido es que una cosa es decirlo y otra hacerlo.

Pero esta evolución ya es evidente: si con Lopetegui de entrenador en el Real Madrid solo jugó un partido, el anteriormente comentado que supuso su debut con el primer equipo blanco (en la Champions contra el CSKA Moscú), en el Sevilla ya ha jugado 7 de los 8 partidos que llevamos de Liga. Fue Solari con quien Sergio empezó a jugar en detrimento de Marcelo. Lo hizo en un total de 19 partidos, que pudieron ser más, pero se perdió 6 partidos por lesión. Hasta que llegó Zizou... "Cuando vino Zidane habló conmigo y me dijo que cuando el equipo había estado mal, yo había dado la cara siendo canterano, algo que valoraba mucho y que estuviera tranquilo", explicó Reguilón. Sin embargo, tal y como se temía Sergio, de los 11 partidos de Liga que se disputaron tras la vuelta del francés solo jugó dos...

Pérdida de identidad madridista

Por más que diga, y tiene toda la razón, que siempre intenta ver el lado bueno de las cosas y que todo pasa por algo, lo más llamativo es que afirme que su sueño "es ganar la Champions algún día; si es con el Madrid, bien; si no, me da igual". Claro que irse del Madrid no fue ningún fracaso, sobre todo sabiendo las razones, pero ya es triste que un canterano del Madrid diga esto, pues deja en evidencia el sentimiento de pertenencia al club más laureado pero que ha perdido identidad. En el Sevilla lo tiene todo, empezando por un entrenador que confía en él, pero que también va a intentar hacerle mejorar. Sin prisa, pero sin pausa, pues el equipo del Pizjuán no tiene la presión del Real Madrid, pero también es muy alta.

Por todo esto, el 'no debut' de Reguilón con la Selección quizás fue una buena noticia para Zidane, pues de haberlo hecho no le habría dejado en muy buen lugar, especialmente de cara al madridismo, al que tanto agradó la irrupción de uno de los suyos. Pero, todo hay que decirlo, tampoco hubiera sido buena para el propio Sergio. Como él mismo reconoció, "hace un año solo había jugado un partido como profesional. Llevo aquí un día y estoy perdido". Quizás la convocatoria para la Selección le ha llegado demasiado pronto y, como decía al principio, en su caso siempre será mejor llegar a internacional desde su club y no desde el que se encuentra cedido.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios