El motivo (no deportivo) por el que Reguilón sabía que con Zidane lo tendría crudo

Cuando Reguilón se enteró del regreso de Zidane al Real Madrid, supo que su futuro en el equipo blanco estaba muy negro. Es lo peor de tener de compañero al hijo del entrenador...

Foto: Reguilón, durante el partido de Liga del Real Madrid contra el Eibar. (EFE)
Reguilón, durante el partido de Liga del Real Madrid contra el Eibar. (EFE)

Aunque lógicamente ni deben ni pueden decirlo en público, para los futbolistas profesionales no resulta cómodo que uno de sus compañeros sea el hijo del entrenador. Y no porque no puedan rajar libremente de él si la ocasión lo merece, que también, sino por lo mucho que complica algunas relaciones de vestuario. Y aún más si, como en el caso de Zinedine Zidane en el Real Madrid, todos saben que Luca está en el primer equipo precisamente por ser el hijo de quien es.

No se engañen, si Zizou ha 'tragado' con Thibaut Courtois en lugar de Keylor Navas, a quien llegó a asegurarle que contaba con él de cara a la próxima temporada, es porque a cambio el segundo portero del Real Madrid será el mencionado Luca. Podíamos recordar lo que sucedió por el frustrado fichaje de Kepa Arrizabalaga, quien llegó a pasar reconocimiento médico, o cómo Kiko Casilla acabó marchándose al Leeds tras el fichaje de Courtois, aunque no creo que haga falta.

[Cuatro frases de Zidane que dejan intuir su revolución a la francesa]

Y es que tener de compañero el hijo del entrenador puede conllevar, además, daños colaterales. Con Luca Zidane de compañero no solo sufren el resto de guardametas, ahora en el primer equipo, pero antes en las categorías inferiores, sino también otros jugadores. Este es el caso de Sergio Reguilón, quien desbancó a Marcelo de la titularidad, pero en cuanto se enteró de que Zidane volvía al Real Madrid en sustitución de Santiago Solari supo que sus días en el Bernabéu estaban contados.

Y no porque el madrileño pensara o alguien le hubiera dicho que no le gustaba al técnico francés, algo que sí puede suceder en el caso de Marcos Llorente, del cual ya escribí en su momento. Tampoco porque, efectivamente, tal y como acabó pasando, Zizou no iba a dudar en repescar a Marcelo por aquello de la jerarquía en la que tanto cree el entrenador del Real Madrid. No, el motivo por el que Reguilón sabía que lo iba a tener crudo es por llamémosle un problema personal que tuvo con su hijo Luca y que al pertenecer a su vida privada ni puedo ni debo revelarlo.

Cabe recordar que con el efímero Lopetegui de entrenador blanco Reguilón solo jugó un partido. Fue en la Champions, contra el CSKA Moscú en el Bernabéu (1-0). En tres de Liga estuvo en el banquillo, aunque sin llegar a jugar, algo que ya le sucedió en la final de la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid. Además, el canterano entró en la convocatoria de Julen para 7 partidos de Liga y 2 más de Champions, aunque finalmente no estuvo ni en la banda.

Fue con Solari con quien Reguilón empezó a jugar. De hecho lo hizo en un total de 19 partidos: 12 de Liga, 4 de Copa y 3 de Champions, además de los 30 que la temporada anterior había disputado en el Castilla con el argentino de entrenador. Con el primer equipo pudieron ser más, pero se perdió 6 partidos por lesión, y lo cierto es que fue uno de los futbolistas que mejor rendimiento ofreció, partiendo de la base de la mediocre temporada que hicieron la mayoría de los jugadores del Real Madrid.

"Cuando vino Zidane habló conmigo y me dijo que era consciente de lo que yo había hecho por este club", aseguró Sergio en 'Real Madrid Televisión'. "Me comentó que cuando el equipo había estado mal, yo había dado la cara siendo canterano, algo que valoraba mucho y que estuviera tranquilo. He acabado el año con la conciencia tranquila, sabiendo que he dado todo por este club", añadió Reguilón.

Solo dos de los once partidos con Zizou

Sin embargo, por mucho que le dijera Zidane y tal y como se temía Sergio, de los 11 partidos de Liga del Real Madrid con el francés de vuelta tras su espantada, solo jugó 2, contra el Getafe y el Eibar, mientras que en 6 estuvo en el banquillo y en 3 no fue ni convocado. Parece incuestionable que el canterano ofreció un buen rendimiento durante el tiempo que ocupó el lateral zurdo del Real Madrid. Sobre todo porque Marcelo no ha estado a su nivel. Sin embargo, después de ser un suplente habitual con Solari y plantearse seriamente su salida del Real Madrid, en los mencionados 11 partidos de Zidane, el brasileño fue titular y jugó los 90 minutos en 9 de ellos. Solo contra el Eibar se quedó fuera de la lista y contra el Getafe, en el banquillo.

Si al 'regreso' de Marcelo le unimos el fichaje del francés Mendy, una petición expresa de Zizou, está claro que el puesto de lateral izquierdo está ocupado, por lo que Reguilón, a sus 22 años, desde los cuatro en el club blanco y con contrato hasta 2020, tendrá que buscarse equipo, algo que supo en cuanto se supo que Zidane regresaba al Real Madrid, y por no una razón deportiva, lo cual dentro de lo que cabe juega a su favor a la hora de encontrar destino, pues allá donde vaya, y seguro que es un buen equipo, no estará de compañero el hijo del entrenador...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios