Es noticia
Piqué convoca elecciones a la presidencia del Barça (y si hace falta se presentará él)
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Piqué convoca elecciones a la presidencia del Barça (y si hace falta se presentará él)

Su mensaje tras el 2-8 ante el Bayern no dejó lugar a dudas, pero Bartomeu se aferra al cargo y, como mucho, adelantará los comicios a marzo. ¿Se hará la inocentada realidad?

Foto: Gerard Piqué, cabizbajo tras la humillante derrota del FC Barcelona contra el Bayern en Lisboa. (EFE)
Gerard Piqué, cabizbajo tras la humillante derrota del FC Barcelona contra el Bayern en Lisboa. (EFE)

"Vergüenza es la palabra". Así, sin tapujos, calificó Gerard Piqué la humillante derrota del FC Barcelona (2-8) contra el Bayern de Múnich en los cuartos de final de esta peculiar Liga de Campeones que se está disputando en Lisboa. "No se puede competir así, no es la primera, ni la segunda ni la tercera vez que nos pasa. Así no podemos ir por Europa", añadió el central catalán aún sobre el césped del estadio Da Luz, para a continuación volver a ejercer de portavoz del club y decir lo que todos los culés piensan y querían escuchar: "Necesitamos cambios y no hablo de jugadores y entrenadores. Necesitamos cambios de todo tipo, a nivel estructural".

Mientras el cariacontecido presidente culé, Josep Maria Bartomeu, se limitaba a "disculparnos ante nuestros aficionados", aseguraba que "el de hoy no ha sido el Barça que queremos" y anunciaba que "hay decisiones que ya traíamos pensadas y que ejecutaremos", Piqué ejerció de auténtico líder y prueba de ello es que no se anduvo con rodeos y fue "el primero en ofrecerme para irme porque necesitamos sangre nueva". "Hay que cambiar esta dinámica, pues creo que hemos tocado fondo", sentenció el internacional español tras ponerse fin a la primera temporada sin títulos trece años después.

Foto: Quique Setién, durante el FC Barcelona-Granada. (Reuters)

Bartomeu, que solo se ha librado de las pañoladas gracias a este extraño fútbol sin público, pretendía agotar su mandato de seis años. Sin embargo, la debacle de Lisboa le deja en una situación insostenible, con un club muy débil económicamente y un equipo agotado futbolísticamente, por más que seguir teniendo a Leo Messi, lo cual ahora mismo también está por ver. En un principio, las elecciones deben celebrarse en menos de un año, entre abril y junio de 2021, pero tras la petición de Piqué de unos cambios que van más allá de un entrenador sentenciado y de unos jugadores evidentemente acomodados, es decir, en referencia directa a la junta directiva, los comicios deberían ser lo antes posible. De momento, se habla de que se serán en marzo, aunque la cuestión es quién planifica la próxima temporada.

Varios socios tienen decidido presentarse a la carrera presidencial. Salvo Víctor Font, que ya ha dejado clara su intención de dar el paso, la mayoría aguardan el momento justo para comunicarlo, aunque el 2-8 a buen seguro que precipitará muchas cosas. Como era de esperar, el primero en cargar contra Bartomeu fue Joan Laporta. "Después de esta dolorosísima derrota, las declaraciones del presidente son, una vez más, una muestra de cobardía e ineptitud. La incompetencia de él y su junta los inhabilita para tomar más decisiones que condicionen el futuro del Barça", escribió el expresidente.

Laporta, la alternativa más conocida

Sin duda, Laporta sería el candidato más conocido, o al menos reconocible. Nadie olvida que el Barça vivió con él su era de máximo esplendor. La apuesta por Pep Guardiola como entrenador no pudo resultar más acertada y exitosa. Sin embargo, tampoco hay que olvidar la exigencia de presentar un aval económico como condición obligatoria para poder ser presidente. Así, tomando como referencia el último presupuesto de 1.000 millones de euros, la directiva entrante debería avalar el 15% según estipulan los estatutos, es decir, unos 150 millones. Además, Laporta ya se presentó en las elecciones del 2015 y perdió ante Bartomeu con el 33% de los votos frente al 54%. Aun así, no sería de extrañar que quisiera volver a intentarlo y de hecho busca apoyos para hacerlo.

placeholder El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)
El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)

Jordi Roche, la opción más fiable

Quien no ha dado el paso todavía, pero sin duda se prepara para hacerlo es Jordi Roche, presidente del Girona con tan solo 26 años (2001-2005) y más tarde de la Federación Catalana de Fútbol (2005-2008). Sobre él se ha dicho que tiene un proyecto basado en la elección de talento para ocupar los puestos de responsabilidad y dar así el vuelco que el Barça necesita después de unos años la deriva. A diferencia de Víctor Font, cuya baza electoral es Xavi Hernández, Roche también tiene muy buena relación con el técnico que tarde o temprano está llamado a ocupar el banquillo del Camp Nou, pero no quiere personalizar un proyecto que a día de hoy se perfila como el más fiable.

Otro nombre que ha salido a la palestra es el de Juan Rosell, presidente de la CEOE durante ocho años y cuyo punto fuerte sería el económico, y tampoco hay que descartar a Emili Rousaud, quien pasó de ser el candidato del continuismo a vicepresidente dimisionario y protagonista de uno de los momentos más críticos para la directiva de Bartomeu a raíz del llamado 'Barçagate'. Rousaud dimitió junto a cinco compañeros de junta y sus acusaciones posteriores le han llevado a los juzgados.

Hay más aspirantes potenciales, como los antiguos candidatos Agustí Benedito y Toni Freixa, y es evidente que de concretarse varias precandidaturas también surgirán posibles fusiones y pactos en los que habrá que tener en cuenta intereses políticos y mediáticos. Eso sí, de lo que no parece haber dudas desde hace tiempo es de la necesidad de convocar elecciones lo antes posible. En una encuesta realizada por 'La Vanguardia', el 90,44% de los más de 21.000 votantes ya las creía necesarias antes de la debacle de Lisboa, por lo que es de suponer que ahora se rozará la unanimidad.

A sus 33 años y con dos más de contrato con el Barça, hasta junio de 2022 tras renovarlo en enero de 2018, Piqué aún tiene mucho fútbol en sus piernas, aunque después de escucharle este viernes, nadie diría que podría estar pensando en hacer realidad aquella inocentada de 'Mundo Deportivo' que no pocos se creyeron y en la que se aseguraba que Gerard colgaría las botas en 2020 para preparar su candidatura a la presidencia del club, algo que por otro lado nunca ha ocultado que le gustaría. "Mi pasión por el Barça y amor por el club lo son todo", ha llegado a decir, de ahí que sintiera como el que más la humillación de perder 2-8 y fuera el primero en ofrecerse en dar un paso al lado. En su caso, quién sabe si para ser presidente de hecho... y de derecho.

Gerard Piqué Josep Maria Bartomeu Joan Laporta Juan Rosell Pep Guardiola