Ser sostenibles, imperativo para un mundo verde, justo e inclusivo
  1. Economía
  2. Tribuna
Beatriz Corredor

Tribuna

Por

Ser sostenibles, imperativo para un mundo verde, justo e inclusivo

Es responsabilidad de todas y cada una de las personas, las instituciones, las administraciones y las empresas dejar un mundo mejor del que nos encontramos

Foto: Imagen de MariangelaCastro en Pixabay.
Imagen de MariangelaCastro en Pixabay.

La pandemia ha demostrado que el modelo empresarial del siglo XIX, en el que priman esencialmente los resultados económicos, está desfasado para las condiciones de este siglo. En su lugar, el propósito, la razón de ser de las empresas, está evolucionando para definirse como la voluntad de generar soluciones rentables a los problemas de la sociedad y del planeta.

Las empresas tenemos una responsabilidad social y somos un gran agente de cambio para liderar la transformación profunda que requiere nuestro modelo de crecimiento sostenible. Podemos liderar una transformación social competitiva, es decir, crear un modelo que haga compatibles nuestros resultados económicos con tener un impacto positivo en el medioambiente y la sociedad. Para ello, es fundamental que la sostenibilidad sea un imperativo empresarial, que se integre como pilar esencial en las estrategias de negocio y se convierta en un factor clave en la toma de decisiones de los consejos de administración y en la definición de las carteras de los inversores.

Foto: El movimiento de empresas B Corp no para de crecer (B Lab)

La buena noticia es que, tras la pandemia, existe un mayor consenso entre representantes de la política, la empresa, la acción sindical, la ciencia y el tercer sector en torno a la necesidad de apostar de forma clara por una recuperación sostenible como única vía de salida a la crisis. Según el último estudio CEO Outlook 2021 de KPMG, las estrategias ESG (siglas en inglés de los criterios ambientales, sociales y de gobernanza que se tienen en cuenta a la hora de invertir) son ya abrazadas por más del 80% de las empresas españolas e internacionales y el 50% de los CEO afirma que la implementación de estrategias de sostenibilidad mejora los resultados financieros.

Desde el Grupo Red Eléctrica tenemos la convicción de que recuperación solo será posible si se realiza de forma sostenible y responsable. Y para ello las empresas han de incorporar en su gestión todos los aspectos ESG. Por este motivo esta semana celebramos en Madrid las Jornadas de Sostenibilidad 2021, donde hemos reunido a más de 30 voces destacadas de ámbito nacional e internacional para reflexionar sobre cómo pueden contribuir las empresas a la construcción de un futuro verde, justo e inclusivo.

Entre las cuestiones que hemos puesto sobre la mesa está la estrecha relación que existe entre la salud del planeta, el bienestar de las personas y la estabilidad financiera. Los desastres naturales o las enfermedades relacionadas con el clima afectan en mayor medida a los hogares con menos ingresos porque están más expuestos y carecen de recursos para reponerse de su impacto. Tal como refleja el Banco Mundial, la crisis climática podría sumir en la pobreza extrema a otros 100 millones de personas en 2030.

En España, la pandemia nos ha traído un incremento de las desigualdades y de la pobreza hasta elevarla a los niveles de la crisis de 2008: más de 3,3 millones de personas viven en situación de carencia material severa, según la última Encuesta de Condiciones de Vida. Y lo más preocupante: el mayor impacto lo ha sufrido la infancia. La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social estima que la población menor de 17 años es el grupo más afectado, estando un 14,1% en pobreza severa.

Foto: Central de carbón. (EFE) Opinión

En el Grupo Red Eléctrica el compromiso con la sostenibilidad es estratégico, transversal y tiene visión de largo plazo; está en la base de nuestra cultura corporativa; y es el eje vertebrador de nuestro Plan Estratégico 2021-2025, con el que haremos posible la transición energética. Somos más conscientes que nunca de que la necesaria transformación del modelo económico y energético es un proceso que va más allá de lo meramente técnico: se trata de liderar una transición hacia una nueva economía más sensible con el futuro, que beneficie a todos los ámbitos de nuestra realidad, nos lleve a una sociedad más justa, inclusiva y respetuosa con nuestro entorno natural.

Nuestras redes transportan servicios esenciales, como la energía y la conectividad, pero también oportunidades de vida para las comunidades en las que operamos.

En ese sentido, estamos renovando e impulsando nuestra acción social. Queremos una sociedad conectada, sin desequilibrios, igualitaria y con oportunidades para todos y todas. Por ello, hemos empezado a diseñar nuevos proyectos de innovación social que ponen el foco en eliminar las desigualdades territoriales, digitales, de género e intergeneracionales.

Foto: Desde finales de la Segunda Guerra Mundial no se destinaban fondos públicos en Europa a un objetivo tan concreto y transversal. (Istock) Opinión

Porque creemos que vivir en el medio rural no puede ser sinónimo de tener menos derechos o recursos y porque en la actualidad ejercer la ciudadanía plena requiere derechos digitales, vamos a impulsar la transición energética y promover el emprendimiento y acelerar el acceso universal a la Sociedad Digital.

Porque queremos que la población más joven tenga acceso a formación y a empleo de calidad, tenemos el compromiso de contribuir a reducir la pobreza infantil, estimular el empleo juvenil y colaborar con entidades formativas en materia de transición energética.

Foto: Los daños vinculados a la crisis climática se disparan en todo el planeta (EFE)

Y porque somos conscientes también de que la participación de la mujer en todas las esferas de la sociedad es una fuente esencial de progreso y crecimiento, nuestra acción también se va a enfocar en fomentar la igualdad de género.

En el Grupo Red Eléctrica hace tiempo que estamos recorriendo el camino de la sostenibilidad de la mano de administraciones públicas y entidades de referencia del Tercer Sector, el mismo camino que invitamos a otras empresas a iniciar. Porque creemos que es responsabilidad de todas y cada una de las personas, las instituciones, las administraciones y las empresas dejar un mundo mejor del que nos encontramos. Es una cuestión de justicia intergeneracional. Se lo debemos a las generaciones venideras.

*Beatriz Corredor, presidenta del Grupo Red Eléctrica.

Desarrollo sostenible
El redactor recomienda