Los Caminantes Blancos, la próxima amenaza de ‘Juego de Tronos’
  1. Televisión
  2. Series
Aloña Fernández Larrechi

Desde Melmac

Por

Los Caminantes Blancos, la próxima amenaza de ‘Juego de Tronos’

Las criaturas que acechan a los protagonistas de la producción de HBO amenazan Poniente desde hace miles de años

Foto: Imagen del Rey de la Noche, líder de los Caminantes Blancos de 'Juego de Tronos'.
Imagen del Rey de la Noche, líder de los Caminantes Blancos de 'Juego de Tronos'.

Seas de los Stark, de los Lannister o de los Targaryen, el terror solo tiene un rostro en ‘Juego de Tronos’. Piel pálida, pelo blanco y ojos azul penetrante, que llegan siempre acompañados de un frío estremecedor. Los Caminantes Blancos, la amenaza más peligrosa para Poniente, son la aportación más importante que la creación de George R. R. Martin ha realizado al catálogo histórico de encarnaciones del mal de la ficción universal. Criaturas de apariencia humanoide y fuerza descomunal, algo más grandes que un hombre adulto, que solo con su mirada imponen un temor que pocos seres consiguen.

Tras seis temporadas en las que diversos personajes de ‘Juego de Tronos’ han vivido sus propias experiencias con los Caminantes Blancos, esta noche llega uno de los encuentros más importantes entre el Rey de la Noche y sus acólitos, y los representantes de este lado del Muro, liderados por Jon Nieve. Gracias a las visiones de Bran, el Rey del Norte conoce sus avances al norte de Guardiaoriente, y decide acudir allí para salir a su encuentro y evitar su llegada al Muro. Junto a él estarán Ser Jorah, Tormund, Gendry, Sandor Clegane, Beric Dondarrion y Thoros de Myr. Un grupo peculiar que ya demostró que no le faltan razones para odiarse, pero no tan importantes como para no conjurarse contra una amenaza común. Los Caminantes Blancos.

¿Quiénes son estas criaturas tan feas?

Conocidos originalmente como los “Otros” en la saga de Martin, los Caminantes Blancos son los líderes de la horda de espectros, o muertos vivientes, que han cosechado a lo largo de siete temporadas. No existen cifras concretas sobre el número de criaturas que forman este temido ejército, que hablan la lengua “skroth”, y son protagonistas de numerosas leyendas y canciones que se entonan a lo largo de todo el continente.

Gracias a la transformación de Bran y su aprendizaje junto al Cuervo de Tres Ojos, la pasada temporada tuvimos la oportunidad de conocer un poco más los orígenes de estas temibles criaturas. Tal y como vio el joven, los Caminantes Blancos fueron creados por los Hijos del Bosque, como defensa ante la invasión de los Primeros Hombres. Pero durante una de las épocas más oscuras que se recuerdan en Poniente, la Larga Noche, se rebelaron contra sus creadores y se convirtieron en un peligro para todo el continente.

¿Cuáles son los antecedentes de esta amenaza?

“Hace miles de años, cayó una noche que duró toda una generación. Los reyes se congelaron hasta morir en sus castillos, al igual que los pastores en sus cabañas. Y las madres asfixiaron a sus bebés antes que verlos morir de hambre. Lloraron y vieron cómo sus lágrimas se congelaban en sus mejillas. […] En esa oscuridad, aparecieron los Caminantes Blancos por primera vez. Arrasaron ciudades y reinos cabalgando sus caballos muertos y cazando con sus manadas de arañas blancas, grandes como sabuesos…” Con este escalofriante relato, perteneciente al tercer episodio de la primera temporada, la Vieja Tata trata de distraer al joven Bran, que permanece postrado en la cama. La anciana, además de ilustrar a la audiencia y complacer al Stark, cumple así con la creencia de Cersei, que ve a las criaturas del otro lado del Muro como invenciones de los más viejos de Poniente.

Para combatirlos, los Hijos del Bosque y los Primeros Hombres sellaron una alianza, la misma que plasman los dibujos que Jon Nieve muestra a Daenerys en su visita a las cuevas de Rocadragón. Su unión y el descubrimiento del poder del vidriagón, hizo posible que un gran héroe, conocido como Azor Ahai, liderase la batalla por el Amanecer empuñando una espada de fuego. Los Caminantes fueron vencidos y expulsados a las Tierras del Eterno Invierno, y para contenerlos allí Brandon Stark, conocido como Bran el Constructor, levantó el Muro. Según Melisandre, cuando las criaturas regresen, Azor Ahai renacerá para liderar la batalla.

¿Quién manda ahí?

En el tercer libro de la saga, titulado ‘Tormenta de Espadas’, también es el joven Bran el que revela información interesante sobre el líder de los Caminantes Blancos, conocido como el Rey de la Noche. Recordando otra de las historias de la Vieja Tata, el Stark desvela que según ella, antes de "pasarse al lado oscuro" fue el decimotercer jefe de la Guardia de la Noche, un guerrero que no conocía el miedo. “Y ese era su gran fallo –añadía–, porque todos los hombres deben conocer el miedo.” La anciana le contó que una mujer “con piel blanca como la luna y los ojos como estrellas azules” había sido su perdición. “La persiguió, la alcanzó y la amó” y le entregó “su semilla y su alma”.

En el Fuerte de la Noche se proclamaron reyes y juntos sometieron a “los hermanos juramentados a su voluntad, gracias a extraños sortilegios”. Su reinado, tal y como recordaba Bran, duró trece años, hasta que “el Stark de Invernalia y Joramun, de los Salvajes, unieron sus fuerzas para liberar a la Guardia. Tras su caída, cuando se supo que les había estado haciendo sacrificios a los Otros”, todos los documentos relativos al Rey de la Noche fueron destruidos, y cayó en el olvido.

Sobre su linaje existen tantas versiones como el paso del tiempo ha permitido. “Hay quien dice que era un Bolton –terminaba siempre la Vieja Tata–. Otros creen que era un magnar de Skagos, o un Umber, un Flint, un Norrey… […] Pero no. Era un Stark, el hermano del hombre que acabó con él” concluía cada vez que le contaba la historia a Bran.

Pero... ¿qué quieren?

Cuando fueron creados por los Hijos del Bosque, solo tenían un único propósito, combatir al enemigo y conquistar su territorio. Y llevan miles de años esperando poder hacerlo, tras cobrarse varias víctimas entre los Salvajes o entre aquellos que osaron moverse al otro lado del Muro.

Según la visión de Bran, los Caminantes Blancos y sus hordas de espectros se dirigen hacia Guardiaoriente para conquistar la fortaleza y acceder al continente. Unos planes que Nieve y sus hombres tratarán de desbaratar, mientras esperan que Daenerys Targaryen decida unirse a su causa.

Debilidades y fortalezas

Hemos visto al Rey de la Noche convertir cientos de cadáveres, animales o humanos, en espectros a su servicio, congelar todo lo que tocan y romper espadas enemigas. Junto a los Caminantes Blancos, se mueven en silencio, sin dejar rastro sobre la nieve, y entre sus principales cualidades se encuentra el manejo de la espada, como pudimos ver en su duelo contra Jon Nieve, en el octavo episodio de la quinta temporada.

Una pelea que se saldó con la victoria del Rey del Norte, gracias a la composición de su espada, hecha de acero valyrio. Con el nombre de Garra, el arma perteneció a la Casa Mormont durante siglos, hasta que Lord Jeor Mormont, padre de Ser Jorah, se la regaló a Nieve como agradecimiento por salvar su vida. Sin embargo será la experiencia de su amigo Samwell, que mató un Caminante con una daga de vidriagón, la que le lleve a considerar ese material como fundamental a la hora de combatirlos.

Detrás de la caracterización

Aunque sus nombres no acostumbren a aparecer en los medios de comunicación, y sus caras no están en las promociones de la producción, los Caminantes Blancos y el Rey de la Noche son actores de carne y hueso. El maquillaje y los efectos digitales les convierten en las temidas criaturas llegadas del frío, y pocos pueden adivinar dónde han visto esa cara antes. Por ejemplo, el de Richard Brake, Rey de la Noche en la cuarta y la quinta temporada, al que hemos podido ver recientemente en ‘Ray Donovan’ y ‘Peaky Blinders’.

El canadiense Ross Mullan, que también ha participado en varias ocasiones en ‘Doctor Who’, es el actor que más veces ha interpretado a un Caminante Blanco. Entre la segunda y la cuarta temporada, Mullan lo hizo en tres ocasiones, aunque no fue el elegido para enfrentarse a Jon Nieve en el episodio titulado ‘Casa austera’. Este honor le correspondió al actor y guionista británico Tim Loane, que, además de escribir episodios de ‘Versailles’, tuvo tiempo de poner en un aprieto al Rey del Norte y desvanecerse tras el zarpazo de la Garra de Nieve.

Juego de Tronos Series de HBO