'Homecoming': Julia Roberts y el padre de 'Mr. Robot', en el 'thriller' psicológico del año

La producción de Amazon Prime, que tiene una segunda temporada confirmada, es una adictiva creación basada en un 'podcast'

Foto: Julia Roberts, en una imagen de 'Homecoming'. (Amazon)
Julia Roberts, en una imagen de 'Homecoming'. (Amazon)

A veces, una sinopsis termina siendo el peor de los epitafios. La cadena o la productora tienen tantas ganas de esconder detalles que pueden ser relevantes para la trama, que reducen la carta de presentación de una serie a la mínima expresión. Y el potencial espectador se encuentra ante una propuesta tan aséptica que termina confiando en el currículo del creador, o el protagonista, para justificar su inversión temporal.

“Heidi Bergman trabaja como asistente social en el Centro de Apoyo Transicional Homecoming, una instalación del Geist Group que ayuda a los soldados en su vuelta a la vida civil y a su reinserción social. Walter Cruz es uno de estos soldados, un joven ansioso por comenzar esta nueva etapa de su vida. El supervisor de Heidi y del centro es Colin Belfast, un ambicioso hombre de negocios con exigencias maníacas”.

['Guardaespaldas', la miniserie de la BBC que arrasó en Reino Unido llega a Netflix]

Así de primeras, la sinopsis de ‘Homecoming’ no es una propuesta audiovisual que vaya a reunir audiencias masivas frente a la plataforma de Prime Video. Tienes que echarle un ojo al género, 'thriller' psicológico, a su protagonista, Julia Roberts, y a su director, Sam Esmail (‘Mr. Robot’) para interesarte por la vida de una terapeuta y los hombres con los que trabaja. Que los capítulos que componen la primera temporada, un total de 10, duren 30 minutos, es otra buena razón para acercase a esta producción que tiene asegurada una segunda entrega.

Una palmera adornando una pecera. Una mujer agradable y perfeccionista. Un despacho que recuerda ligeramente al de la doctora Melfi. Un joven encantador. Un pelícano. El título del capítulo llena la pantalla como si de los años setenta se tratase y de repente, en la siguiente secuencia, el encuadre de la imagen ha cambiado y el tiempo ha pasado por la mujer que acabas de ver. Ahora aparece en un entorno normal, pero completamente inesperado. Los cuatro primeros minutos de ‘Homecoming’ hacen más por la serie que cualquier sinopsis. Y eso es solo el principio.

Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)
Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)

Más allá de la sinopsis

Eli Horowitz y Micah Bloomberg han sido los encargados de adaptar su 'podcast' homónimo y llevarlo a la pequeña pantalla de la mano de la compañía de Bezos. Roberts se subió al proyecto cuando consiguió convencer a Esmail de que dirigiese todos los episodios. Y juntos han creado una producción cargada de intrigas que, además de preocuparse por dosificar su desarrollo, ha apostado por homenajear a clásicos del misterio y el suspense a través de su estética cuidada al detalle, su fotografía y el desarrollo de algunas de sus tomas.

Si vamos un poco más allá de la sinopsis al estilo currículo, pero sin pasar del primer episodio, ‘Homecoming’ propone al espectador una historia, narrada en dos líneas temporales cercanas, que le sumergirán en una sucesión de interrogantes que parecen no tener fin. Pero la creación de Horowitz y Bloomberg no se limita a intercalar un “¡¿pero esto qué es?!” de sorpresa o desconcierto. La historia de Heidi avanza imparable adentrándose en un pasillo repleto de preguntas que, cada vez que encuentran una respuesta, terminan creando nuevos interrogantes. Un puzle interminable que crece conforme avanzan los episodios, una inagotable sucesión de puertas frente a las que el espectador puede encontrarse con los propios personajes, acompañándoles en la resolución de alguno de los misterios.

El centro en el que trabaja el personaje de Roberts es una instalación en la que los clientes, que no pacientes, no pueden salir al exterior. Thomas Carrasco, un trabajador del Departamento de Defensa, será el primero en recibir un aviso sobre la calidad del servicio que ofrece el centro de apoyo a soldados. Y aunque el negocio se ha clausurado, tratará de ponerse en contacto con la administradora de la empresa, que según los archivos era Heidi Bergman.

Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)
Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)

Homenaje a una época

La toma vertical de Carrasco bajando unas escaleras en el tercer episodio, los títulos de crédito, la diversidad de encuadres o el 'zoom' al estilo Hitchcock son detalles con un claro propósito, que además contribuyen a elevar la calidad del estudiado desarrollo de ‘Homecoming’. Una caracterización que no se limita únicamente a la imagen, y que Esmail también ha llevado a la banda sonora de la producción.

La partitura del misterio que narra ‘Homecoming’ se construye a base de clásicos del género como ‘Klute’, ‘Vestida para matar’, ‘Vértigo’ o ‘Carrie’. Piezas construidas a base de ritmo e instrumentos de aire que contribuyen a crear una atmósfera intrigante y asfixiante en la que, como los propios clientes, el espectador duda ante las certezas que se le plantean. En lo que respecta al sonido, también resulta muy atractivo el uso que la serie hace de las voces, a partir del dispositivo en el que se escuchan. Una licencia que homenajea los orígenes sonoros de la historia.

Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)
Imagen de 'Homecoming'. (Amazon Prime)

Para aquellos que, antes o después, se alejaron de ‘Mr. Robot’ porque el estilo de Esmail no era el suyo, aclarar que ‘Homecoming’ nada tiene que ver con su trabajo anterior. Es innegable que, en ciertos momentos, por exigencias del guion, puede recordar a la serie protagonizada por Rami Malek, pero la producción de Prime Video es menos oscura y conspiranoica. Y, especialmente, está más interesada en contar un misterio cargado de detalles y protagonizado por personajes sobre los que descubriremos nuevos matices hasta el último minuto.

Si todavía queda alguien por convencer, quizá los mitómanos amantes de la comedia romántica encuentren en el intérprete del novio de Roberts otra razón para acercarse a la serie. Fue la propia actriz la que convenció a Dermot Mulroney, su compañero en ‘La boda de mi mejor amigo’, para que interpretase el personaje de Anthony, su novio. Sissy Spacek (‘Castle Rock’, ‘Bloodline’) es la encargada de interpretar a su madre, Ellen, mientras que Bobby Cannavale (‘Vinyl’) hace lo propio con Colin, su asfixiante supervisor. El elenco de la producción lo cierran Stephan James (‘Selma’) en el papel de Walter Cruz, Jeremy Allen White (‘Shameless’) como el soldado Shrier y Shea Whigham (‘Fargo’) en el rol del agente del Departamento de Justicia Thomas Carrasco.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios