Llega a Filmin 'Press', la mordaz visión británica del periodismo actual

La plataforma de televisión en streaming española estrena este martes la miniserie de la BBC creada por el guionista de la exitosa 'Doctora Foster'

Foto: Ben Chaplin en una imagen de 'Press'. (Filmin)
Ben Chaplin en una imagen de 'Press'. (Filmin)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Ahora que Aaron Sorkin amenaza con traer (innecesariamente) de vuelta ‘The Newsroom’, el calendario de estrenos de febrero nos regala una serie periodística que además llega desde Gran Bretaña. Será el martes 26 de febrero cuando la plataforma de “streaming” Filmin estrenará ‘Press’, una miniserie de la BBC escrita por el creador de la exitosa ‘Doctora Foster’, Mark Bartlett.

    Desde el desenlace de la oda romántica de Sorkin al periodismo, hace cinco años, las redacciones de periódicos e informativos no se han prodigado demasiado en la pequeña pantalla. Pero tampoco ha sido capaz de sobrevivir sin ellos y hemos podido ver intrépidos reporteros e particulares jefes de redacción en series como ‘House of cards’ o ‘Heridas Abiertas’.

    Para paliar esta sequía de un género que ha dado producciones tan maravillosas como ‘State of Play’ y la mítica ‘Lou Grant’, la cadena pública británica propone a los espectadores una serie en la que dos periódicos británicos mantienen una encarnizada lucha por sobrevivir en los tiempos del “clickbait” y la caída de ingresos publicitarios. La batalla diaria entre los principios y los ingresos, en la que los principales perdedores son los periodistas. Seres que, desgraciadamente, sufren los males televisivamente propios de la profesión: el desencanto, el fracaso de las relaciones sentimentales y la tendencia al alcoholismo.

    En el Londres de hoy, dos redacciones ficticias de dos periódicos de tirada nacional comparten emplazamiento en la ciudad. A un lado de la plaza se encuentra ‘The Post’, un tabloide sensacionalista cuyo color corporativo es el rojo, una referencia evidente al británico The Sun. Al otro lado, el Herald, que se caracteriza por su progresismo y su seriedad. Ambos tratan de mejorar sus números tanto en sus ediciones de papel como en las digitales y los despidos, o la amenaza del mismo, están a la orden del día.

    Charlotte Riley como Holly Evans en una imagen de 'Press'. (Filmin)
    Charlotte Riley como Holly Evans en una imagen de 'Press'. (Filmin)

    La eterna lucha

    Para asegurarse un éxito mayor a la hora de enganchar a la audiencia, ‘Press’ arranca con la particular “vía dolorosa” de Holly Evans, la editora de noticias del Herald. Acompañada de su jefa Amina Chaudry, la joven recorre los pasillos de la redacción hasta llegar a la puerta de entrada del edificio. Allí le esperan decenas de colegas de otros medios, que le atosigan con micrófonos y preguntas. “Mi nombre es Holly Evans, soy periodista” dice antes de que la narración viaje tres meses atrás en el tiempo.

    Cuando llega el final del primer episodio, el espectador cuenta con varias opciones a la hora de justificar la improvisada rueda de prensa de la reportera. Dedicada y comprometida con su trabajo, la joven encarna el espíritu romántico de la profesión, acompañado del drama vital propio de una producción británica. Su labor de editora en el Herald le permite investigar temas que, si bien no despiertan el furor de las redes, considera imprescindibles para mantener su compromiso con los lectores. Aunque añora los días en los que ella misma se lanzaba a la calle para contar la noticia.

    Si Evans es el espíritu (melancólico) del periodismo comprometido, al otro lado de la plaza nos encontramos con la versión más morbosa y cínica de la profesión, Duncan Allen. El director de ‘The Sun’ es un hombre incisivo y poco dado a los elegios, que no se anda con remilgos a la hora de informar a sus reporteros de lo que espera de ellos. O cuando chantajea a importantes figuras políticas de las que tiene comprometedoras fotografías de juventud.

    Priyanga Burford y Charlotte Riley en una imagen de 'Press'. (Filmin)
    Priyanga Burford y Charlotte Riley en una imagen de 'Press'. (Filmin)

    El mérito de lo actual

    A lo largo de seis episodios ‘Press’ desgrana la batalla entre el periodismo “bueno” y el periodismo “malo”, el que quiere informar y el que quiere entretener. El que se plantea dar la espalda a la investigación para abrazar el dinero de la publicidad para acabar con la amenaza de los despidos, y el que busca el titular más llamativo de la forma más retorcida. Dos formas de afrontar los retos del periodismo moderno que se dibujan a través de investigaciones comprometedoras, mensajes de texto de altos cargos del gobierno y futuras promesas del periodismo que viven en sus carnes la realidad de la profesión.

    Si bien va sobrada de tópicos, y el periodista con una vida sentimental equilibrada es una especie televisiva en extinción, ‘Press’ tiene como mayor virtud ser una de las primeras producciones que retrata la realidad informativa actual. Esa en la que el papel, y la información, luchan por sobrevivir, mientras los directores de turno viven más pendientes de las audiencias que de la verdadera razón de ser del periodismo, informar.

    Con Charlotte Riley (‘Peaky Blinders’) y Ben Chaplin (‘Mad Dogs’) como Holly Evans y Duncan Allen, en el reparto de la miniserie también nos encontramos rostros conocidos de la televisión británica como Al Weaver (‘Grantchester’), Paapa Essiedu (‘La casa de las miniaturas’) y Ellie Kendrick (Meera Reed en ‘Juego de Tronos’) entre otros. Y a pesar de que no alcanza a la inconmensurable ‘State Of Play’, esta particular lucha entre el bien y el mal en la que destaca Chaplin puede ser la elección perfecta para aquellos que añoran la ficción periodística. O, por qué no, para aquellos que han sentido un ataque de nostalgia ante el posible regreso de ‘The Newsroom’.

    Desde Melmac
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios