UN REFERENTE EN EUROPA

Resurrection, cómo montar un festival en tu pueblo y acabar contratando a Iron Maiden

El evento que se celebra en Viveiro comenzó siendo un "sueño" y una década después va a congregar a más de 25.000 personas cada uno de los tres días que dura

Foto: Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, en pleno 'The Trooper'.
Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, en pleno 'The Trooper'.

“Todo empezó un poco por casualidad en 2006. Yo era fan de esta música -teníamos un grupo- y tratamos de traer al pueblo a nuestro grupo favorito, (los neoyorquinos) 'Sick of It All'. Con la ayuda inicial del alcalde ya fallecido, Melchor Roel (PSOE), logramos cumplir nuestro sueño y que el pueblo también ganara. La primera edición fue de un día. Al año siguiente de dos días y en 2010 ya logramos convertir el Resurrection Fest en algo más grande con tres días de conciertos. Fue al acabar esta quinta edición cuando, por primera vez, supimos que no iba a ser la última”. Iván Méndez tiene 29 años, es natural de Viveiro y es el organizador de un acontecimiento cultural que el año pasado generó 6,15 millones de euros para la región con la asistencia en tres días de 54.000 personas. Para 2016 aumentará a 80.000 gracias a bandas como Iron Maiden, The Offspring y Volbeat, que actuarán desde este jueves 7 al sábado 9 de julio. Este martes colgaron el bendito cartel de 'sold out' para los abonos de tres días.

[Elvis no está muerto: toca con Metallica en una banda llamada Volbeat]

Resurrection, cómo montar un festival en tu pueblo y acabar contratando a Iron Maiden

“No fue fácil decidirse por Iron Maiden. Lo valoramos durante mucho tiempo hasta que aceptamos porque es un completo desafío. Ellos conocían el Resurrection y tenían buenas referencias, de hecho fueron ellos quienes se pusieron en contacto con nosotros y dieron el primer paso”, comenta Iván, quien apunta que el grupo liderado por Steve Harris “no es una banda que fuera del escenario sea exigente, al revés, la dificultad está en aspectos técnicos: el montaje de luces que traen es muy complejo. Hemos debido ampliar el recinto y adaptarlo a las necesidades de su show”. Hace una década que Iván y su grupo -Twenty Fighters- intentaban cumplir su sueño y ahora, de una manera natural, habla de cómo tiene que adaptarse su festi para recibir a los Maiden y un cartel que pone "abonos agotados".

[Iron Maiden despluma a su mascota, Eddie]

Iván Méndez, organizador del Resurrection.
Iván Méndez, organizador del Resurrection.

Llegar hasta este punto hubiera sido imposible “sin plantar la primera semilla que permitió Melchor. Creyó que era algo interesante y permitió arriesgarnos. A partir de ahí hemos transitado un camino difícil y a trompicones. Durante las cinco primeras ediciones no había futuro garantizado pero tuvimos la suerte de tener a un político que supo ver que podía ser interesante e importante. Ahora ya todos se suman porque es más obvio y sencillo de ver: Viveiro tiene 15.000 habitantes y este año vendrán al festival más de 25.000 personas cada uno de los tres días, más los que lleguen el miércoles (presentación) o los que se queden o hayan venido a la zona a veranear”.

[Cuando Sherpa debe vender su bajo para ayudar a un familiar]

Resurrection, cómo montar un festival en tu pueblo y acabar contratando a Iron Maiden

Escuchar a colegas para traer a bandas: error

Cuando echó a andar la idea de este tren de hardcore, punk, thrash, metal extremo y heavy -que parecía complicado que funcionase en la Piel de Toro-, Iván tenía 17 años y en su mente estaba estudiar Dirección y Administración de Empresas… no iba mal encaminado. No ha necesitado enviar ningún curriculum, más bien al contrario, es él quien rechaza ofertas y ofrecimientos (la de los Maiden no pudo). En este último punto le halagan las 'grandes' ideas de sus colegas para traer a bandas, pero “no les hicimos mucho caso desde el principio. De haber sido así el éxito hubiera estado más que no garantizado. Cuando se cansaron de hacernos sugerencias cambiaron y comenzaron a preguntar: “¿A quién traéis este año?””.

[Así empezó todo: cuando negros y blancos se atrevieron a tocar juntos]

Joven, emprendedor y con la fortuna de haber nacido y crecido “en un marco y emplazamiento incomparable: el Resurrection se sitúa entre dos playas y un bosque. Es uno de los sitios más bonitos del mundo”, algo que, según Iván, también convierte a este festival único en el Viejo Continente. Quizás por ello hayan vendido este año entradas en 30 países diferentes. Además, ayuda el hecho de que “Viveiro se convierte durante unos días en una especie de parque temático por la implicación del pueblo. Desde la decoración a los cines -ponen películas de rock-, pasando evidentemente por los habitantes, quienes se vuelcan con el festival, y la gastronomía gallega. Se respira música y rock”. Y se come mejor que en el Download, Graspop, Sweden Rock o el Wacken.

[Lea más noticias de Área Rock]

Resurrection, cómo montar un festival en tu pueblo y acabar contratando a Iron Maiden

“Comenzamos apostando por la música que nos gusta. No ejecutamos nada desde el punto de vista comercial y sí lo que veíamos que pudiera ser sostenible a largo plazo, abriendo el abanico cada vez más. Empezamos con hardcore y metal extremo y ahora vienen grupos como The Offspring, Iron Maiden o Bad Religion, con una base de gente importante”. El empresario señala su modo de operar, al tiempo que importa ideas que ha visto en “Alemania y Gran Bretaña, países que suelen estar a la vanguardia a nivel mundial. Debemos aprender de los mejores y los que buscan la excelencia”. Buscar la “excelencia” con metal extremo puede que suene raro para el gran público... aunque no menos que degustar una exquisita zamburiña a ritmo de Destruction, Municipal Waste o Crisix.

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios