La verdad de la (no) renovación de Godín con el Atlético: ¿chantaje emocional?

Tres meses después de que se diera por hecha su renovación, Godín cree que los dirigentes del Atlético se aprovechan de que no quiere irse para no ofrecerle lo que él considera justo

Foto: Godín celebra su gol al Athletic que dio la victoria al Atlético en la prolongación. (EFE)
Godín celebra su gol al Athletic que dio la victoria al Atlético en la prolongación. (EFE)

Según los expertos en psicología, el chantaje emocional es una forma inadecuada, irrespetuosa y agresiva de comunicación con un objetivo claro de conseguir lo que uno o una quiere, sin tener en cuenta los deseos de la otra persona. Es habitual asociar el chantaje emocional con la manipulación, ya que es una práctica destinada a influir la voluntad de la otra persona, con el fin de conseguir que actúe como uno quiere y no como desea realmente.

Pues bien, el pasado 12 de agosto, es decir, justo hace hoy tres meses, el diario 'Marca' anunció que el Atlético de Madrid había cerrado un acuerdo para la continuidad de Diego Godín, cuyo contrato concluye en 2019: "Más allá de que aún no se haya hecho oficial, el nuevo compromiso amplía dos campañas el vínculo entre el club rojiblanco y el central uruguayo, hasta 2021. Aunque el último de esos ejercicios estaría supeditado al número de partidos disputados en el anterior, la idea es que no haya problema alguno para seguir contando con el 2, que a los 32 años ya se ha convertido en el extranjero con más partidos en la centenaria historia de la entidad".

"¿A estrenar la renovación con un título?", le preguntaron al uruguayo dos días después, en la víspera de la final de la Supercopa de Europa contra el Real Madrid. "¿La renovación de quién?", respondió. "La de Godín", le puntualizó el periodista. "No, yo no he renovado. Vi que salieron noticias, no sé de dónde, ni los intereses... Rechacé ofertas, decidí quedarme y ahora a esperar y a pensar en la final", sentenció el central del Atlético. Tres meses después, así sigue la (no) renovación de Godín, quien continua esperando a que el club le haga la oferta que él cree que merece, aunque económicamente esté lejos de las le han llegado y llegarán de otros equipos.

Lo cierto es que la misma semana que 'Marca' anunció el acuerdo del Atlético de Madrid para renovar a Godín, el Manchester United se planteó abonar su cláusula de rescisión, la cual se había reducido a 20 millones, de ahí quizás esta filtración interesada desde el club, tal y como sospechó y denunció el propio futbolista. "La oferta del United incluía un importante aumento respecto a la cantidad que percibe el charrúa en el Atlético, de modo que, aunque Diego siempre apostó por seguir vistiendo la rojiblanca, desde los despachos del Manzanares se sintieron obligados a igualar esa cifra. La negociación fue rápida e incluyó la modificación en cuanto a la finalización del contrato", podía leerse en el citado diario, para sorpresa del propio interesado.

Godín, tras marcar el 3-2 al Athletic en el Metropolitano. (EFE)
Godín, tras marcar el 3-2 al Athletic en el Metropolitano. (EFE)

Pero, lo dicho, han pasado tres meses y todo sigue igual. Tras la marcha de Gabi a Qatar, de la cual también habrá mucho que contar, Godín se ha convertido en el primer capitán de un equipo al que llegó en 2010 y con el que ha conquistado ocho títulos. Hace unos días, el central volvió a ser preguntado por su renovación. "Nada, no he renovado y aquí estoy", señaló. Por más que en el campo lo siga dando todo, tal y como volvió a demostrar este sábado, Godín no puede disimular su malestar con los dirigentes de un club con el que tanto se identifica y en el que solo le ofrecen un año más de contrato, más un segundo condicionado al número de partidos, y por la mitad de lo que le ofrece el Manchester United, donde, además, le dan tres años, un ofertón para un futbolista de 32, por más que siga a pleno rendimiento. Ya lo dijo Maradona durante el Mundial de Rusia: "Me decían el otro día que Sergio Ramos es crack. No quiero polemizar, pero lo tengo que decir: crack es Godín".

Su reivindicativo 'gol del cojo'

Su 'gol del cojo' al Athletic en el minuto 92 para poner el 3-2 fue otra exhibición de pundonor, entrega y liderazgo del uruguayo. "Me lesioné en el segundo gol de Williams", explicó tras el partido. "Simeone me dijo que no había más cambios, dudé unos segundos y me dijo 'quédate arriba para molestar'. Fueron muchos minutos desde que me rompo hasta el final. Pensé en salir, porque prácticamente no podía correr, pero sabía que podía ayudar, en una pelota así, una falta...". El gol llegó con suspense, pues el árbitro tuvo que recurrir al VAR al haber señalado su auxiliar un fuera de juego que no existía.

Como quiera que Godín acaba contrato en junio de 2019, sobra decir que a partir del 1 de enero podrá negociar con cualquier otro club y salir con la carta de libertad el próximo verano. Sin embargo, y esto lo deben tener claro todos los aficionados rojiblancos, Godín quiere seguir en el Atlético aun perdiendo mucho dinero y esto es de lo que cree que se están aprovechando en el club que preside Enrique Cerezo pero dirige Miguel Ángel Gil. ¿Chantaje emocional? Cada uno gestiona su casa como quiere, pero nada tiene más valor que el compromiso de un futbolista que, además, es una garantía y se ha ganado el derecho a ser valorado como lo que es, un santo y seña del Atlético de Madrid.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios