El Athletic no ficha a sus padres, pero sí a sus hijos: hoy Kodro... ¿y mañana Vela?

Kenan Kodro, hijo de Meho Kodro, ex jugador bosnio de la Real Sociedad, debutó ante el Barcelona con el Athletic, que le fichó aprovechando que nació en San Sebastián...

Foto: Kenan Kodro, entre Rafa Alkorta y Aitor Elizegi, director deportivo y presidente del Athletic, respectivamente. (EFE)
Kenan Kodro, entre Rafa Alkorta y Aitor Elizegi, director deportivo y presidente del Athletic, respectivamente. (EFE)

"Nuestro camino de apostar por la cantera es el bueno y en el futuro el fútbol mundial lo va a copiar seguro". No es que Aitor Elizegi parezca de Bilbao, sino que realmente es de Bilbao, de ahí que tampoco sean de extrañar estas declaraciones que el nuevo presidente del Athletic hizo durante una comida en el diario 'AS'. No sé si semejante fanfarronería la soltó en el aperitivo o ya en los postres, aunque desde luego la guinda fue cuando añadió que "si pudiese, jugaría la Premier por la velocidad y la intensidad que tienen". 'No comment', que dicen precisamente los ingleses.

Claro que lo más curioso de estas declaraciones de Elizegi es que salieron publicadas el mismo día que el Athletic anunciaba por sorpresa el fichaje de Kenan Kodro, delantero del Copenhague y, lo realmente destacable, hijo de Meho Kodro, ex jugador de la Real Sociedad, precisamente el rival de los rojiblancos tan solo unos días después en Anoeta. Este fichaje es la cuadratura del círculo. Ya saben, ese problema matemático irresoluble de geometría que consiste en hallar con solo regla y compás un cuadrado que posea un área igual a la de un círculo dado...

Kenan Kodro (San Sebastián, 19 de agosto de 1993) entró por primer vez en una convocatoria del Athletic en el partido de este domingo e, incluso, debutó contra el FC Barcelona, precisamente el equipo por el que su padre fichó cuando dejó la Real. Si Gaizka Garitano le hizo un sitio en su lista en lugar de Gorka Guruzeta, curiosamente hijo también de otro ex txuri urdin y compañero de Meho durante varias temporadas, Kenan saltó al campo en sustitución de Iñaki Williams en el minuto 90, con poco tiempo para tocar el balón, pero el suficiente para llevarse una gran ovación de San Mamés.

El hijo de Kodro ha firmado un contrato con el Athletic hasta 2022 y, a diferencia de Iker Muniain en su renovación o de Ibai Gómez en su fichaje procedente del Deportivo Alavés, lo hizo con cláusula de rescisión de 80 millones de euros. "Siempre voy a ser Kenan Kodro. Estoy muy orgulloso de lo que fue mi padre. He superado esa fase de que me pese mi apellido. Esto no me afecta. Soy un afortunado de tener a mi padre. Me quedo con eso", dijo el internacional bosnio en su presentación.

Tal y como ya escribí aquí en su día y también recojo en mi libro -perdón por la autocita- '100 nombres que hicieron grande a la Real', en el verano de 1989, tras la marcha de Loren al Athletic previo pago de los 300 millones de pesetas de su cláusula de rescisión, el club donostiarra aprobó en una asamblea de socios compromisarios cambiar su política deportiva y compaginar su tradicional apuesta por la cantera con hacer fichajes. En contra de lo que se piensa, y como quiera que hasta la llegada en 2002 del asturiano Boris todos los fichajes fueron de jugadores no españoles, pero esto no fue lo que se votó.

Aquel 'hat-trick' de Meho al Athletic

Meho Kodro ha sido uno de los extranjeros que mejor rendimiento dio en la Real, con la que jugó 146 partidos y marcó 82 goles. Cuando el 28 de mayo de 1995 el bosnio logró un histórico 'hat-trick' en el derbi vasco disputado en Anoeta y que acabó con una victoria de la Real sobre el Athletic por 5-0, su hijo Kenan no tenía ni dos años. Aunque su padre luego jugó en el FC Barcelona, CD Tenerife, Alavés y Maccabi Tel Aviv, el ahora jugador rojiblanco creció y se hizo futbolista en el Antiguoko, el club del barrio donostiarra del mismo nombre y que tan bien trabaja el fútbol de formación, y no fútbol 'deformación', como hacen otros.

Kenan Kodro, encimado por Piqué, en su debut como jugador del Athletic. (EFE)
Kenan Kodro, encimado por Piqué, en su debut como jugador del Athletic. (EFE)

"Me sorprende que alguien opine cuando nada sabe nada de la carrera de Kenan", dijo Rafa Alkorta, el nuevo director deportivo del Athletic tras la llegada a la presidencia de Aitor Elizegi, en relación a las dudas que generaba en Bilbao el fichaje del delantero donostiarra, al fin y al cabo un descarte de la Real que primero recaló en Osasuna, luego en Alemania y ha terminado volviendo a España procedente de Dinamarca. "Hay que ser cauto con estas cosas, saber de dónde viene y saber qué ha hecho para que nosotros hayamos querido ficharle", añadió Rafa.

Es lógico que Alkorta, quien, por cierto, recuerdo que no dudó en dejar el Athletic para marcharse al Real Madrid, diga que "tenemos que estar atentos a cualquier jugador que se pueda poner la camiseta del Athletic y entre en la filosofía". La cuestión es que con fichajes como el de Kenan Kodro queda aún más demostrado si cabe que la filosofía del club bilbaíno depende directamente de la filosofía de la Real, lo cual es cuanto menos paradójico y debería hacer reflexionar a más de uno.

En Bilbao, ya sea más en broma que en serio, suelen decir en referencia a su Athletic que "Dios creó un solo equipo perfecto y el resto lo llenó de extranjeros". Bueno, pues ahora resulta que ese equipo "perfecto" ficha a los hijos de los extranjeros de otro equipo, quizás aún más perfecto por jugar con jugadores de casa y extranjeros... que se sienten como si lo fueran. Como dijo Xabi Prieto, "cuando alguien se pone la camiseta de la Real, ya es de aquí".

Por cierto, en el Athletic deberán estar atentos al hijo de Vela, otro de los mejores jugadores extranjeros que ha tenido la Real. "¡Ya tenemos otro txuri urdin en la familia! Hoy ha nacido Romeo Vela. Zorionak a su amatxo Saioa y a nuestro @11carlosV", escribió el club donostiarra en su cuenta de Twitter cuando el mexicano fue padre... Pues eso, que el Athletic no ficha extranjeros (o eso dicen), pero sí a los hijos de los extranjeros del vecino. ¿Será este el camino al que se refería Elizegi? Filosofía, lo llaman.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios