La prepotencia (y pérdida de identidad) del Barça: "¿Se creen que somos su filial?"

El Barça ha ofrecido al Ajax la cesión de jóvenes jugadores como Miranda, Oriol Busquets y Riqui Puig para rebajar el precio de De Ligt, algo que ha molestado a los holandeses

Foto: Johan Cruyff y Pep Guardiola, durante su etapa como entrenador y jugador en el FC Barcelona.
Johan Cruyff y Pep Guardiola, durante su etapa como entrenador y jugador en el FC Barcelona.

"El Barça tiene planes para sus jugadores más jóvenes que todavía no han encontrado acomodo en el primer equipo: se trata de Juan Miranda, lateral izquierdo de 19 años, y los centrocampistas Oriol Busquets y Riqui Puig, de 20 y 19, respectivamente, que podrían irse cedidos al Ajax para seguir rodándose, según informó Catalunya Ràdio". Sirva este breve párrafo del diario 'Sport' a colación del pretendido fichaje del central Matthijs de Ligt para comprender el enfado que tienen en el club holandés con lo que consideran, y parece que con razón, una actitud prepotente de los azulgranas.

La información es de Catalunya Ràdio, una emisora que tiene hilo directo con la directiva que preside Josep Maria Bartomeu. Y, efectivamente, el Barça ha ofrecido al Ajax la cesión de estos jóvenes futbolistas "para que crezcan y puedan volver en un futuro", según señalan las mismas fuentes, quienes añaden que "Miranda es el que más dudas tiene sobre si marcharse a la Eredivisie, mientras que Oriol Busquets y Riqui Puig sí estarían dispuestos a dar el paso". Otro caso es el del francés Todibo, a quien también pretenden 'colocar' dentro de la complicada operación de De Ligt.

"¿Se creen que somos su filial?", comenta un alto dirigente del club holandés, donde descartan incluir jugadores en el pretendido traspaso de su central, quien, por cierto, tiene los mismos años que los futbolistas que el Barça les pretende ceder, aunque con mucha más experiencia, pues no solo es capitán de los 'ajacied', sino también internacional absoluto con su selección. En el Ajax no les gusta que Bartomeu, que ya ha fichado para la próxima temporada a De Jong, los tome por un club menor, tanto en sus recursos como en sus aspiraciones, al que pueda mandar sus jóvenes jugadores para que se fogueen.

Y es que el problema del Barça no es (solo) de prepotencia, sino sobre todo de indefinición o, si lo prefieren, de pérdida de identidad. Hace unos días, Joan Vilà, exdirector de Metodología del FC Barcelona, confirmó en una entrevista en Radio Marca que dejó el club catalán a causa de “una falta de responsabilidad a la hora de dar continuidad al modelo”. El exentrenador azulgrana, que rompió su silencio después de su salida del club el año pasado, es conocido —y, más importante aún, reconocido— por ser el técnico que ayudó a salir a algunos de los mejores futbolistas forjados en La Masía, tales como Xavi Hernández o Carles Puyol. Además, y junto a otros históricos como Paco Seirul.lo —quien sigue en el club, aunque es como si no estuviera—, diseñó el manual de estilo que marcaba las líneas que aplicar para desarrollar una forma de jugar y un perfil de futbolistas adaptados a ese modelo.

El joven Riqui Puig, en su debut con el Barça en el Camp Nou. (EFE)
El joven Riqui Puig, en su debut con el Barça en el Camp Nou. (EFE)

Vilà explicó la evolución del estilo Barça desde la llegada de Rinus Michels en los años setenta hasta lo que considera la mejor etapa, con Pep Guardiola en el banquillo, de ahí que su salida sea más que comprensible: "En mi primera etapa, en los años setenta, Michels en el primer equipo y Laureano Ruiz en el fútbol base nos trajeron una nueva idea, lo que inspiró lo que más tarde hicimos nosotros. La segunda etapa la marcó indiscutiblemente la llegada de Johan Cruyff, que fue un antes y un después como entrenador. Con Guardiola, el alumno aventajado, que coincidió en una etapa de futbolistas casi irrepetible, rozamos el diez".

Un Barça que fue 'miss mundo'

Después de este largo camino recorrido, en el que su influencia en el modelo Barça ha sido fundamental, Vilà confesó que su adiós tuvo que ver con la falta de continuidad en esa idea, algo que cualquiera que entienda un poco de fútbol podrá comprobar. "Soy consciente de que hay gente que cree que se está perdiendo esta idea, pero, como decía, rozamos el diez y es difícil de mantener", asegura Joan, quien añade que "todas las personas que hemos estado y están en el Barça tenemos la responsabilidad de dar continuidad al modelo, y precisamente por este motivo en este momento no estoy en el Barça. Mantener esta idea creo que es prioritario, porque hemos sido ‘miss mundo’, todo el mundo nos ha mirado, y tenemos la responsabilidad de conservarlo”, señaló.

Joan Vilà no oculta que le gustaría que algún día Pep Guardiola volviese al club, con quien es evidente que no pasaría lo que ahora está pasando. "Me gusta estar al lado de los mejores. He tenido la suerte de compartir momentos con Johan, Pep o Paco. Pienso que Guardiola considera el Barça su casa y creo que Pep ha de estar aquí en el rol que quiera. Deseo que vuelva". Pues sí, la paradoja es que el mejor Barcelona procede de la semilla que trasplantó, cual tulipanes, Rinus Michels desde el Ajax, regó un discípulo suyo como Johan Cruyff y floreció con todo su esplendor en la etapa de Guardiola.

Sin embargo, la confusión en La Masía es tal que ahora pretenden mandar al Ajax a sus promesas mientras fichan a otros futbolistas, también jóvenes, pero consagrados ya precisamente porque tienen la confianza o la continuidad que les dan en el equipo holandés y en cambio les falta en el Barça. Han fichado a De Jong y veremos si finalmente también pueden fichar a De Ligt, aunque su prepotencia no les ayuda.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios