Benzema nunca fue un problema, pero necesita solución (y la tiene muy cerca)

Benzema es elogiado por los mismos que antes le criticaban. La diferencia es que junto a Cristiano no marcaba tantos goles como ahora, de ahí que el Madrid necesite encontrar el punto medio

Foto: Benzema celebra uno de sus tres goles al Athletic. (EFE)
Benzema celebra uno de sus tres goles al Athletic. (EFE)

Si cuando Benzema era duramente criticado y en su defensa el francés dijo que "la gente no entiende lo que hago en el campo; yo juego para la gente que sabe mucho de fútbol", ahora que Karim es elogiado porque ha marcado los últimos ocho goles de su equipo y suma un total de 30 en lo que va de temporada, se puede concluir que, según el delantero del Real Madrid, esa gente sabe poco de fútbol, una conclusión que yo desde luego comparto. "A quien le gusta el fútbol le tiene que gustar Benzema", dijo Zidane en la misma línea que su compatriota, y muchos se dieron por ofendidos.

Quizás porque siempre he sido un contumaz defensor suyo, estos días que leo y escucho elogios y más elogios a Karim por su racha goleadora, me doy cuenta de lo duro que tiene que ser para un futbolista ser cuestionado por jugar al fútbol -un deporte, que yo sepa, colectivo- y no estar obsesionado con marcar goles, por más que estos sean los que evidentemente dan las victorias en los partidos, siempre y cuando sean más que los de tu rival. Normal que alguno más despistado de la cuenta haya llegado incluso a la conclusión de que, "anda, pero resulta que el mejor Benzema se ha visto en el peor Real Madrid".

Que no, que Benzema nunca ha dejado de tirar del carro, ser ambicioso y mucho menos responsable. Lo que sucede es que, como explica cada vez que le preguntan, él no juega para su lucimiento personal, sino para el equipo. "Para mí, un delantero no es solo gol. Tiene que participar en el juego, crear espacios para otros, dar asistencias...". Cosas de fútbol, porque hablamos de fútbol y no solo de goles. De ahí que cuando estuviera Cristiano él asumiera otro papel que para quienes miden a los delanteros a peso será secundario, pero que, sin embargo, era fundamental precisamente para que el portugués marcara tantos goles y se llevara toda la gloria.

"¿Que me falta gol? Depende de cómo veas el fútbol", respondió Karim cuando en esta temporada post-Cristiano le preguntaron por el sambenito que le han colgado. Y eso que es el sexto máximo goleador de la historia del Real Madrid, solo por detrás de Puskas, Santillana, Di Stéfano, Raúl y el mencionado Cristiano Ronaldo. Nadie como Benzema ayudó a CR7 a marcar más del doble de goles que él, 451 del portugués, por 222 -hasta la fecha- del francés.

Benzema celebra su tercer gol anotado ante el Athletic de Bilbao. (EFE)
Benzema celebra su tercer gol anotado ante el Athletic de Bilbao. (EFE)

Para los que siguen y seguirán juzgando a Karim solo por sus goles, y de ahí que ahora le alaben tanto, vuelvo a recordarles lo que dijo Xabi Alonso sobre su excompañero: "Benzema es mitad delantero, mitad mediapunta. Muchos le critican por eso y yo creo que es su mayor virtud. No le puedes buscar en una sola jugada, sino en muchas y diferentes: en profundidad, en el área, en las bandas y a la espalda del pivote, que es donde se marca la diferencia". A esto se llama entender el fútbol.

Neymar, Mbappé... y Griezmann

Y esa es la cuestión y en lo que, en mi opinión, debe pensar el Real Madrid de cara a la próxima temporada. A falta de otro Cristiano y con Vinícius aún en fase de crecimiento, Zidane necesita un delantero que se compenetre con Benzema, de forma que él pueda seguir llevando el 9, jugando muchas veces como un 10 y que la responsabilidad de marcar goles sea compartida. Florentino Pérez sigue empeñado en Neymar, una opción complicada al estar por medio el todopoderoso Paris Saint-Germain, aunque más factible que la de Mbappé, sin duda el mejor socio que podría tener Karim dadas las características de ambos.

Sin embargo, y aunque sería meterse en un terreno pantanoso, el Real Madrid tiene una alternativa: Griezmann. Sabido es que el delantero del Atlético de Madrid se está moviendo para buscar una salida, algo que ya hizo la temporada pasada, cuando tan cerca estuvo de marcharse al FC Barcelona, si bien terminó quedándose en el Metropolitano. De momento, parece que Zidane no piensa en su compatriota, pero yo no lo descartaría dadas las complicadas circunstancias del mercado futbolístico. Y es que, aunque Benzema nunca ha sido un problema, su caso necesita una solución y el Madrid puede tenerla más cerca de lo que cree.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios