Lío con el Barça-Madrid: Guardiola tira la piedra y Florentino Pérez esconde la mano

Mientras el hipócrita e irresponsables Guardiola critica el aplazamiento del Barça-Madrid, el insolidario Florentino ni se plantea cambiar el orden de los Clásicos y jugar primero en Madrid

Foto: Pep Guardiola, en el banquillo del Bernabéu durante un Real Madrid-Barcelona. (EFE)
Pep Guardiola, en el banquillo del Bernabéu durante un Real Madrid-Barcelona. (EFE)

"Espero y confío que juguemos antes de que termine la primera vuelta o antes de que termine la temporada". Así, con una fina ironía opinó Ernesto Valverde sobre la fecha del Barcelona-Real Madrid. "Está de moda no ponerse de acuerdo en nada en las cuestiones políticas y espero que no sea tan difícil ponerse de acuerdo para poner fecha a un partido", añadió el técnico del equipo catalán con esa sensatez que tanto se echa de menos entre quienes toman las decisiones, ya sean políticas o deportivas, así como de quienes opinan cuando lo mejor que podían hacer es estarse calladitos.

Este es el caso de Pep Guardiola, de quien no voy a volver a comentar su incoherencia e hipocresía y el daño que se hace y está haciendo al fútbol, pero sí la irresponsabilidad de tirar piedras desde su 'exilio' en Inglaterra y en un club de capitalizado desde los pudientes Emiratos Árabes. El primero, un país donde la politización del fútbol está prohibida y él lo ha comprobado con la multa de 22.500 euros que le impusieron por llevar el lazo amarillo, y el segundo, donde acabaríamos antes diciendo lo que no está prohibido. "No sé por qué se aplaza el Clásico. No opino sobre ello, tendrás que preguntarle a Tebas o a la Federación", dijo el entrenador del Manchester City, para añadir que "tal vez están preocupados por algo, pero honestamente no sé la razón”.

Guardiola, el mismo que se permite poner en duda la democracia española y decir que tiene "amigos personales que van a pasar nueve años en la cárcel por votar, por pedir votar", debería saber que el propio Ministerio del Interior decidió que aplazar el Barça - Real Madrid "era lo razonable". Sobre todo después de conocer que los CDR planeaban boicotear de manera violenta el partido y usar el Clásico como plataforma para visibilizar sus reivindicaciones a nivel internacional. ¿Que el aplazamiento o el cambio de fecha se podía haber gestionado mejor? Seguro, pero el fútbol español está igual o peor que la política española, pues no priman los intereses generales, sino los personales.

"Si no entramos en contacto con los clubes y con la Federación es porque entendimos que era un problema de seguridad y política", explicó el presidente de LaLiga, Javier Tebas, quien ha llegado a acaparar tanto poder al frente del fútbol profesional español que se cree el ministro de Deportes, aunque paradójicamente tiene en contra a Real Madrid y FC Barcelona, los clubes más insolidarios con el resto, a pesar de que ser los que más dinero se llevan. "Lo que hicimos fue transmitir nuestra opinión a las más altas instancias del Gobierno de España porque entendimos que no era solo un problema deportivo en el evento deportivo quizás más importante en el mundo del fútbol", explicó el presidente de LaLiga.

Florentino Pérez y Javier Tebas, presidentes de Real Madrid y LaLiga, respectivamente. (EFE)
Florentino Pérez y Javier Tebas, presidentes de Real Madrid y LaLiga, respectivamente. (EFE)

La RFEF acordó aplazar el Clásico previsto para el próximo sábado en el Camp Nou dado el ambiente que se vive en Cataluña tras conocerse la sentencia del 'procés' y el Comité de Competición dio un último plazo a los clubes para que consensuaran una nueva fecha antes de este lunes a las 10.00. Anteriormente el Real Madrid se negó a cambiar el orden de los partidos y jugar el de la primera vuelta en el Bernabéu, mientras el Barça se pronunció por boca de su entrenador. "Hay que eliminar a esos agoreros que dicen que no se puede jugar, pero haremos lo que toque", dijo Valverde. "Solicito que se juegue el 4 de diciembre independientemente de los pareceres de ambos clubes", sentenció Tebas. Madrid y Barça se niegan y la alternativa es el 18 de diciembre, aunque LaLiga objetó que ese día hay partidos de Copa. Un lío, vamos.

¿La ocurrencia de Tebas?

Ahora bien, desde LaLiga aseguran que consultaron su primera propuesta al Real Madrid, ya que un informe de su departamento de Seguridad desaconsejaba jugar en Barcelona al haber ese mismo día convocada una gran manifestación. Según confirmó Tebas, a principios de la semana pasada, concretamente antes de la Comisión Delegada de LaLiga del martes, estuvo reunido con José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid, quien no se opuso a su propuesta de intercambiar el orden. Sin embargo, desde el Bernabéu la calificaron de "ocurrencia poco meditada que responde a intereses distintos que los puramente deportivos de la competición".

Ocurrencia es la palabra que suele utilizar el presidente de LaLiga en referencia a las decisiones de su homólogo de la RFEF, Luis Rubiales, el gran aliado de Florentino Pérez este evitable guerra del fútbol español, de ahí que no haga falta decir más. A diferencia de Tebas, quien tiene y deja claro que "se trata de un asunto de Estado y nosotros lo que hemos hecho es facilitar al Gobierno esta situación", una vez más el 'patriota' Florentino es incapaz de colaborar para cuanto menos ofrecer una solución que en ningún momento adulteraría la competición. Más difícil habría sido convencer al Barça, algo que también podría haber tenido en cuenta el presidente del Real Madrid para echar una mano y no volver a esconderla.

Y es que la opción del aplazamiento era también la preferida por el Gobierno. Tal y como confirmaron fuentes del Ministerio del Interior, "era lo razonable", sobre todo después de conocer las informaciones que apuntan a que los CDR planeaban boicotear de manera violenta el partido y usar el Clásico como plataforma para visibilizar sus reivindicaciones a nivel internacional, además de un comunicado de la plataforma 'Tsunami Democrátic' que hablaba de movilizaciones el día del partido. Quién sabe, igual es precisamente por esto que Guardiola no entiende que se aplace el Barça-Madrid. Tanto tratar con jeques cataríes y emitaríes es lo que tiene, que pierdes la perspectiva de lo que es una democracia y te crees con la verdad absoluta, hasta en política...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios