El consenso a setas, el inversor a Rolex

La ruptura de máximos por parte del MSCI World es como un Rolex en términos de noticia financiera. No se trata ya de si es algo bueno, malo o mediopensionista: simplemente es algo importante

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

La situación actual de los mercados me recuerda ese chiste del Rolex y las setas. Se lo cuento, por si no lo conocen: van dos vascos por el monte buscando setas y uno se encuentra un Rolex. Se vuelve entusiasmado a su compañero y le dice: ¡Patxi, Patxi, que me he encontrado un Rolex! A lo que su compañero, molesto, le responde: pero vamos a ver Aitor, ¿a qué estamos, a Rolex o a setas?.

Que me disculpen los vascos si a alguno he ofendido, pero sepan que me he pasado gran parte de mi vida allí y me siento un poco o incluso bastante vasco. Soy un auténtico “fan”, tanto de los vascos como del País Vasco. Es como si el chiste lo contara un “vasco de Madrid”.

Chistes y anécdotas aparte, el pasado lunes el índice global de las bolsas mundiales, el MSCI World, alcanzaba un nuevo máximo histórico, que técnicamente resulta especialmente significativo porque venimos de una fuerte corrección, que se puede decir que ha ”limpiado” previamente el mercado. Y encima es “el” índice global, así que no es un caso aislado, no es un sector, no es un país: son las bolsas mundiales. ¿Y de que se hablaba el lunes en el mercado? De setas.

El consenso, ese que es tan útil en otras actividades pero que en los mercados sirve básicamente de indicador contrario —es decir, hay que hacer lo contrario de lo que diga— se dedica a hablar del “Brexit”, o de la próxima crisis, o de las desgracias que van a caer sobre nuestras cabezas como consecuencia de la política monetaria, etc., etc. Pero creo que sólo he visto un par de “tuits” sobre un evento de la importancia al que hago referencia.

La ruptura de máximos por parte del MSCI World es como un Rolex en términos de noticia financiera. No se trata ya de si es algo bueno, malo o mediopensionista: se trata de que es algo importante. Puede ser bueno, porque según la teoría de Dow, la pionera y más importante del análisis técnico, esa ruptura al alza de los máximos anteriores tiene muchas probabilidades de estar señalando un nuevo tirón alcista en los mercados. También puede ser algo malo porque podría ocurrir que no se consiguiera el objetivo, el índice perdiera fuelle e hiciera la temida figura de doble techo, que viene a significar que “hasta aquí hemos llegado”.

La ruptura de máximos por parte del MSCI World es como un Rolex en términos de noticia financiera

Finalmente, también podría ser importante porque el índice podría corregir temporalmente, pero para coger impulso, lo que sería una magnífica oportunidad de entrada para todos aquellos que, haciendo caso a los agoreros de siempre, se han perdido la gran subida de los últimos diez años. En cualquier caso, lo importante es que es un auténtico “dato Rolex” y el consenso y los medios están a por setas. Pero usted, como inversor, no se puede permitir el lujo de mirar para otro lado.

Otro motivo por el que este movimiento debería de ser tomado muy en serio por los inversores y olvidarnos de, por ejemplo, ésa “seta” que es el Brexit —que sólo afectó realmente a los mercados el día que se llevaron la sorpresa y qué para lo único que ha servido es para dar material a periodistas y tertulianos— es porque coincide con un cambio importante de escenario en el entorno financiero.

[Los agoreros se equivocaron, pero ¿podría llegar a ocurrir?]

No tengo espacio aquí para analizar con detalle lo que subyace detrás de este importante evento, lo haré en mi próximo informe, pero baste recordar que coincide con cambios en los factores que generaron la corrección anterior. La diferencia es que ahora se produce en sentido contrario, especialmente en el hecho de que la Reserva Federal de los EEUU ha vuelto a la realidad.

Hay otra seta de la que también se habla mucho: la del próximo “crash” bursátil, del que algunos llevan hablando diez años y que no acaba de caer. Ha supuesto que mucha gente se pierda una subida de más del 120% en el mencionado MSCI World y del 250% en el S&P 500. Por supuesto que habrá un “crash” algún día, está en la naturaleza de los mercados, pero mientras tanto no podemos pasar de los Rolex y dedicarnos a recoger las setas de los agoreros.

Quedémonos, pues, con la enseñanza práctica: si eres un inversor y el consenso está a setas —lo cual suele ser muy habitual—, no “pases” del Rolex. Y si para cogerlo tienes que separarte del grupo y te miran raro, no te preocupes: puede que ellos recojan más setas, pero tú volverás a casa con un Rolex en la muñeca. Ande yo caliente…

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios