La Unión Europea y las cuotas a los coches eléctricos para los fabricantes

La Comisión Europea desmintió que esté estudiando la opción de aplicar cuotas de coches eléctricos a los fabricantes en territorio europeo, pero informes internos apuntan a lo contrario

Foto: El Nissan Leaf, lidera las ventas de coches eléctricos en todo el mundo.
El Nissan Leaf, lidera las ventas de coches eléctricos en todo el mundo.

En el mes de julio empezó a hablarse de que la Unión Europea (UE) estaba estudiando la opción de aplicar cuotas de coches eléctricos a los fabricantes de automóviles instalados en territorio europeo, una medida que fue inmediatamente desmentida por Mina Andreeva, portavoz de la Comisión Europea. Pero diversos informes internos demuestran que la UE estudia imponer esas cuotas a partir de 2025.

El coche eléctrico, o el de hidrógeno, es una muy buena alternativa para reducir la contaminación de las ciudades europeas. Pero las soluciones tienen que llegar a su debido tiempo, muy bien estudiadas y con un plan B preparado. Y en ningún caso obligar a las empresas a asumir unos costes muy elevados que ponen en peligro su continuidad. Si los usuarios no compran vehículos eléctricos, ¿de qué sirve que la UE exija a los fabricantes hacer un 25% de coches eléctricos? No hay que olvidar que en la UE, 12,6 millones de personas trabajan directa o indirectamente en el sector del automóvil.

Si más del 60% de los coches que circulan por Europa son diésel, eso es culpa únicamente de la UE y de su interés desde los años 80 por potenciar el uso de este combustible frente a la gasolina o el gas natural. Ahora no se trata de buscar culpables, sino de intentar encontrar buenas soluciones que no pongan en peligro esta industria ni a los diferentes sectores implicados.

Las empresas tienen que amortizar sus inversiones en los motores diésel. Pero, además, tienen que seguir fabricándolos porque en la actualidad todavía un 50% de las ventas de coches son de gasóleo. Y porque en Europa, salvo casos aislados como Noruega y Países Bajos, la infraestructura para recarga de vehículos eléctricos es muy escasa.

En Europa, salvo casos aislados como Noruega y Países Bajos, la infraestructura para recarga de vehículos eléctricos sigue siendo muy escasa

El Viejo Continente, además, está perdiendo el tren del coche eléctrico del futuro. Y todo por culpa de la burocracia europea, en la que no se toma una decisión rápida y cuando finalmente se hace es para defender a los grandes 'lobbys' y no para buscar lo mejor para los ciudadanos.

En Estados Unidos, Tesla sigue dando sus pasos muy firmes hacia el futuro. Continúa siendo una compañía que nunca ha ganado dinero en su historia, y además tiene un coche, el Model 3, del que ya ha recibido más de 400.000 pedidos en firme. Pero, ojo, su capacidad de producción en 2016 fue de 75.000 coches de toda su gama.

Pero es la compañía que mejor está haciendo los deberes para el futuro del coche eléctrico. Según Elon Musk, presidente de Tesla, las ventas anuales previstas del Model 3 son de 700.000 unidades en los próximos años. Eso supone vender más ejemplares del Model 3 que de la suma de los fabricados por Audi, de su A4 equivalente (de cualquier motorización), y por BMW, de su Serie 3.

Tesla prevé vender 700.000 unidades anuales de su Model 3. (Reuters)
Tesla prevé vender 700.000 unidades anuales de su Model 3. (Reuters)

Supercargadores de Tesla

Por otra parte, Tesla ha puesto en marcha una red de supercargadores que hace definitivamente viable el coche eléctrico. Esta red ya cuenta con miles de puntos de recarga en Estados Unidos y en todo el mundo (China, Japón, Europa). En España, dada la escasez de vehículos Tesla vendidos de momento, solo hay 11 puntos, pero ya se están instalando nuevos supercargadores para permitir viajar sin problemas en un Tesla eléctrico. En media hora se recarga electricidad para hacer más de 200 km.

Entre tanto, Toyota ha firmado un importante acuerdo de colaboración con Mazda, que incluye un intercambio accionarial, para el desarrollo del coche eléctrico. Toyota se refuerza para el vehículo 100% eléctrico cuando ya es el primer fabricante mundial de híbridos, con el Prius y con su gama Lexus, y tiene desde hace años un vehículo de hidrógeno a la venta.

Por su parte, la alianza Renault-Nissan ha adquirido la marca Mitsubishi, con una gran experiencia en el coche eléctrico. Todo para potenciar aún más su gran apuesta por el vehículo cero emisiones, que le ha llevado a liderar con el Nissan Leaf las ventas de este tipo de automóviles en todo el mundo.

En China cada día se presentan nuevos modelos eléctricos y la apuesta por el vehículo movido por electricidad es muy fuerte desde el Gobierno, consciente además de los graves problemas de contaminación. Y eso sin hablar de Corea del Sur y de sus marcas Hyundai y Kia, que han desarrollado dos modelos muy importantes para la electrificación del automóvil, como son el Hyundai Ioniq y el Kia Niro.

En el caso de España, el Plan Movea 2017 fue como el sueño de una noche de verano: se puso en marcha un día del mes de julio y al día siguiente ya se había agotado todo su presupuesto de 14,6 millones de euros. Todavía seguimos teniendo la figura del gestor de carga, un freno a la instalación de puntos de recarga. Eso sí, Mariano Rajoy ha pedido a los fabricantes instalados en España que produzcan vehículos eléctricos en las factorías españolas.

Automaníacos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios