Por qué los del Sevilla no se compran coches verdes (y Loren eligió uno rojo)

A diferencia de Monchi, director deportivo del Sevilla CF, que asegura que nunca trabajaría en el Betis, el hecho de que Loren se fuera de la Real al Athletic le deslegitima de por vida

Foto: Monchi, director deportivo del Sevilla FC.
Monchi, director deportivo del Sevilla FC.

Predica con el ejemplo antes de dar un buen consejo. No puedes predicar lo que, con hechos, no puedas ejemplificar. En la vida no puedes decir una cosa y hacer otra, los niños aprenden mucho más viendo que escuchando tus palabras. El camino de la doctrina es largo; breve y eficaz, el del ejemplo. Sirva esta recopilación de frases, la última nada menos que de Séneca, para introducir una cuestión tan importante en el fútbol —y en el deporte en general— como es el sentimiento de pertenencia del que tanto le gusta hablar al argentino Marcelo Bielsa.

Sí, el mismo entrenador que reprochó a los jugadores del Athletic sus risas en el 'colectivo' —autobús— después de una dolorosa derrota, les llamó "millonarios prematuros" y les acusó de que el futuro del club no les importaba porque tenían el suyo resuelto. Y es que, por más que hace mucho tiempo que el fútbol por desgracia se prostituyó, sus aficionados más fieles siguen viviéndolo con ese sentimiento de permanencia que supone ser de un equipo, sentirte identificado e incluso formar parte de él.

De ahí que la gestión de un club de fútbol no debiera ser nunca como la de una multinacional, precisamente lo que en una entrevista en la sede de ACS me aseguró Florentino Pérez que era para él el Real Madrid. Al menos en eso el presidente de la citada constructora no engaña y de ahí que haya tantos presuntos madridistas que en realidad no son sino simples clientes del equipo más laureado del mundo. Por no hablar de los futbolistas, y el caso más extremo lo encontramos en Gareth Bale, que carecen de cualquier sentimiento de pertenencia hacia sus clubes que, y especialmente en el caso del ingrato galés, tan generosamente le paga.

"Nuestra idea fue intentar por todos los medios, aunque al algún momento puntual nos penalizase, trasladar el máximo de jugadores de casa al primer equipo". Efectivamente, esta era la política deportiva de la Real Sociedad hasta que en 1989 sus directivos se vieron obligados a plantear a los socios un cambio. De hecho, su idea hasta entonces no había sido "intentar por todos los medios trasladar el máximo de jugadores de casa al primer equipo", sino que todos eran de la casa, incluido Loren, el autor de la frase que encabeza este párrafo y cuya marcha al Athletic provocó el cambio de política deportiva.

Lorenzo Juarros, durante su etapa como jugador del Athletic Club
Lorenzo Juarros, durante su etapa como jugador del Athletic Club

Claro que aún tiene más delito si cabe que el que fuera director deportivo de la Real dijera en Radio Marca Donostia que "ver a siete jugadores de fuera y a cuatro de casa en el once no es en lo que más he creído y no creo que por quedar cuartos o quintos valga la pena tener más gente de fuera". ¿Gente de fuera? ¿De fuera, de dónde exactamente? Menos mal que lo dijo todo un referente como Xabi Prieto: "Cuando alguien se pone la camiseta de la Real, ya es de aquí". El problema viene cuando se la quita y, como en el caso de Loren, para vestir nada menos que la del eterno rival.

Aunque lo más increíble es que después de aquello Lorenzo Juarros volviera a la Real y ahora incluso haya escrito un libro para recordar todos estos años. Al menos en su segunda salida de Anoeta fue el club el que le enseñó la puerta. "Con Imanol y Labaka [los actuales primer y segundo entrenador de la Real] siempre he estado muy en sintonía, pero con Olabe [el actual director deportivo] no tengo relación personal. Compartimos unos meses en Zubieta y no fue fácil". Cómo iba a ser fácil si Eusebio, el entrenador de entonces, recibió a Roberto con un desafiante, a la vez que revelador de su mediocridad, "¿a qué has venido, a jodernos?".

Monchi, Xabi Prieto y Matu Lahoz, durante el Kosmos Sports Summit celebrado en Madrid. (KM)
Monchi, Xabi Prieto y Matu Lahoz, durante el Kosmos Sports Summit celebrado en Madrid. (KM)

Una anécdota que no lo es

Lo contó hace unos días Monchi, director deportivo del Sevilla FC, durante una mesa redonda sobre tecnología aplicada al fútbol en el Kosmos Sports Summit y junto al mencionado Xabi Prieto, leyenda de la Real Sociedad, y Antonio Mateu Lahoz, quien debo reconocer que me causó mejor impresión que cuando le veo arbitrar: "Entre las recomendaciones que les damos a los futbolistas que fichamos hay una que es no comprarse un coche verde", desveló en referencia, claro está, al color del eterno rival sevillista, el Betis. Parece algo anecdótico, pero cualquiera que sienta el fútbol sabe que no lo es.

Por cierto, de vuelta a Sevilla, Monchi declaró que "respeto muchísimo al Real Betis Balompié, pero no tiene sentido preguntarme si trabajaría en el Betis. Mi identificación con el Sevilla no permite ni entrar en la broma de irme a trabajar allí, ni ellos conociendo mi grado de involucración pensarían en mí. No es utópico, sino más allá". En esto coincide también el sentimiento de pertenencia, en ser fiel.

"Mi sueño no era ser futbolista, sino jugar en la Real", dijo Xabi Prieto tras anunciar su retirada. Una frase que debería leerse a la entrada de Zubieta y en el túnel de vestuarios de Anoeta. Como el 'You'll never walk alone' que hay sobre una enorme verja en Anfield. Qué diferencia con la espantada que se pegó Loren —no confundir con el delantero del Betis— quien estando en la Real se compró un coche rojo... Que lo sepan en el Betis, donde, según cuentan, podrían estar interesados en ficharle como director deportivo. Curiosamente, a él o a Fran Garagarza, ambos con una estrecha vinculación con el mismo despacho de representación.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios