PRESIONADA POR LA AMISTAD SÁNCHEZ-RUBIALES

Por qué Irene Lozano aún puede evitar (a lo Iker Casillas) la querella que le viene encima

La presidenta del CSD, que este lunes recibe la visita de Iker, autorizó el viernes adelantar las elecciones de la RFEF sin esperar al informe (negativo) del TAD, aunque no firmó la resolución

Foto: Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes. (EFE)
Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes. (EFE)

"¿Nosotros exponemos los hechos y que juzgue el lector? ¡No! Juzgue el periodista y después el lector, puesto que el lector está imposibilitado para juzgar en la mayoría de los casos. Y, además, es por eso y para eso por lo que nos leen". Una vez más recurro al maestro Panzeri para reivindicar el periodismo comprometido y no de tebeo. Ni tibio ni mojigato ni por supuesto equidistante. Contando las cosas como son, sin el envoltorio del 'buenismo' que nos quieren imponer y con la pertinente mascarilla para evitar contagiarnos con el virus del 'postureo' y su infecciosa propaganda. Aun a sabiendas de las consecuencias, léase presiones, en estos tiempos de totalitarismo democrático o democracia totalitaria.

Lo adelantamos justo hace una semana. Después de todos los movimientos encaminados a allanar el camino a Luis Rubiales hacia la reelección como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Iker Casillas no podía permanecer por más tiempo a la expectativa, de ahí que tuviera previsto y pendiente visitar a Irene Lozano, la nueva secretaria de Estado para el Deporte, a quien solicitó una reunión para exigirle juego limpio. Sin embargo, parece que la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD) no tuvo tiempo en toda la semana para recibirle o quizás prefirió hacerlo después de tomar una decisión que estaba cantada y contada, aunque es cierto que aún no es oficial, y con la excusa del segundo informe del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), al que tampoco esperó dadas las prisas que acuciaban.

[El gol que le quieren colar a Iker Casillas y que solo Irene Lozano puede parar]

El modus operandi no tiene desperdicio. Que el TAD rechaza el adelanto de las elecciones a la presidencia de la RFEF solicitado por su presidente para que los comicios se celebren en el primer semestre de este año por entender que no hay motivos que justifiquen este cambio, pues se cambia el TAD y se hace el paripé dirigiendo a regañadientes un escrito a la Abogacía del Estado para que exprese su opinión sobre si procede o no solicitar un nuevo informe al TAD.

Que Ramón Barba, subdirector general de régimen jurídico del CSD, es un obstáculo, pues se le destituye y punto. Además sin guardar las apariencias. De hecho, se llevó a efecto unas horas después de que Rubiales, para el que Irene Lozano parece que siempre tiene un hueco en su agenda, le visitara en compañía de sus dos inseparables colaboradores, ambos con pasado en el TAD. Todo muy limpio y transparente, ya saben, sin necesidad de que parezca un accidente...

Imagen de la candidatura de Iker Casillas a la presidencia de la RFEF
Imagen de la candidatura de Iker Casillas a la presidencia de la RFEF

Que la mencionada Abogacía del Estado opina que hay que volver a consultar al TAD y este, según informó Iusport, tras reunirse y debatir el pasado viernes con la presencia de los cuatro nuevos miembros emite un segundo informe desfavorable al adelanto electoral en la RFEF, da igual. Sin tiempo para que el TAD ni siquiera lo remitiera, la agencia EFE informó que, según fuentes del CSD, "Irene Lozano ha autorizado el adelanto que quería Rubiales". Y lo más penoso es que nadie se sonroje.

Efectivamente, el informe del TAD es preceptivo, pero no vinculante. Aunque, si por dos veces e incluso después de cambiar a cuatro de sus siete miembros, no encuentra argumentos para adelantar unas elecciones, ¿de dónde se saca los suyos Lozano? Todas las miradas apuntan a Moncloa y a la amistad de Rubiales con el presidente del Gobierno, gracias a la que, tal y como informamos en El Confidencial, 'Rubi' se permitió el lujo y la licencia para amenazar a María José Rienda, la anterior presidenta del CSD.

¿Y de dónde viene esta peligrosa amistad? Pues algunos como José Ramón de la Morena la vinculan a Rafael Cortés Elvira, el rector de la universidad en la que Pedro Sánchez hizo su famosa tesis, y quien guarda una estrecha relación con la RFEF, primero como asesor del procesado Ángel María Villar y ahora a través de su mujer, jefa de los servicios médicos con Rubiales.

Claro que también puede unirles Luis Manuel Rubiales, el ex delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada y padre del presidente de la RFEF, para quien la Fiscalía de Sevilla solicita una condena de tres años de cárcel y ocho años y tres meses de inhabilitación en relación con las ayudas concedidas por la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta a las entidades Cespa y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) entre los años 2006 y 2007. Por cierto, y ya que hablamos de juzgados, ¿está al corriente Irene Lozano de que Rubiales hijo tiene pendiente un juicio en Valencia por un presunto delito de lesiones a la arquitecta que reformaba su casa? Lo digo por aquello de la imagen...

Pedro Sánchez y Luis Rubiales, durante un partido de España en el Mundial de Rusia. (EFE)
Pedro Sánchez y Luis Rubiales, durante un partido de España en el Mundial de Rusia. (EFE)

Baloncesto, dos meses esperando...

El escandaloso adelanto de las elecciones de la RFEF salpica a todo el deporte español, pues, por ejemplo, la Federación Española de Baloncesto (FEB) tiene desde hace dos meses un informe favorable del TAD para adelantar sus elecciones, pero el CSD aún no ha contestado a su presidente, Jorge Garbajosa, si se las autoriza o no. El agravio comparativo es insultante, aunque también fácil de solucionar. No descarten que ahora haya barra libre para de este modo meter todas en el mismo saco, tanto las que el TAD ve justificado adelantar como la que no.

Lo cierto es que la presidenta del CSD se ha puesto a tiro de una querella por prevaricación, es decir, tomar una decisión injusta a sabiendas. En nuestro deporte, y no digamos en el fútbol desde que está Rubiales, tanto las demandas como las querellas están al orden del día y no duden que una le caerá. Candidatos a ponérsela no van a faltar, pues sabido es que detrás de la candidatura de Iker Casillas —aunque lo más correcto sería decir en contra de la de Rubiales de Arabia— se encuentra una gran parte del fútbol español. Empezando por LaLiga, por supuesto, pero siguiendo por clubes de todas las categorías, las territoriales que aún no se hayan vendido al clientelismo, futbolistas, entrenadores...

"Es imposible que Irene Lozano pueda motivar su resolución EN DERECHO", denunció Javier Tebas en su cuenta de Twitter por si había dudas de su postura y de que no piensa quedarse con los brazos cruzados mientras Rubiales se sale con la suya. "La decisión de solicitar criterio a la Abogacía responde al interés del Consejo y de su presidenta de actuar con escrupuloso respeto al marco normativo actual", señalaron hace unos días desde el organismo que preside Lozano. Pues menos mal...

La ventaja que tiene la secretaria de Estado para el Deporte es que, aunque el viernes por la tarde se filtró que autorizaba el adelanto de las elecciones a la presidencia de la RFEF, será este lunes cuando, en principio, debería firmar la pertinente resolución. La duda es si lo hará antes de recibir a Casillas, a las 10:30 horas según algunas informaciones, o esperará a escuchar lo que Iker tenga que decirle.

Sí, Irene Lozano aún está a tiempo de hacer una parada a lo Casillas y no meter al fútbol español en un berenjenal en el que el único que sale ganando es Rubiales, pues también perjudica a la Selección con vistas a la Eurocopa, como perjudicó la destitución de Lopetegui justo antes del Mundial de Rusia. Veremos si la presidenta del CSD recula y demuestra no solo sensatez, sino también independencia, o en cambio se limita a obedecer... y asumir las consecuencias de lo que podríamos definir como un gol en propia puerta.

Para evitarlo, Lozano debería recordar su etapa en el mundo del periodismo y hacer caso del aforismo del maestro Panzeri: "El público ha dejado de creer en el periodista. Del mismo modo en el político. Debemos recuperar esa confianza...". Ánimo, Irene, quién mejor que Casillas para enseñarte a parar el gol que nos quieren meter.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios