El Athletic 'invade' a la Real, aunque solo puede comprarse aquello que está en venta

El Antiguoko, club de San Sebastián, ha firmado un convenio de diez años con los bilbaínos, una decisión que ha tocado los co...razones en la capital donostiarra y en toda Gipuzkoa

Foto: Los presidentes de Athletic y Antiguoko, Aitor Elizegi y Edorta Salegi, en Ibaigane.
Los presidentes de Athletic y Antiguoko, Aitor Elizegi y Edorta Salegi, en Ibaigane.

Casualmente la noticia saltó un día después de que la Real Sociedad se clasificara para Europa y el Athletic acabara undécimo en LaLiga. Cayó como una bomba en San Sebastián y en toda Gipuzkoa. Y más que por lo que supone, pues si se piensa fríamente es más el ruido que las nueces, por lo que toca. Exactamente, los co...razones de los aficionados de la Real, el equipo que actualmente ejerce la supremacía del fútbol vasco. Que un club donostiarra y de un barrio tan singular como El Antiguo —de ahí su nombre de Antiguoko— firme un convenio de colaboración de diez años con el rival de la vecina Bilbao es en sí mismo contranatural, además de una invasión en toda regla. Claro que la auténtica deslealtad es de quien, como en este caso, se deja invadir...

El presidente del Antiguoko, justifica el acuerdo "por la sintonía del Athletic con su línea trabajo y la falta de apoyo de la Real". "En Gipuzkoa estamos perseguidos y algunos nos han intentado quitar el pasaporte guipuzcoano​", llegó a declarar Edorta Salegi. Aunque todo esto lo dijo en un medio bilbaíno como es 'El Correo', pues sabe que en los del otro lado de la A-8 eso no cuela. De hecho, ya en los micrófonos de 'Radio Marca Donostia' tuvo que reconocer abiertamente que "es lo que más nos interesaba", sin ocultar que se trata de una cuestión únicamente de dinero, con lo que todo se puede comprar, incluso la dignidad si se pone a la venta.

Tiene razón Salegi cuando dice que "todos tenemos derecho a decidir lo que uno entiende que es mejor para él", aunque desde ese mismo momento olvida que lo mismo pasa con la Real, el club representativo o referente de Gipuzkoa bien o mal que le pese. Aunque es cierto aquello de que justicia no es dar a todos lo mismo, sino a cada uno lo que se merece, Jokin Aperribay no puede hacer agravios comparativos entre sus clubes convenidos. Los resultados y su gran trabajo avalan al Antiguoko, sí, pero también es verdad que el resto de clubes le reprochan sus métodos invasivos. Quizás sea por esto por lo que su presidente dice que sintonizan con el Athletic...

Aunque les conocía de antes, y en concreto al propio Edorta Salegi, fue con motivo de escribir la biografía no desautorizada 'Xabi Alonso, un modelo de futbolista' cuando tuve ocasión de acercarme un poco más al Antiguoko, un club del que, además del 114 veces internacional con España también salió otra gran figura como Mikel Arteta, actual entrenador del Arsenal. Precisamente el caso de estos dos jugadores confirma lo que comentaba al principio: que lo de ser un club convenido no supone nada, pues los futbolistas al final juegan donde quieren. Así, mientras Xabi se fue a la Real, Mikel se marchó al FC Barcelona.

Iraola, Aduriz, Yuri y pocos más

Si repasamos la lista de futbolistas que han salido del Antiguoko y han jugado en el primer equipo del Athletic, la verdad es que no hay tantos, aunque sí varios muy importantes. En total son nueve y solo la mitad más uno se consagraron. A saber, Valencia, Murillo, Iraola, Aduriz, Yuri, Unai López, Guruzeta, Peru Nolaskoain y Kenan Kodro. Sí, el último es el hijo del delantero bosnio de la Real, quien primero jugó en el segundo equipo donostiarra y luego en Osasuna, además de vivir una experiencia en Alemania. Como ya escribí en su momento, quién sabe si algún día son los hijos de Griezmann o de Vela quienes cuadran en la filosofía del Athletic.

Mikel Arteta y Xabi Alonso, durante su etapa en el Antiguoko
Mikel Arteta y Xabi Alonso, durante su etapa en el Antiguoko

Lo reconocía el propio Salegi, "ya estuvimos seis años con el Athletic". Efectivamente, entre 1995 y 2001, de ahí la que las mencionadas salidas de Alonso y Arteta en 1998 fueran precisamente siendo un club convenido de los bilbaínos. "Firmamos un mes después de que Joseba Etxeberria se fuera para allí, lo cual sí que fue un bombazo aquí", recuerda el presidente del Antiguoko. "La gente decía que igual nos quedábamos entonces sin jugadores porque no vendrían a entrenar al día siguiente, pero no fue así. La sorpresa fue que, con el paso de los meses, fue viniendo incluso más gente de la esperada", añade Edorta. Sin embargo, los tiempos han cambiado y, sobre todo, ha cambiado la situación económica y deportiva de la Real., de ahí que al Athletic solo le quede ser beligerante, como pidió su expresidente Lertxundi.

Y es que mientras Salegi aseguraba en 'Deia' que "lo más importante es que a nivel interno hemos cerrado filas y ningún padre nos ha llamado queriendo sacar del club a ningún jugador", en 'El Correo' se apresuraba a publicar como si de una novedad se tratara que "el Antiguoko dará libertad a los padres de los jugadores que estén en su estructura para que fichen por el club que más les apetezca o consideren oportuno, pese al convenio de diez años que le une con el Athletic". ¿Y cuál es exactamente la noticia?

Desde el Antiguoko se justifica su decisión por la falta de apoyo de la Real, aunque al mismo tiempo se retrata al reconocer que "al Athletic le interesaba contar con un club guipuzcoano y nosotros lo sabíamos, como lo sabía también todo el fútbol guipuzcoano al ser la única provincia en la que no tenían ningún club convenido. Sabíamos, por tanto, que si hacíamos un planteamiento al Athletic, el acuerdo sería muy rápido, como así fue tras un par de reuniones y unas llamadas". Vamos, que la 'invasión' ha sido una invitación a ser invadidos...

Gipuzkoa no tiene segundo equipo

Además, la 'traición' del Antiguoko ha servido a la Real para cohesionar aún más si cabe al fútbol guipuzcoano al que, efectivamente, el Athletic llevaba tiempo intentando hincarle el diente y no sabía por dónde. "Nuestros valores y principios no están en venta. Seguiremos trabajando de manera conjunta con el resto de clubes en favor del fútbol guipuzcoano y de la Real, fortaleciendo los acuerdos firmados con la Federación y la propia Real. Defendamos el deporte que amamos".

Zarautz, Bergara, Ordizia o Tolosa fueron los primeros en salir a la palestra para manifestar su oposición al camino emprendido por el Antiguoko y, a partir de ahí, los equipos de las poblaciones más significativas de Gipuzkoa como Elgoibar, Azkoitia, Beasain, Mutriku, Azpeitia, Zumaia, Zumarraga... Y, por supuesto, clubes donostiarras como Lengokoak, CD Sanse —en el que se incluye el mítico Aldapeta— o Kostkas, quienes recordaron que ellos no tienen segundo equipo.

Lo comenté en Twitter en clave de humor tras ver a los dos presidentes posando en Ibaigane con sus respectivas camisetas intercambiadas: nunca unas mascarillas han sido más útiles. En el caso de Aitor Elizegi, como el ladrón que asalta un banco. Y en el de Salegi, directamente para taparse y que no le reconozcan por la calle, pue sabido es que solo puede comprarse aquello que está en venta.

"Lo que más ha dolido es que nos acusen de vendernos; no tenemos que estar con la Real o el Athletic por decreto ley", se queja Edorta precisamente con la equidistancia que le retrata. Pero, como dice el chiste, una cosa es que los de Bilbao nazcan donde quieren y otra que el Antiguoko vaya a dejar de ser un club donostiarra y, por consiguiente, de la órbita de la Real por mucho que sus directivos se hayan subastado por ¿80.000 euros? Lo que mal se pilla, barato se vende...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios