Es noticia
Menú
Cuatro claves para seguir esta noche electoral de los USA
  1. España
  2. Crónicas desde el frente viral
Pablo Pombo

Crónicas desde el frente viral

Por

Cuatro claves para seguir esta noche electoral de los USA

Puede darse por descontado que los Republicanos retomarán el control del Congreso, todos los pronósticos coinciden. Pero casi nadie se atreve a mojarse respecto a lo que ocurrirá con el Senado

Foto: El presidente de EEUU, Joe Biden. (Reuters/Kevin Lamarque)
El presidente de EEUU, Joe Biden. (Reuters/Kevin Lamarque)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Vamos rápido, al grano con las Midterm de esta noche, en plan informe

1. El resultado

Puede darse por descontado que los Republicanos retomarán el control del Congreso, todos los pronósticos coinciden. Pero casi nadie se atreve a mojarse respecto a lo que ocurrirá con el Senado. La distancia que marcan las encuestas es estrecha, inferior al margen de error. Dependerá de lo que ocurra en unos pocos estados, fundamentalmente Pennsylvania, Nevada y Georgia. Pero ojo también con Arizona.

Mi apuesta es que los Demócratas terminarán perdiendo también esa Cámara y que eso provocará en los Estados Unidos dos años de bloqueo político y de mayor polarización. Va a ser muy difícil que Biden no termine amortizado tras esta cita con las urnas.

Foto: El presidente de EEUU, Joe Biden. (EFE/Chris Kleponis)

No lo parecía en agosto, cuando los números eran mejores. Hoy sus índices de aprobación son bajísimos y el descontento con la dirección del país es enorme. La inflación está golpeando fuerte aunque el empleo resiste. El incremento de la inseguridad también preocupa. Son los dos temas que están marcando la campaña. La cuestión del aborto no termina de funcionar como palanca en la decisión de voto.

Hay desánimo en las bases demócratas y el riesgo de desmovilización es evidente. Falta motivación para ir a votar entre los jóvenes. Las clases trabajadoras se están alejando y derechizando como ocurre, por cierto, en buena parte de los países occidentales. Y el voto latino que hasta hace poco parecía rocoso empieza a ser suficientemente poroso para los Republicanos.

El abandono de las tesis feministas clásicas y la adopción de la lógica woke está debilitando al Partido Demócrata

Con todo, el principal cambio sociológico que se está dando en la sociología electoral lo están protagonizando ellas. Las madres que viven en los alrededores de las grandes ciudades están cambiando hacia los conservadores. El abandono de las tesis feministas clásicas y la adopción de la lógica woke está debilitando al Partido Demócrata en los Estados Unidos y no es ingenuo pensar que aquí podría terminar ocurriendo lo mismo más temprano que tarde.

Un factor añadido para apostar por la completa victoria Republicana: veo miedo entre los sociólogos electorales, se les transparente una duda, el temor a estar infravalorando a los de Trump. La sociología tiene problemas para medir con suficiente precisión los movimientos de votos en las formaciones iliberales. Y esta lo es, cada vez más.

2. El recuento y la conflictividad

Con bastante seguridad, no tendremos la imagen completada en la próxima madrugada. Es altamente probable que el recuento se alargue, incluso durante varios días, en algunos estados. Por ejemplo en Pennsylvania, territorio determinante de la elección. Allí, unos y otros, han volcado los esfuerzos de última hora y también el gasto en marketing electoral.

Foto: La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, una de las firmantes de la carta. (EFE/Peter Foley)

La lentitud en los recuentos alimentará las dudas y sospechas en torno a la veracidad del resultado. Arreciarán las teorías de la conspiración porque estas no son unas elecciones más: también se dirime la propia legitimidad del sistema, en el fondo, la viabilidad de la gran democracia americana.

Merece la pena detenerse mínimamente en este aspecto: entre los candidatos a Gobernadores hay al menos siete del Partido Republicano que siguen negando el resultado de las últimas presidenciales: Massachusetts, Maryland, Idaho, Alabama, Michigan (que será determinante en 2024), Arizona y… sí, de nuevo, Pennsylvania.

Pennsylvania, donde el carismático candidato de los demócratas Fetterman tuvo serios problemas para poder comunicarse en el debate electoral de hace unos días tras haber sufrido un ictus este mismo año. ¿Qué dicen los números para ese estado? Cuentan que la distancia viene reduciéndose hasta el 1,3. Y ya se sabe que los últimos días y horas suelen acelerar la tendencia cuando es clara como esta.

Foto: Joe Biden. (Reuters/Leah Millis)

¿Puede haber tiros? Descartar que se produzcan incidentes en una sociedad tan armada es arriesgado. Pero que se produzcan movimientos violentos organizados está lejos del escenario más probable.

3. ¿En quién conviene fijarse?

Quédense con este nombre: Ron Desantis, el gobernador de Florida. Primero porque está llamado a seguir mandando en su estado, que siempre pesa y mucho en la noche de las presidenciales. Y segundo porque es el único rival que puede encontrarse Donald Trump para ser candidato de los republicanos en 2024. La tensión entre ambos es tan grande que hasta se han evitado en campaña, dieron sus mítines por separado en el mismo territorio.

Tiene mucha gente con dinero detrás, sabe hacer muy buenas campañas y nunca rehúye un pulso por muy frontal que sea. Es un gran competidor. Las comparaciones son odiosas pero, por situarle al lado de alguna figura política española, podríamos decir que emite algo de lo que también emite Ayuso aquí. Algo de ese aire. Como muestra va un botón, viene este vídeo.

Y, si a Usted le apasiona por lo que sea la política norteamericana, preste atención a lo que está pasando en Texas. No porque vaya a saltar una sorpresa esta noche sino porque allí lleva años incubándose un cambio que puede terminar cambiando las reglas del juego en esta década.

Texas es para los republicanos lo que Andalucía fue para los socialistas. Van a mantener el territorio pero los demócratas llevan más de cuatro años trabajándose a fondo aquello y la distancia se está reduciendo. El cambio demográfico y sociológico hace que la victoria del Partido Demócrata pueda producirse dentro de unos años.

Buena parte del avance se debe al desempeño de Beto O´Rourke, uno de los candidatos del partido liderado por Biden que destaca por su campaña electoral. Será derrotado por Abbott que se ubica entre los más cercanos a la extrema derecha de los republicanos: antiabortista, antiinmigrantes, pro armas… Mano dura y completa agresividad contra el adversario social y político. Cero contemplaciones como se ve en esta pieza.

4. Un tal Donald…

Todo parece indicar que Donald Trump activará su campaña de relanzamiento en este mismo mes de noviembre aunque todavía se especula con la fecha -generar incertidumbre es parte del marketing-.

Venderá el resultado de esta cita como un espaldarazo a sus políticas –América se ha desviado de su camino pero puede volver al sendero pronto- y también a sus políticos –muchos, muchísimos candidatos se sienten más “de Trump” que republicanos-. Por el camino en que van las cosas, sólo existe una forma de sacarle de su tercera carrera a la Casa Blanca: la justicia. Y eso… eso puede terminar ocurriendo.

Vamos rápido, al grano con las Midterm de esta noche, en plan informe

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda