Pandemia: año 1 de la distopía

Paras y te das cuenta de que has entregado un año entero de tu vida a un virus que antes ni siquiera existía. Paras y respiras. Paras y te das cuenta de que ni siquiera sabes cuánto queda

Por Pablo Pombo
Pandemia: año 1 de la distopía
¿Dónde está el techo de Vox?

¿Dónde está el techo de Vox?

Los de Abascal se han limitado a hablar de las experiencias vitales de su clientela. Miedo a la ruina, seguridad, okupas, inmigración, islamización. En una palabra: abandono

Pasaremos los 100.000 muertos y nos dará igual

Pasaremos los 100.000 muertos y nos dará igual

A veces me pregunto si en el código genético de este virus hay escrita una maldición que provoca el cumplimiento de los peores escenarios. Ha sido así hasta ahora y podría volver a ocurrir

¿Para qué sirve Fernando Simón?

¿Para qué sirve Fernando Simón?

Ha pasado ya prácticamente un año desde que fue designado para tres funciones: asesor, gestor y comunicador. Ha terminado demostrando que no vale para ninguna

¿Qué pinta Ayuso en Cataluña?

¿Qué pinta Ayuso en Cataluña?

La dificultad aumenta cuando se analiza el estado de la marca del PP en territorio catalán. Un logotipo que emite radioactividad electoral. Los atributos del producto irradian hostilidad

La mafia del 'procés'

La mafia del 'procés'

Ahora es cuando empieza a desvelarse la verdad: la DUI importaba menos que incrustarse como élite extractiva para muchos años. Queridos 'indepes', el 'procés' os roba

La España resignada

La España resignada

Detrás de cada esquina hay temor a la enfermedad y a la muerte, a la crisis económica. De un modo u otro, la pena está habitando en todas las casas

Bildu. El PSOE se desalma y se desarma

Bildu. El PSOE se desalma y se desarma

Es trágicamente más sencillo. Es la extracción de una porción del alma socialista a cambio de un negocio personal y de un riesgo para la España del mañana

Vox ha cumplido sus objetivos

Vox ha cumplido sus objetivos

Es ingenuo pensar que el movimiento del PP haya sido una sorpresa para los de Abascal. Los dirigentes vóxicos podrán gustar más o gustar menos. Pero no son aficionados, son profesionales