¿Te diste cuenta? Las seis claves de 'Juego de Tronos 7x06: Más allá del Muro'

La incursión de Jon Nieve y sus hombres en el norte ha dejado numerosos detalles importantes para el desenlace de la temporada

Foto: Jon Snow en una secuencia del episodio 7x06 de 'Juego de Tronos'
Jon Snow en una secuencia del episodio 7x06 de 'Juego de Tronos'

El sexto episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos' deja, tras más de una hora de metraje, un sorprendente panorama que confirma lo que todos nos temíamos en ‘Guardiaoriente’. Que el plan de Jon Nieve era una de las peores ideas vistas en los últimos años de televisión y una de las acciones más desesperadas de la producción de HBO. Tampoco parecen mucho más oportunos los tejemanejes de Invernalia, que ya enfrentan a las dos únicas hijas legítimas de los Stark que quedan con vida. Estas son las claves de ‘Más allá del Muro’, el penúltimo episodio de la séptima temporada de ‘Juego de Tronos’.

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Meñique como protagonista
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Meñique como protagonista

El plan de Meñique

Ya en ‘Bajo la Tormenta’, el segundo episodio de la última entrega de ‘Juego de Tronos’, Jon Nieve se despidió “cariñosamente” de Petyr Baelish, dejándole claro que si tocaba a su hermana Sansa, acabaría con su vida él mismo. Una advertencia que el representante de la Casa de los Dedos debió de olvidar pronto, pues desde entonces no han dejado de vivirse en Invernalia momentos cargados de tensión. Con el regreso de Bran y de Arya, los planes iniciales de Meñique en el hogar de los Stark pudieron sufrir ligeros cambios. Pero en ningún momento los descartó y, poco a poco, entre dagas valyrias regaladas inesperadamente y cartas escondidas bajo el colchón parece que todo marcha sobre ruedas para él. Un hombre que durante seis temporadas ha demostrado sobradamente su capacidad para llevar adelante los planes más maquiavélicos.

Pero, ¿la actitud de Arya forma parte del proyecto de Meñique o la joven Stark está interpretando un papel que añadirá aún más dramatismo a la venganza final? Que ella y su hermana Sansa tenían poco en común quedó claro en los primeros episodios de ‘Juego de Tronos’. Pero de ahí a decirle que únicamente necesita su cara para suplantarla al frente de Invernalia hay un trecho. ¿Está Arya jugando al ratón y al gato para traumatizar (aún más) a su hermana, pero en realidad está tejiendo la red en la que atrapar al malvado Baelish? El interés de éste por que Sansa utilice a Brienne para sus propósitos, obligándola a dejar Invernalia, puede llevarle a pensar que tiene vía libre pero ¿es realmente consciente de las intenciones de Arya?

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Daenerys como protagonista
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Daenerys como protagonista

Aegon, la referencia de Daenerys

Conocido como Aegon el Conquistador, el hombre al que Daenerys se refiere cuando Tyrion le dice que el miedo no puede ser su única arma, fue el fundador y primer rey de la dinastía Targaryen. Padre de los dragones Balerion, Vhagar y Meraxes y esposo de sus hermanas, Visenya y Rhaenys, Aegon unificó seis de los Siete Reinos de Poniente con la Guerra de la Conquista, en la que sólo se resistió Dorne. Fundador de Desembarco del Rey e ideólogo del Trono de Hierro, el Targaryen supo imponer su poder gracias a las tres bestias que le acompañaban siempre. El mismo temor al que se refiere Daenerys, y que Tyrion desaconseja, a pesar de que su padre era un profundo admirador de la figura del Targaryen. De Aegon, Twynn Lannister comenta con Arya que “cambió las reglas. Esa es la razón por la que cualquier niño todavía conoce su nombre, trescientos años después de su muerte.”

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Ser Jorah y Jon Nieve
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Ser Jorah y Jon Nieve


Garra, los Mormont y la conexión mortal

Si ‘Guardiaoriente’ se cerró evidenciando que, a pesar de las diferencias entre ellos, Nieve y sus hombres serían capaces de luchar contra un enemigo común, ‘Más allá del Muro’ deja varias conversaciones interesantes entre algunos miembros de este moderno ‘Equipo A’. Entre ellas, la del propio Rey del Norte con Ser Jorah, unos personajes que no han compartido demasiadas escenas a lo largo de siete temporadas pero tienen un pasado en común, el Lord Comandante Jeor Mormont. jefe del primero y padre del segundo, el “Viejo Oso” regaló su espada, Garra, a Jon, en agradecimiento por salvar su vida. Y aunque la nobleza de éste le lleva a tratar de devolverle el arma, Ser Jorah la rechaza, consciente de que no hizo nada para merecerla.

Gracias a su composición, de acero valyrio, Garra permite que Jon sea capaz de matar un Caminante Blanco, como vimos en el octavo episodio de la quinta temporada. Nieve repite su hazaña en ‘Más allá del Muro’, pero el resultado es ligeramente diferente al de la primera ocasión. Porque con su golpe mortal con la espada, Nieve termina con el Caminante y también con todos aquellos que le acompañan y, en ese momento, amenazan las vidas de sus amigos. Una novedad que Ser Jorah no se resiste a comentar posteriormente con el propio Jon quien, sin embargo, no parece demasiado sorprendido por el reciente descubrimiento. ¿Estará en lo cierto Ser Jorah cuando dice que quizá tengan una oportunidad si van “a por los Caminantes Blancos”?

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Gendry Baratheon
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con Gendry Baratheon

Gendry, el Filípides del Norte

“Me he preparado. Nunca supe para qué, pero sabía que lo averiguaría cuando pasase”, le dice Gendry a Ser Davos cuando va a buscarle al Lecho de Pulgas, en el episodio anterior. Bien, pues el bastardo Baratheon, entre golpes de martillo y una discreta vida en Desembarco del Rey, se convirtió en un curtido corredor de fondo que, sin haber estado antes a ese lado del Muro, realizó una hazaña digna de una epopeya de la Antigua Grecia.

Al igual que Filípides corrió sin descanso para llegar a Esparta y trasladar la solicitud de ayuda de los atenienses, el herrero es capaz de desenvolverse con soltura y decisión en un territorio hostil y frío. Su único deseo es cumplir con el encargo de Jon Nieve, llegar al Muro y enviarle un cuervo a Daenerys detallando la situación en la que se encuentran. Como el héroe griego que terminó inspirando la Maratón, Gendry cumple con su cometido, aunque sin componentes espirituales de por medio. Si su hazaña es reconocida por Jon Nieve, cuando lleguen los buenos tiempos, solo lo saben Benioff y Weiss, los creadores de ‘Juego de Tronos’.

Imagen de Benjen Stark, hermano de Eddard Stark vital en el último episodio de 'Juego de Tronos'
Imagen de Benjen Stark, hermano de Eddard Stark vital en el último episodio de 'Juego de Tronos'

El oportuno tío Benjen

La última ocasión en la que Benjen y Jon se encontraron, el primero partía hacia el Muro. Pero el hermano de Eddard Stark nunca regresó al que fuera su hogar y tras la aparición de su caballo, le dieron por muerto. En la sexta temporada, el tío Benjen ya fue primordial para otro de sus sobrinos, salvando a Bran y Meera del ejército que amenazaba con acabar con su vida. Fue entonces cuando compartió con su sobrino que, durante su incursión más allá del Muro, fue apuñalado por un Caminante Blanco y dado por muerto. Pero los Hijos del Bosque lo encontraron y tras hundir un pedazo de vidriagón en su pecho, volvió a la vida. Por aquel entonces se mostraba algo descontento con la obligación de ser un “no-muerto”, pero sus milagrosas intervenciones en ayuda de sus sobrinos seguramente le hayan ayudado a asumir con orgullo su propósito al otro lado del Muro.

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con varios personajes subidos sobre Drogon
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada con varios personajes subidos sobre Drogon

El dragón-bús y el plan de Nieve

De las muchas posibilidades que ofrecía la llegada de Daenerys al lugar en el que Nieve y los suyos son asediados por los espectros, debo reconocer que no contaba con utilización de Drogon como transporte público. Las leyendas sobre estas fieras criaturas, que solo se someten a los deseos de los Targaryen, nada decían acerca de su utilización como medio de transporte. Además de su madre, y “conductora”, Drogon carga con la presa capturada, el Perro, Ser Jorah, Dondarrion y Tormund. Un hombre que seguro que merece la pena escuchar cuando relate su experiencia, por ejemplo, a la guapa mujer que le espera en Invernalia.

Pero más allá del magnífico despliegue de efectos especiales que nos regala ‘Más allá del Muro’, es imposible no replantearse la trama que nos lleva hasta el encuentro entre el Rey del Norte y el Señor de la Noche. Y que arranca en Rocadragón, cuando en Nieve comparte con su anfitriona y el resto de invitados la visión que ha tenido Bran al norte de Guardiaoriente. Los recelos de Daenerys a prorrogar su pelea con Cersei, les llevan a pensar que necesitan convencer a ésta del peligro que les acecha. Y para ello lo más acertado es ir (“al lugar más peligroso del mundo”, tal y como lo describe Tyrion) a cazar un bicho y llevárselo personalmente a Desembarco.

Que personajes como Varys, Tyrion o Ser Davos, a los que se les presupone cierta inteligencia, no fuesen capaces de ver los riesgos de esta disparatada aventura resulta inexplicable. Que ninguno de ellos se plantease que incluso raptar a Cersei y plantarla en el Muro era menos peligroso, también. Pero lo más sorprendente es que ninguno fuese consciente de que, si su intención es derrotar definitivamente a un enemigo letal para Poniente, ¿por qué se enfrentan a ellos con menos efectivos de los que ya consideran escasos? ¿Pensaban encontrar un espectro solitario vagando por el bosque? Benioff y Weiss tendrán sus razones para asentar uno de los momentos cumbres de la temporada sobre una propuesta que, personalmente, resulta muy enclenque.

Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'
Imagen del sexto capítulo de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'

Dragones de hielo... ¿y fuego?

El pobre Viserion ya venía bendecido desde la cuna, todo sea dicho. Su madre le puso por Viserys, que como ella misma dice “era cruel, débil y cobarde, pero también era mi hermano. Su dragón hará todo lo que él no pudo hacer”. Hay quien no descarta que su muerte no eche por tierra aún la teoría del linaje Targaryen de Tyrion. Otros apuestan por la leyenda que dice que el dragón espectro puede ser el animal que permita volar a Bran, cumpliendo la profecía del Cuervo de los Tres Ojos “nunca caminarás, pero volarás”. Para ello, el tullido deberá “introducirse” en él, como ya hemos visto con otros animales, sin ser descubierto por el Señor de la Noche.

La transformación de Viserion en un dragón de hielo ha sido un verdadero shock para muchos de los espectadores de la serie, pero no es una novedad en el universo creado por George R. R Martin. En los libros que dan lugar a la producción de HBO son mencionados en varias ocasiones, tanto para guiar a los protagonistas, como en ‘Choque de Reyes’, como para describir el frío a lo largo del Muro, en ‘Danza de Dragones’. Sin embargo, resulta curioso que el personaje que más veces mencione a los “dragones de hielo” sea Jon Nieve, hasta en tres ocasiones.

Para los que tengan más dudas acerca de estas criaturas legendarias que congelan con su aliento a sus víctimas, George R. R. Martin escribió sobre ellas en ‘Un mundo de Hielo y Fuego’, la antología del universo de ‘Juego de Tronos’. El autor menciona “bestias colosales, muchas veces más grandes que los dragones de Valyria, están hechas de hielo viviente” y detalla que “como supuestamente los dragones de hielo se derriten cuando mueren, no se ha encontrado prueba alguna de su existencia”. Afortunadamente, Benioff y Weiss nos han resuelto la duda.

Desde Melmac
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios