La venganza del masacrado De Gea y del ninguneado Saúl (por decir la verdad)

De Gea, con tres intervenciones habituales en él, y Saúl, olvidado en el Mundial por criticar la destitución de Lopetegui, fueron las grandes apuestas de Luis Enrique y ambos le respondieron

Foto: David de Gea celebra uno de los goles de España en Wembley. (Reuters)
David de Gea celebra uno de los goles de España en Wembley. (Reuters)

Casillas; Ramos, Puyol, Albiol, Capdevila; Senna, Iniesta, Xavi, Silva; Villa y Torres. Este fue el primer once que alineó Vicente del Bosque, el 20 de agosto de 2008, en un amistoso contra Dinamarca en Copenhague, en el que España ganó 0-3 con dos goles de Xabi Alonso, que entró tras el descanso, y otro de Xavi Hernández. De Gea; Carvajal, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Thiago, Busquets, Koke; Vitolo, Morata y Silva. Este fue el primero que alineó Julen Lopetegui, el 1 de septiembre de 2016, en un amistoso contra Bélgica en Bruselas, en el que la Selección ganó 0-2, con dos goles de David Silva y al que faltó Iniesta por lesión.

De Gea; Nacho, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Koke; Isco, Silva, Iniesta y Diego Costa. Con este once debutó España el pasado 15 de junio en el Mundial de Rusia, con Fernando Hierro de improvisado seleccionador en el banquillo y un 3-3 contra Portugal, con un gol de Nacho y un doblete de Costa. De Gea; Carvajal, Nacho, Ramos, Marcos Alonso; Saúl, Busquets, Thiago; Isco, Aspas y Rodrigo. Y este fue el primer equipo que alineó Luis Enrique, este sábado contra Inglaterra en el partido de la Liga de Naciones, en el que España ganó en Wembley por segunda vez en su historia y por idéntico resultado que en 1981: 1-2. Si entonces los goles los marcaron los míticos realistas Satrustegui y Zamora, esta vez fueron Saúl y Rodrigo quienes firmaron la victoria.

Aunque es cierto que solo han pasado dos años, en Londres repitieron cinco futbolistas que estuvieron en el debut de Lopetegui, uno tan solo con respecto al de Del Bosque y también cinco con respecto al once de Hierro en Sochi. Quizás lo más curioso es que Luis Enrique solo alineó a un jugador del FC Barcelona, Sergio Busquets, aunque bien es cierto que Thiago es como si lo fuera, y solo tenía otro más en el banquillo, Sergi Roberto, que entró en los últimos minutos. Por contra, el asturiano incluyó en su once inicial a cuatro del Real Madrid, a saber Carvajal, Nacho, Ramos e Isco, a los que después se sumó un quinto: Marco Asensio.

Claro que la gran novedad fue la titularidad de Saúl, ninguneado en Rusia, así como la continuidad bajo palos de De Gea, masacrado durante y después del Mundial. El guardameta del Manchester United hizo tres intervenciones que, aunque no se lo crean, son habituales que las haga con su equipo. "Nos ha salvado y espero que ahora seáis críticos a su favor", dijo Rodrigo en Wembley, un campo talismán para David, pues no en vano allí ha jugado seis finales y ha ganado cinco de ellas. El partido contra Inglaterra también era una final para él y también la ganó. "El partido y todas las temporadas anteriores que ha hecho aquí. Los debates están muy bien, pero los profesionales no nos fijamos en debates. Es un número uno mundial. Dudar de De Gea es ridículo", aseguró Luis Enrique.

Volviendo a Saúl, que marcó un gol y firmó un partido muy completo, cabe recordar que fue el único futbolista que se atrevió a decir públicamente que "Julen merecía seguir con nosotros" y que "la destitución nos descolocó". "Fue algo sorprendente", confesó el todocampista del Atlético de Madrid en declaraciones a 'Televisión Española' sobre la decisión de Luis Rubiales de echar a Lopetegui. "Creo que a pesar de que puedas tener tus motivos, nosotros los jugadores ahí no entramos, no fue el momento adecuado, antes de empezar un Mundial, para cambiar de seleccionador", sentenció. Vamos, que dijo la verdad y ello probablemente le costó no jugar ni un solo minuto. Bueno, eso y que Hierro no supo ver en él lo que sí ha visto Luis Enrique y a buen seguro tenía previsto ver Lopetegui en Rusia.

Saúl celebra su gol en Wembley, el primero que marca con España. (Reuters)
Saúl celebra su gol en Wembley, el primero que marca con España. (Reuters)

De 'Casa Pepa' (con Hierro) a 'Casa Lucho'

Esto en cuanto a los jugadores utilizados, sin duda el dato más importante, pues el fútbol es y será siempre de los futbolistas. Pero ¿y en cuanto el estilo de juego? "Insiste mucho en que nos soltemos, que seamos nosotros mismos", explicó Isco antes de viajar a Inglaterra al ser preguntado por Luis Enrique. "El estilo no cambia en absoluto, pero sí nos pide que nada más perder el balón salgamos a presionar, a morder. Y a partir de ahí generar ocasiones a través de robar en el campo rival, que es donde se hace daño de verdad". Bueno, lo cierto es que la España que se vio en Wembley recuperó lo más importante: la confianza en sus enormes posibilidades futbolísticas ante una Inglaterra que venía de hacer un buen Mundial.

Durante la primera semana del exentrenador del Barça como seleccionador español me ha hecho gracia leer cosas como que "la RFEF se ha encomendado a Luis Enrique para que ponga orden en una selección que estaba patas arriba después de enlazar tres desastres consecutivos (Brasil, Francia, Rusia)" y que "enterrara vicios del pasado". Como si entre medias de las dos primeras y la tercera no hubiera habido un cambio de seleccionador, Lopetegui por Del Bosque, y una clasificación impecable para el último Mundial, en el que solo la irresponsabilidad de Rubiales de destituir al seleccionador a dos días de su inicio impidió a España hacer el papel que podía y debía. "Si cree que esto es lo mejor, nosotros lo vamos a aceptar", aseguró el valencianista Rodrigo sobre las normas del nuevo seleccionador, aunque añadió: "Tampoco podemos decir que con Lopetegui esto fuese 'Casa Pepa'. En ningún caso aquí hacía cada uno lo que quería".

Si desde su debut Lopetegui demostró que la Selección se había recuperado, no solo en lo anímico, sino también en lo futbolístico tras el desastre de la Eurocopa de Francia y el más desastroso aún Mundial de Brasil, Luis Enrique demostró en Wembley que sabe lo que tiene entre manos y que si en Rusia la Selección fue, como diría Rodrigo, 'Casa Pepa' por la evidente incapacidad de Hierro, a partir de ahora será 'Casa Lucho', pero por algo mucho más importante que unas normas, como es una idea de juego acorde a los futbolistas con los que pueda contar en cada momento y no tan definida como cuando llegaron a juntarse hasta ocho jugadores del Barça.

David de Gea hizo varias paradas de mérito en Wembley ante Inglaterra. (Reuters)
David de Gea hizo varias paradas de mérito en Wembley ante Inglaterra. (Reuters)

Si para Julen no fue fácil recuperar la autoestima del grupo con tanta rapidez, para Lucho lo más importante es dar continuidad a lo que estaba haciendo el ahora entrenador del Real Madrid y se vio interrumpido con su destitución. Cabe recordar que Lopetegui puede presumir de estar invicto como seleccionador español, pues de los 20 partidos que estuvo al frente de España, diez amistosos y otros tantos de clasificación para el Mundial 2018, obtuvo 14 victorias y 6 empates. De hecho, en partidos oficiales solo cedió un empate, contra Italia (1-1) en Turín, con un balance de 36 goles a favor y solo 3 en contra.

Además, en el camino hacia Rusia se enfrentó a selecciones de la talla de Alemania (1-1), Francia (0-2), Argentina (6-1) e Inglaterra (2-2 en Wembley), precisamente la selección y el escenario en el que debutó Luis Enrique. En el caso del asturiano el partido fue oficial, perteneciente a la nueva UEFA Nations League, y se saldó con una victoria que no solo da prestigio, sino también crédito al nuevo seleccionador y sirvió de venganza para De Gea y Saúl.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios